TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Heraclitus / Crimen perfecto

[C:600403]

Crimen perfecto

“DEL ASESINATO CONSIDERADO COMO UNA DE LAS BELLAS ARTES”
Thomas De Quincy

El agente del ministerio público tenía un caso muy importante, investigar la demanda que los familiares de don Sebastián, mejor conocido como don Sebas, riquísimo industrial regiomontano, habían interpuesto sobre su muerte, que consideraban muy sospechosa, pues siempre había sido sano y apenas contaba con 60 años de edad. Culpaban a su joven esposa, Flor Alicia, de escasos 28 años de edad como responsable de su muerte.
El funcionario nombró al comandante Ruiz, el mejor investigador policiaco, para que esclareciera el caso.

—Señora Flor Alicia, comprenda que es mi obligación investigar sobre el deceso de su esposo dada la demanda que han interpuesto las hermanas del difunto. Empiece desde el principio a contarme los pormenores de la situación.
—Con gusto le contestaré lo que me pregunte —dijo la joven, una preciosa morena, alta y muy bien formada.
—¿Como empezó su relación con el industrial?
—Mi padre tenía una carnicería de productos porcinos y era el mejor chicharronero del barrio, desde chica aprendí el negocio. Además, como usted sabe era divorciada y mi primer marido, un verdadero inútil, pero en cuanto el sexo era un verdadero sibarita. Estudie comercio y entre como secretaria del señor Sebas.
—¿Ahí empezó el romance con él?
—No. Soy una mujer decente. El señor Sebas como jefe era salaz, lujurioso y concupiscente. Contrataba secretarias jóvenes y bonitas, las usaba con falsas promesas y después las despedía. Conmigo fue diferente.
—¿Por qué?
—Yo no le hice caso. Se encaprichó conmigo, pero, le puse como condición el matrimonio civil y que en su testamento me declarara heredera universal. Por fortuna acepto.
—Y ya casados ¿qué pasó?
—Soy una excelente cocinera, le daba de comer lo sabroso, lleno de colesterol y ácidos grasos, como chicharrones, tacos de tripitas etc., claro acompañado de finos caldos, como whisky, vinos de marca, cervezas. En las noches, eran de fuego y pasión. Cuando se cansaba lo aguijoneaba diciéndole: “qué era un tigre en la cama y el mejor amante del mundo”. Por cierto, duró muy poco el cabrón.



Texto agregado el 24-02-2020, y leído por 52 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
25-02-2020 Humor negro del fino. A propósito, donde puedo contactar a Flor Alicia. Tengo un dinerillo y a veces me dan ganas de suicidarme. Un saludo. Terryloki
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]