TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Hipsipila / Remembranzas

[C:598776]

La puerta de la casa familiar evocaba numerosas escenas de otros tiempos, de aquellos días de la niñez.
Nítido era el recuerdo de las ocasiones en que volvía del colegio con hambre, a mediodía, y el olor a potaje me detenía de pequeña en el umbral.
- Entra- me pedía mi padre.
-No. No entro. Huele a potaje.
- Que entres te digo- insistía el progenitor.
- He dicho que no, que no me gusta esa comida. Apesta- persistía la niña que fui.
- Como salga...- amenaza el padre, encaminándose a la puerta.
La escena siguiente , un tanto cómica, muestra a la pequeña escapando hacia el pueblo , huyendo de su enfadado papá, que corre tras ella.
Los días soleados me gustaba comerme el postre a la puerta.
Me sentaba en el umbral, peinada con mis habituales trenzas largas, como una muñeca.
- Para mí- me sorprendía la tía Lola, usurpándome el plátano de las manos.
La pequeñaja , muda de asombro, quedaba con un palmo de narices, mientras veía cómo mi tía engullía mi fruta en dos bocados.
- No hay que comer el postre en la puerta- me aconsejaba, sonriendo burlona.
El portalón tenía al lado izquierdo una gatera.El primo Manuel , que vivió un año con nosotros , corría hacia el agujero cuando presentía por el ruido del camión el regreso de papá.
- Ricardo, Ricardo- coreaba con voz infantil, todo entusiasmado , con su carita pegada al agujero.
Hablaba con el tío Luis a través de la gatera, tras oír el sonido del coche aparcado a la puerta, para solicitarle que lo llevara con él de viaje.
- No, pichanegra. No te llevo.
Y el pequeñín, decepcionado y lloroso, se quejaba a mamá:
- Está loco tío Luis.
- Ya, ya. Porque no te lleva- decía mamá , riéndose.
Sentados en el poyo y en sillas de enea, la familia y los amigos tertuliaban en las tardes de buen tiempo. En invierno los corrillos tenían lugar en torno a la lumbre, donde se asaban manzanas, castañas, chorizos...
Pegar la hebra era el modo habitual de pasar el rato en aquella España rural de antes del televisor, el teléfono e Internet.
Muchas vivencias se desenvolvían a la puerta, aquella gran puerta verde que daba al zaguán de rollos.


Nota: Combino 1 y 3 persona intencionadamente.


Texto agregado el 16-11-2019, y leído por 73 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
17-11-2019 Y esa gran puerta, hoy estará cerrada como muchos hacen, ya no es la seguridad de antes. Pero nadie te quitará esas vivencias hermosas. Un gran abrazo. MujerDiosa
17-11-2019 a pesar de algunas palabras que tendré que buscar, tu historia me deja con una sonrisa nostálgica ante tan bellos tiempos, más bellos aún a mis ojos, hoy que estoy inmersa en una locura social en donde ya no te sientes segura en las calles, en tu lugar de trabajo ni en tu propio hogar. Un abrazo, sheisan
17-11-2019 Lindos recuerdos. Y muy buena tu manera de usar la tercera persona para hablar de vos misma. Estuvo entretenido el relato. Vaya_vaya_las_palabras
17-11-2019 Nostálgico texto. Una pena que no te gustaran los potajes. Me encantan!!! La tecnología también!!! Un abrazo. Clorinda
16-11-2019 Y en esos tiempos sin la tecnología de hoy no sólo en España era como lo describes, por estas tierras americanas del sur también era igual o muy parecido. También me gusta rememorar, pero aunque ya estoy un "poco" viejo no reniego de lo moderno, la actualidad me contagió su enfermedad. Un abrazo,. vicenterreramarquez
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]