TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / vejete_rockero-48 / ¡No estamos en guerra hijo de puta! (Basado en hechos reales)

[C:599151]

Una agotadora caminata de doscientos treinta kilómetros, atravesando las áridas pampas del Tamarugal, realizaron representantes sindicales y habitantes de los pueblos originarios del norte de Chile. Esta actividad tendría como propósito entregar a las autoridades gubernamentales, una serie de petitorios para restablecer el dominio sobre los recursos naturales del desierto chileno. Hace más de tres décadas que estos bienes son saqueados indiscriminadamente por industrias extranjeras que avala el gobierno.
Descendientes directos de etnias ancestrales, entre ellas aymarás, changos, diaguitas y atacameños, vencieron el insoportable calor para arribar al puerto de Iquique el 21 de noviembre de 2019.
Aquella multitudinaria peregrinación comenzaría en la plaza pública de la localidad de Colchane (Frontera Chileno Boliviana a 3.700 metros sobre el nivel del mar) para luego dirigirse a los pueblos aledaños en busca de apoyo; desde Camiña, Huara, y Pozo al monte se sumarían más de cuatrocientas personas.
Desconozco cuantos días tardaron en llegar a la ciudad, pero observar aquella inmensa Whipala (Bandera de los pueblos originarios) que orgullosa encabezaba la masiva convocatoria, bajar junto a los pampinos por el cerro Tarapacá, emocionaba.

A las siete de la tarde en playa Cavancha, fuerzas de orden público rodeaban a los manifestantes impidiendo su libre transito hacia la universidad, en donde eran esperados por cientos de estudiantes.
Desde mi posición entre la multitud conté nueve carabineros (policías chilenos) montando sus motocicletas; junto a ellos una treintena de agentes anti motines, y a un costado de la ruta principal, dos carros de asalto, "el guanaco" (carro lanza agua), y "el Zorrillo" (carro lanza gases lacrimógenos).
_ ¡K´alatakaya!_ Gritó Lilibeth Choque, comunera del movimiento pampino.
_ ¡Huarikasaya!_ Respondimos todos al unísono, comenzando a brincar jocosos ondeando múltiples banderas al viento. En segundos un océano de coloridas Whipalas bailaban alegres junto a banderas de la nación mapuche.
_ ¡K´alatakaya Huarikasaya!_ Cantábamos desafiantes cuando los carabineros comenzaron a caminar hacia nosotros.
_ ¡K´alatakaya Huarikasaya!_ Los carros policiales silenciosamente tomaron posición.
_ ¡K´alatakaya Huarikasaya!_ Nadie parecía dispuesto a retroceder un centímetro frente a la amenaza de la fuerza armada del gobierno de Sebastián Piñera. Y para ser franco; en ese momento pensaba en qué si mi amada "Puchu" (mi madre, quién viviera la violencia del golpe de estado ocurrido en Chile el año 1973) me viera aquí, le daría un ataque de pánico. Sonreí al ver a los carabineros avanzar protegiéndose con sus escudos y preparando las escopetas anti disturbios.
El potente chorro de agua que sorpresivamente lanzara uno de los carros blindados, derribó a los portadores de la gran whipala; ellos fueron los primeros en caer.
_ ¡¡¡K´alatakaya Huarikasaya, esto es una protesta pacífica hijos de puta!!!_ Gritó alguien ante el inminente choque frontal con la policía.
Entre la cacofonía de escopetazos y chillidos de quienes eran golpeados por las cachiporras; entre el terror causado por el chorro de agua que derribaba manifestantes como si fuesen muñecos de trapo, un macabro sonido comenzó a destacar. Terribles explosiones provenían de los cañones de "el zorrillo"; aquel vehículo escupía a los cielos cilíndricas granadas, y estas dibujando rápidos espirales caían entre la multitud que aun saltaba y cantaba a pesar de los golpes. Las ardientes municiones explotaban expandiendo una tóxica nube de humo que lentamente comenzó a inundar el ambiente. En menos de cinco minutos la turística península Cavancha quedó sumergida bajo una temible niebla color dorado, varios pampinos presentaron al momento ceguera y vómitos.
Desorientado y a tropiezos corrí en dirección del estadio "Tierra de Campeones" buscando alejarme de la policía y del gas; pero a cien metros caí al suelo presa de las nauseas y de una incontrolable tos que sofocaba mi pecho.
Creo que perdí el conocimiento por algunos segundos, y al recuperar la conciencia vi a una mujer acercándose desde aquel puñado de personas que aterrorizadas y a la distancia observaban el actuar de carabineros. La desconocida agachóse a mi lado comenzando a limpiar con agua fresca y con sumo cuidado mi rostro; sonreí agradeciendo el gesto, pero no pude abrir los ojos que se habían transformado en dos lagrimosas y rojas costras ulceradas. Ella (Una señora de unos 60 ó 65 años) lloraba al mirarme con ternura.
_ ¡K´alatakaya Huarikasaya!_ Dijo con su mirada colmada de lágrimas, y tras dibujar una sonrisa en el rostro, tomó la bandera whipala que yo había dejado caer para comenzar a caminar desafiante en dirección de la policía.

Ahora al escribir estas memorias pasado algunos días de este nefasto acontecimiento, es imposible no emocionarme al recordar que en aquella tarde rebosante de golpes, gases tóxicos y abusos desmedidos; todos quienes estuvimos allí; ya fueran pampinos e iquiqueños, blancos y morenos, hombres y mujeres, familias, amigos y desconocidos; eramos solo uno en contra del dictatorial y corrupto gobierno de Sebastián Piñera.
¡Viva Chile mierda!

De la lengua Aymará
K´alatakaya Huarikasaya = Rompe la piedra, tiembla la vicuña.
Grito andino que expresa la fuerza del viento altiplánico, capaz de romper la piedra y hacer temblar con su fortaleza la ferocidad de cualquier animal.


Texto agregado el 06-12-2019, y leído por 174 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
23-12-2019 Ricos matando pobres tradición de Biombo, en la mentira de los poderosos aquí mis cinco Pentagramas_5_ Juan_Poeta
11-12-2019 Siempre hay y habrá intereses divididos. Lo que no se puede negar es la necesidad de una patria más justa y digna para todos. Por cierto, cuando se trata de bravura, Uta que son bravos los chilenos!!!. Saludos y felicitaciones por tu relato. sheisan
07-12-2019 Muy buena narrativa y bueno es protestar ante las injusticias. No conozco bien la política chilena, pero creo hubo elecciones y ganó la derecha. Se habla hay intereses bolivarianos en desactivilizar la zona. Espero no conviertan Chile en otra Venezuela. Un abrazo. ***** grilo
07-12-2019 Tanta injusticia nos ronda, tantas lágrimas se exprimen, llegara un dia la justicia de Dios para dar paz, y amor, todos somos hermanos y tenemos derechos igualitarios. Te abrazo amigo mio.***** BESOS Lagunita
07-12-2019 Lamentable represión a un justo reclamo. No bajen los brazos! conmovedor relato que muestra con crudeza el sufrimiento de un pueblo desplazado salvajemente. Abrazos. Clorinda
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]