TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / grilo / Memoria de elefante

[C:599945]

Memoria de elefante

El río Urulanthanni en el sur de la India es especial porque los elefantes aquí pueden estar sin perturbaciones, pero eso también significa que los animales quedan a su suerte si algo les sucede.

Un día, cuando la manada de elefantes cruzó el río, un pequeñín dio un paso equivocado y cayó en un pozo. El elefante bebé intentó desesperadamente salir del barro.

Pero cada movimiento empeoraba su situación, y fue cuando comenzó su terrible experiencia.

Cuanto más intentaba salir el pobre elefante del pozo, su peso hacía que se hundiera más en el barro. Como los elefantes son animales increíblemente leales y no abandonan a sus familiares hasta la muerte, la manada se quedó con él.

Entonces el agua comenzó a subir.

El pequeño elefante comenzó a entrar en pánico,sabiendo que el aumento del agua significaría una muerte segura. La manada también lo sabía. Pero los miembros de la familia de esta cría eran tan pesados que no podían ayudar a su pequeño sin resbalarse y quedar atrapados en el barro. Amén de aplastarlo.

Pronto, hubo otro peligro.

El sol estaba cada vez más alto y empezaba a hacer un calor extremo. Aunque un elefante generalmente está acostumbrado a ese calor, esta era una situación excepcional, porque el pequeño elefante estaba sumamente agotado y el sol ardiente en su piel era casi imposible de soportar.

El elefante bebé comenzó a perder el conocimiento.

La manada ya no podía seguir viendo el sufrimiento de la pobre criatura, entonces los elefantes mayores de la familia tuvieron una idea: levantaron sus trompas y comenzaron a pedir ayuda tan fuerte como pudieron, esperando que alguien viniera. ¡Y de hecho, unas personas escucharon el ruido y se apresuraron a la escena!

Había llegado el momento de actuar con rapidez.

La gente del pueblo más cercano había escuchado el sonido de los animales y se apresuró a la escena lo antes posible después de varios intentos de la manada de elefantes para llamar la atención sobre la peligrosa situación en la que se encontraba uno de los más pequeños de la familia. Una vez que llegaron, se dieron cuenta de que tenían que actuar rápidamente. ¡El elefante bebé exhausto había estado dentro del pozo por horas!

Pero, ¿cómo podrían ayudar?

Lo primero que pensaron las personas que llegaron al rescate fue que los animales peligrosos del área podrían representar una amenaza para ellos. Después de todo, ¡se encontraban en medio de la naturaleza salvaje! Sin embargo, cuando más personas se unieron al equipo de rescate, se sintieron más seguros.

Una carrera contra el tiempo estaba por comenzar

Los rescatadores comenzaron a liberar al pobre y agotado elefante bebé del barro con sus propias manos.Pero eso resultó ser más difícil de lo esperado. Mientras que el pequeño usaba la poca energía que le quedaba para salir del pozo, algunas de las personas que estaban allí sabían que necesitarían ayuda adicional. ¡El elefante bebé era tan pesado que necesitarían una excavadora!

Pero el tiempo corría sin piedad.

Después de una larga espera, llegó la excavadora. Por ahora, todas las personas en el lugar habían tomado una posición específica para evitar errores, ya que esta tarea debía coordinarse sabiamente. Cualquier movimiento podría tener un final fatal. Tanto el barro como la manada de elefantes en pánico eran un peligro constante durante la operación de rescate.

Luego, la elefante madre se acercó al grupo de personas

Aunque los elefantes sabían claramente que debido a su peso, estarían en gran peligro si se aceraban al pozo para ayudar a los humanos, ¡la madre del elefante parecía haber reunido suficiente coraje para ayudar! Las horas pasaban.

Ahora era una cuestión de vida o muerte.

La madre del elefante no había demostrado su valor en vano. Poco a poco, el pequeño comenzaba a salir del pozo, a pesar de estar exhausto. Los rescatadores, el excavador y la elefante madre ayudaron a evitar que se rindiera y pudiera salir del barro. Con su madre tan cerca, el pequeño elefante se volvió a llenar de esperanzas y fuerza.

¡Y luego sucedió!

Increíble pero cierto: ¡Después de dos largos días, los rescatadores finalmente lograron ayudar al elefante bebé a salir del pozo! Con la ayuda de una excavadora y la elefante madre, los humanos cogieron al pequeño con todas sus fuerzas y lo llevaron a la manada, que, por supuesto, seguía esperando desesperadamente que el miembro más pequeño regresara con ellos. Habían tenido éxito justo a tiempo.

Sin embargo, el rescate significaba algo en lo que nadie había pensado.

Los elefantes, que habían estado tan cerca de estas personas durante el rescate, debían seguir adelante, por supuesto. Era hora de decir adiós.

Tan pronto como el elefante bebé regresó felizmente con su manada, los elefantes partieron nuevamente. Los rescatadores tuvieron que mirar con el corazón encogido mientras el pequeño y su familia desaparecían lentamente en el horizonte.

¡Y entonces sucedió lo increíble!

Ninguno de los rescatadores hubiera esperado esto: justo antes de perder de vista a la manada, los elefantes se dieron la vuelta, levantaron sus trompas y comenzaron a trompetear, agradeciendo a la gente de la aldea. El concierto se pudo escuchar en toda la zona.

Ciertamente no es sorprendente, porque los elefantes son animales leales e increíblemente inteligentes que comparten muchas emociones humanas. ¡Entonces, los rescatadores del elefante bebé pueden estar seguros de que su manada nunca olvidará su buena acción!

(Comparto esta historia real)




Texto agregado el 27-01-2020, y leído por 88 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
28-01-2020 Impresionante!!, la conducta de los animales siempre nos sorprende favorablemente, no podemos decir lo mismo de algunos humanos, (no los de tu relato, que estos si, se comportaron como lo que son...humanos)+++++ ELISATAB
28-01-2020 Mi estimado Paquidermo. Bien recuerdo cuando te rescatamos. Estuvimos colaborando toda la comunidad de cuenteros que te apreciamos. La excavadora no era mía. Tuve que alquilarla. Me lo debes. Pero me conformo con un Tartar de lomo de atún rojo con aguacate, y una sangría con cava. Ah, y espero que hayas aprendido la lección. -ZEPOL
28-01-2020 Siempre ponderamos a los animales como 'inteligentes' cuando a nuestro entender sobresalen en sus actitudes o acciones. Sin embargo, nosotros, que nos creemos la especie prevalecente en el planeta, somos los que estamos dejando la gran cag... -suspiro- reyes de la imbecilidad es lo que somos y el tiempo lo está demostrando. Un abrazo, sheisan
28-01-2020 —Muy interesante como a una noticia real, pero escueta en los medios, en muy buena forma narrativa le agregaste humanidad generosa y animalidad agradecida. —Un abrazo. vicenterreramarquez
28-01-2020 Sevillano no puedo más que felicitarte por la historia tan bellamente escrita, de tanto contenido humano, gracias me has endulzado el martes con mis animales preferidos. Besito desde Argentina. ***** sensaciones
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]