TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / vejete_rockero-48 / Enjabónate bien el pescuezo.

[C:600234]

Milán.
Año de nuestro señor 1.512

_ ¡Vamos que ya estamos cerca!_ Gritaba Francesco mientras corría, animando con ahínco a las dos docena de personas que con dificultad lo seguían.
_ ¿Estás seguro que él podrá ayudarnos?_ Respondió Filipo agotado y sin aire; aún así mantenía el férreo tranco del líder_ ¡El padre Florentino dice que es el fin de mundo!_ Clamó asustado, transpirando copiosamente.
_ ¡Leonardo!... ¡Leonardo!... _ Chillaba Francesco cuando tras girar por una pronunciada pendiente que se alejaba del pueblo, encontrose de frente con la morada del famoso personaje que a esa hora trabajaba con un cadáver.
Por su parte; desconociendo el drama que se vivía en las afueras de la casa/taller, e inmerso en una delicada labor; el viejo sabio se encontraba agazapado junto a la camilla donde descansaba el desconocido difundo. Alimentaba con leña un gran fogón que a su vez calentaba aquella humeante marmita de bronce fundido; esta cenicienta olla contenía cera hirviendo.
Ayudado por un fuelle fabricado en cuero de carnero, el científico procedía a inyectar el hirviente líquido por las cavidades del occiso. Generalmente se usaba para este procedimiento el ano, las orejas o la nariz, y una vez secado el cerumen podría desmembrarse los restos mortales con la seguridad de obtener un perfecto molde del interior del cuerpo humano.
_ ¡Leonardo ayúdanos por favor!_ Francesco agitado irrumpió en la apestosa estancia mientras los demás recuperaban el aliento.
_ ¿Que pasa, por qué tanto alboroto?_ Respondió el viejo quitándose la mascarilla que protegía su frondosa barba.
_ ¡Un nuevo brote de peste azota nuestras tierras, han muerto muchas personas y no sabemos que hacer!
_ "Mientras pensaba que estaba aprendiendo a vivir, he estado aprendiendo a morir"_ Dijo el anciano tranquilamente, cubriendo el cadáver con un lienzo de algodón.
_ ¡No es tiempo de filosofías, es la ira de Dios! Sabemos que posees una piedra mágica, con la cual salvaste a los aldeanos de Génova.
_ ¿Piedras mágicas?_ Preguntó Leonardo sorprendido, tomándose la quijada con sus largos dedos.
_ ¡Así es! Antonella la bordadora relató a los doctores de Génova como usted le indicó la manera de recuperarse de la enfermedad. En una semana había mejorado después de frotar su cuerpo con la piedra.
_ "Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformara en fuerte"_ Leonardo meditaba sonriendo complacido. Tras unos segundos clamó dirigiéndose al grupo que esperaba _ ¡¿Harán sin dudar todo lo que les diga?!
_ ¡¡Lo haremos!! _ Repuso la asustada masa.
_ Comenzaran cortándose el cabello, dejando sus cabezas completamente rapadas, y el pelo lo quemaran junto a toda esa apestosa ropa que visten. Después darán cristiana sepultura a los muertos esparcidos por las calles; y lo mas importante de todo; irán al río dos veces al día para bañarse en las corrientes más cristalinas, frotándose por su piel la barra espumante que les entregaré_ De un baúl Leonardo comenzó a repartir fragantes barras de unos cinco centímetros de longitud. Los aldeanos no sabían que era pero podían sentir un exquisito aroma a rosas comenzando a inundar el ambiente cuando se alejaban para cumplir las instrucciones del viejo.


La temible peste negra azotaría Italia entre los años 1347 y 1350, siendo Génova, Pisa y Venecia los principales puertos desde donde el mal sería esparcido por el resto de Europa.
Un rebrote de la enfermedad acosaría el país entre los años 1629 y 1631.
No se tienen registros que contengan las fórmulas que ocupara Da Vinci para elaborar su renombrado jabón de rosas. En la actualidad los componentes sigue siendo un misterio.



Texto agregado el 13-02-2020, y leído por 69 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
15-02-2020 Una forma de narrar muy buena. Felicidades por petmitirnos gozar de tus textos. Saludos. Uleiru
14-02-2020 Muy bueno, Jorge. La manera tan cotidiana de narrar y manejar con precisión los diálogos, me ha gustado mucho. Un abrazo. maparo55
14-02-2020 Disfruté mucho de tu texto, ¡tú sabes contar una historia! y concuerdo plenamente con Elizatab. gsap
14-02-2020 Muy buena historia, enriquece. El modo en que la relatas también. Saludos, Carlos. carlitoscap
14-02-2020 Excelente texto, no excento de ironías respecto al actual 'saber'. Me gusta tu forma de narrar; pero creo que da para seguir... Tanta hipocresía en el mundo de hoy nos aleja de aquella nostálgica sinrazón de entenderlo todo. Un abrazo. navas
13-02-2020 Los ciclos de las enfermedades que han configurado nuestra historia y que lo siguen haciendo, ahora tenemos el Corona-Virus, empezamos a tener sobrepoblaciones y la longevidad es cada día más normal, por lo tanto no deja de ser una forma de selección natural, aunque suene muy bestia. Me ha gustado tu texto. ELISATAB
13-02-2020 De tanto en tanto nos azotan pestes. Vi un programa de Discovery - creo - en donde responsabilizan que la cola de los cometa nos rocía con mortíferos virus. ¿Será? Hay tanto aún por saber y conocer. Sobre Da Vinci; ídolo!! Un abrazo, sheisan
13-02-2020 me gustó, tiene un buen ritmo, es entretenido, cuentan que la peste negra la contagiaban las pulgas, fue sin duda un momento crítico cafeina
13-02-2020 —Has tocado un tema que ha sido cruel azote de la humanidad en las épocas que mencionas: la peste bubónica o negra. Se dice que el jabón de rosas de Leonardo da Vinci servía como potente desodorante para aminorar el hedor de la peste. —Hoy en el mundo moderno no estamos libres de esta espada de Damocles que son las pestes y bien lo sabemos por las noticias de cada día. —Un saludo desde Santiago vicenterreramarquez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]