TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / curufmapu / La Plaza

[C:600149]

La plaza del pueblo ya no es la de antes, ni sus tardes-noches de verano son las mismas. Es lo que reflexiona Isabel, asomada a la ventana de su casa de toda la vida – a una cuadra de la plaza- mientras siente el perfume suave y crepuscular de los don diego de la noche.

En su juventud, ella y sus amigas acostumbraban pasear por las calles tranquilas que circundan la plaza de armas. El recorrido era más o menos el mismo todos los días y la gracia era cruzarse y coquetear con el grupos de chiquillos que , por su parte, hacían el mismo circuito pero en sentido contrario. A veces, cuando sus padres estaban de pago – la mayoría trabajadores de la fábrica local- las chicas pasaban por la fuente de soda a tomar refrescos y escuchar los hits de Luis Dimas, Danny Chilean o Cecilia. Aquella música descomplicada les producía un sentimiento citadino que las hacía sentir coraje y deseos de salir al mundo, algún día.

Isabel, desde su ventana y con la nostalgia viva por el aroma floral, se aflige al pensar cómo la otrora pintoresca y particular plaza de su pueblo es ahora una de tantas, con la identidad disuelta por la estandarización urbana, remodelada a petición de nadie y a conveniencia de las autoridades de turno. Siente pena de cómo potentes focos vuelven día la noche y redundantes guirnaldas de luces estrangulan los añosos troncos de tilos y palmeras. No entiende y lamenta cómo un enorme parlante vomita cacofonías hasta altas horas de la noche, perturbando con insolencia el sueño de vecinos ,aves y otras pequeñas pero no menos importantes criaturas de Dios.

Se pregunta si sus vecinas comparten este sentimiento de malestar y pérdida, si extrañan del mismo modo la luz tenue de los faroles plagados de polillas pululantes o los veranos en que la única música que se oía en la calle era el eco de la rocola de la fuente de soda o si, al igual que ella, se sienten demasiado solas al asomarse por la ventana y recordar lo que fue, y lo que no.

La noche es fresca y agradable, a pesar del bullicio de la calle siguiente. Isabel aspira una vez más los efluvios del jardín y antes de irse a dormir se propone a sí misma retomar los vínculos con sus antiguas amigas del barrio. Les propondrá hacer una recopilación de fotos juventud y reunirse a escuchar los vinilos de la Nueva Ola. Tal vez un malón, si da el ánimo , y tal vez elaborar un plan para hacer desaparecer el parlante infernal, si da el valor.


Texto agregado el 09-02-2020, y leído por 47 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
09-02-2020 —También añoro esas plazas de antaño, a veces en mis cuentos ocupan un lugar y creo que aún hay algunas que conservan ese ambiente en barrios que muchos llaman antiguos. —Si organizas un malón, desde ya me inscribo con una botella de pisco y otra de coca cola. —Un recuerdo y un abrazo vicenterreramarquez
09-02-2020 En noviembre del año pasado escribí un pequeño texto que titulé ' lo que quiero difiere de lo que vivo'. Y aúnque el tuyo se mantiene lineal, mientras que el mío se decanta por otro derrotero, ambos tienen un mismo grito. Una misma queja, sin la fuerte final intención que sugiere el tuyo. Felicito tu forma de escribir y tu línea de pensamiento. peco
09-02-2020 Es un bello recuerdo que se añora. Hoy pienso, todo ha cambiado al paso de los años***** Ojalá puedan vivir otras experiencias que les traiga el recuerdo. Un abrazo Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]