TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / SIGMUND FREUD Y LOS PERROS

[C:598891]



Sigmund gustaba decir que los perros tenían una innata capacidad para discernir a aquellos que brindaban amor y los que “donaban” odio, cosa que para los humanos era algo imposible, ya que eran propensos a confundir ambos sentimientos. En una carta que le escribe a su ex paciente Marie Bonaparte, la cual tenía un perro Topsy sobre el cual había escrito un libro que fue traducido al alemán por Sigmund y su hija Anna, Freud le decía lo siguiente:

“…y consigues explicar los motivos de que se pueda querer a un animal como Topsy (o Jofie, el perro de Freud) con tanta intensidad; se trata de un afecto sin ambivalencia, de la simplicidad de una vida liberada de los casi insoportables conflictos de la cultura, de la belleza de una existencia completa en sí misma. Y sin embargo, a pesar de todas las divergencias en cuanto a desarrollo orgánico, el sentimiento de una afinidad íntima, de una solidaridad indiscutible. A menudo, cuando acaricio a Jofie, me he sorprendido tarareando una melodía que, pese a mi mal oído, reconocí como el aria de Don Juan.”

“Prefiero la compañía de los animales a la compañía humana. Son más simples. No sufren de una persona dividida. El animal es cruel, salvaje, pero jamás tiene la maldad del hombre civilizado. Ésta es la venganza contra las restricciones que esa sociedad les impone… Mucho más agradables son las emociones simples y directas de un perro al mover su cola, o al ladrar expresando displacer. Las emociones del perro nos recuerdan a los héroes de la antigüedad. Tal vez sea esa la razón por la que inconscientemente damos a nuestros perros nombres de héroes como Aquiles o Héctor.”

“Un paciente me contó que tenía una perra de mascota, y que cada que su padre llegaba de trabajar, ella corría a besarlo, subiéndose al mueble; pero una vez la perra, que se disponía a recibir como siempre a besos a su padre, se bajó del mueble y no volvió a celebrar más la llegada de su amo de esa manera. Cuando descubrieron que su padre tenía una amante, y los abandonó por ella, entendieron por qué la perra había cambiado tanto.”

«Los perros aman a sus amigos y muerden a sus enemigos; muy diferente a las personas, que son incapaces de amor puro y siempre mezclan el amor y el odio.»

–Sigmund Freud

Texto agregado el 23-11-2019, y leído por 52 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]