TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / atolonypico / Historias de mi calle. Trece. Dentro y fuera.

[C:599115]

Entonces allanábamos lo que nos daba la gana. Se podía decir que la única gente libre del país éramos nosotros. En cuanto se hacía uno mayor entraba en fase de esclavitud, pero hasta aquel momento se saboreaban las mieles de la libertad. Las normas jurídicas para nosotros no existían. Al abandonar la genialidad infantil era cuando se necesitaban. De tal forma, siguiendo aquella lógica, no se trataba de adolecer nosotros: andar faltos. Era todo lo contrario: conforme avanzábamos en edad se hacían necesarios aquellos bastones que eran las normas. La vida en sociedad, con todas sus gabelas, era el retroceso, el principio del fin, si bien con una etapa intermedia de locura.
Aquella despiedad se compensaba con las buenas entrañas propias y casi consustanciales de la y a la adolescencia. Pero, por lo demás, como en todos los sitios, llegó el momento en que los allanamientos empezaron a ser de morada, de la pérdida de la inocencia y el instante preciso en que no se toleraban. Y así fue cómo el mundo lo empezó a ser de puertas cerradas. La calle dejó de ser un paraíso de libertad empezando a ser "fuera". Y a la gente, desagradable el ser "de fuera".

Texto agregado el 04-12-2019, y leído por 93 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]