TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Zeugma / Danubella de -Zepol

[C:597989]

Esto se trata de mentir, pero mentir bien. Todos podemos mentir, pero no todos saben mentir tan bien para que eso que se queda como prueba de la mentira parezca real; ser verosímil. Para ello el que escribe debe valerse de todo lo que conlleve la mentira, el engaño, la confusión, la trampa, el simulacro, etcétera.

El cuento comienza con una distracción Este no es un cuento, que sirve para presentar a su personaje, porque, ¿cómo te duele lo que le pasa a alguien si no lo conoces? Después continúa de lleno con la presentación mi pequeña antepasada asesinada por los nazis. Ya comienza la maquinación.

En otras ocasiones he dicho que es de muy baja calidad literaria que el narrador utilizado por el autor opine sobre lo que pasa, y es verdad, es una salida de baja calidad. Pero este es un caso distinto: el narrador es también un personaje del cuento, por eso puede dar directamente su opinión sin más ni más:

Aquí con ironía infame delito de haber nacido judía y polaca.
Aquí con ternura Mi amada Danubella.
Aquí otra forma macabros experimentos médicos.
Aquí indirecto reflejo de un alma inocente, luminosa.

Después de la presentación hace un cambio de persona narrativa, se va a la segunda persona y le habla al personaje Danubella. Es una evocación que no veo mal. Donde veo un problema es en el siguiente párrafo, donde regresa a la tercera persona. Es un cambio descuidado. No es difícil arreglarlo*.

Los asteriscos (a veces estrellas, líneas) nos indican un cambio de alguna manera: de tiempo en la historia, de tiempo en la narración, incluso hay autores que los usan para cambiar de persona narrativa y sería un texto súper largo si pongo todos los ejemplos. En este caso, parece que es donde comienza la historia que nos quería contar el narrador/personaje y ha relegado lo otro a una presentación, un epígrafe.

En los siguientes párrafos desarrolla el personaje de Danubella. Ya sentimos empatía por alguno o algunos de los bandos, la nena de nueve años, sus atacantes (créanme, los hay) o el narrador.

Es correcto el uso de los números así barracón 34 y nueve años; los números cardinales se escriben con letras al menos que sean muy largos. Otros como los porcentajes, las fichas de un museo, el barracón y algunos más se escriben con número**.

El desenlace es un final clásico de drama, el 'aún conservo...', se en innumerables relatos que pretender ser dramáticos. Enmarcado le da un grado de veneración.

Yo hubiera omitido ese Mi padre conservaba ese trozo de papel, pienso que rompe de manera torpe con el hilado de la narración. Distinto hubiera sido mi familia ha conservado ese trozo de papel y después terminar como lo hizo, aludiendo al personaje que narra.

El tono del cuento no me agrada, es tibio. Más cerca a un extremo hubiera sido mejor: más enojo con más ternura; o menos enojo y menos ternura, sonaría irónico.

Es un cuento interesante porque ŚrespondaŚ, ¿dónde está el final?


Hay más cosas de las cuales opinar, por el momento con esas es suficiente.

Aquí el texto completo:
________________________________________________
Este no es un cuento, es un recuerdo de mi pequeña antepasada asesinada por los nazis a finales de noviembre de 1944 por el infame delito de haber nacido judía y polaca. Mi amada Danubella, mil veces te he imaginado ingresando en la cámara de la muerte. Mil veces he deseado haber estado en tu lugar.

Tu padre quería llamarte Danuta, el femenino de Daniel en polaco. A tu madre le gustaba Izabella. La pareja llegó a un compromiso, la niña se llamaría Danuta Izabella, pero sus parientes y amigos unieron sus nombres y en adelante la conocieron por Danubella.

************

Apenas descendían del tren, los niños entre cuatro y doce años eran ubicados en el barracón 34 de Auschwitz. El practicante del campo determinaba quienes irían a la cámara de gas y quienes serían segregados para servir como cobayas humanas en sus macabros experimentos médicos.

Danubella, de nueve años, no fue escogida; significaba que sería incinerada apenas hubiese disponibilidad, pues seis mil personas calcinadas diariamente eran un trabajo ímprobo aun para los organizados asesinos. En los hornos se priorizaba a los adultos considerados enemigos del régimen, a los judíos, a los polacos, los romaníes (gitanos), los homosexuales y los testigos de Jehová.

Casi un mes estuvo en el campo antes de morir. Tuvo tiempo de garrapatear un par de líneas para su familia, carta que fue recogida por los miembros de la resistencia que fuera del campo arriesgaban sus vidas para recoger la correspondencia de los prisioneros y proporcionarles algunos alimentos y medicinas.


Mi padre conservaba ese trozo de papel, sucio, grasiento, reflejo de un alma inocente, luminosa, a quien le arrebataron la vida sin deber nada. Lo tengo enmarcado en mi oficina y no puedo verlo sin tener que hacer un esfuerzo para no soltar una lágrima.

DANUBELLA, LOST BUT NEVER FORGOTTEN.
________________________________________________

(Estaba aquí: https://www.loscuentos.net/cuentos/link/597/597977/)



* Una solución sería dejar en el mismo párrafo todo lo que se dice en segunda persona (junto con la presentación, obviamente) y cambiar a otro cuando comienza la tercera; aunque hay más formas de solucionarlo.

** Aquí se amplia el tema: https://www.literautas.com/es/blog/post-10312/como-se-escriben-los-numeros-en-un-texto-literario/

Texto agregado el 03-10-2019, y leído por 160 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
06-11-2019 Le agradezco el intento de iluminarme y corregirme. Intento vano en cuanto su opinión forma parte del millón de cosas que no me quitan el sueño. NADA DE LO QUE DIGA TIENE IMPORTANCIA. -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]