TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gsap / En el borde externo del universo.

[C:599492]

Se sentó a observar el universo, en la cornisa más diminuta de su borde externo. Desde allí, el tiempo iba y venía, el presente se abigarraba con el futuro y el pasado, bueno, el pasado atormentaba los momentos y cada uno de los "ahora", salpicaba el alma con imágenes vestidas de sentimientos.

Catorce años atrás, decidió que era momento de cumplir el sueño de su vida, era el momento perfecto y todas las condiciones estaban dadas.

Cerró sus ojos por un instante, fue un leve pestañeo...

El futuro se apareció, quince años después, ad portas de jubilar, ¿qué quiero hacer ahora?, tengo muchas opciones, ¿sueños? no, ya no hay sueños, a esas alturas comprendía que los sueños se deben asir con fuerza y no dejar que se escapen, por lo tanto no hay sueños, sino realidades.

Cerró los ojos nuevamente... comprendió que cada parpadeo la hacía cambiar de época, ver otro momento de su vida.

Llegó el presente, existencialista como siempre, tal vez más que nunca. ¿Qué habría sucedido si...?, pero no cree en arrepentimientos, sabe que si en algún momento tomó una decisión fue porque creyó que era lo mejor en ese instante y bajo ese contexto. Mira a su alrededor y ve otras realidades en la tranquilidad más absoluta, sin embargo en su fuero interno, aún ronda la ilusión, aquella que ya debiese haber fenecido hace tiempo.

Cerró los ojos y nueve años antes se estaba rompiendo el corazón, fue tan estruendoso el estallido que se quedó sin palabras y perdió la audición, no quiso o no pudo seguir oyendo, no entendía o no quería entender y aceptar la realidad ¿por qué habría de ser tan difícil?...

Permaneció un buen rato con los ojos cerrados, esta vez manteniendo la atención en su respiración, inhalaba y recibía energía positiva del universo, exhalaba y botaba todo aquello que no le servía... tanto se relajó que perdió el equilibrio y se resbaló de la cornisa, intentó agarrarse con uñas y dientes, sin embargo no pudo y simplemente se dejó ir, con la mente en blanco y los ojos cerrados, flotando, sin tiempo, sin espacio... a ratos abría los ojos y gritaba ¿por qué no?, acto seguido se dejaba llevar, acariciada por el universo, en un vuelo que mágicamente se volvió eternidad.

Texto agregado el 27-12-2019, y leído por 161 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
14-02-2020 inquietante, me recordaste el cuento de Ray Bradbury Una noche o una mañana cualquiera, en el final dice "nada arriba, nada abajo, mucha nada en el centro, y Hichcock que cae en medio de esa nada, hacia una noche cualquiera, hacia una mañana cualquiera" cafeina
12-01-2020 Muy bueno. Una vuelta en el tiempo nunca viene mal aunque la cornisa agravó las cosas. Abrazos. Clorinda
11-01-2020 Excelente. glori
11-01-2020 ¿Acariciada por el universo?....Al menos no era maltratada...lo eterno será siempre terso...y se ha de sentir amada. za-lac-fay33
30-12-2019 Hermoso texto.Original y muy bien desarrollado el paso del tiempo. jaeltete
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]