TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La gran cita

[C:60058]



Por fin la conocería como el alma viviente que era y cuyas virtudes se trasuntaban a través de la pantalla de su computador. Tenía en su panel la imagen capturada por una fotografía que había inmortalizado uno de los millones de gestos que podría tener aquel rostro sustentado por un cuerpo y una historia que cabalgaba briosa. Aquel día, el de la cita, se acicaló más que nunca, puesto que a nadie le gusta brindar una mala impresión, se colocó su traje menos deslucido, lustró sus zapatones oscuros, cosa rara en él y envainó sobre sus hombros huesudos la mejor camisa que encontró y como esta tenía un remiendo en las proximidades del cuello, disfrazó este inconveniente con una corbata la mar de vieja que encontró en las profundidades de su closet. Dos horas antes de lo acordado, se dirigió al estratégico punto de la cita y con una caja de caramelos en sus temblorosas manos, se parapetó a la sombra de un árbol para que el ardiente sol no le calcinara la paliducha tez. La vio venir, faltando dos minutos para la hora acordada pero no reparó en mayores detalles ya que adolecía de una miopía absurda que le impedía ver más allá de sus propias narices. A tres metros, pudo divisar una silueta delgada y de mediana estatura que le sonreía a juzgar por la albura de sus dientes. A punto estuvo de adelantar un paso para saludarla con recatada efusividad cuando un terrible movimiento de tierra, le hizo trastabillar. Afirmado al árbol protector, contempló aterrorizado que todo ondulaba como si enormes olas de cemento quisieran tragarse lo construido. Los edificios se cimbraban como gigantescas palmeras y el griterío de la multitud era un infernal coro polifónico que le hería sus oídos. El terremoto grado diez reinaba en gloria y majestad, acometiendo con furia, como si miles de gigantescos seres pugnaran por salir a la superficie. El caos duró una eternidad, quince o veinte largos minutos, durante los cuales se desplomaron algunos edificios, se incendiaron otros y la gente que gritaba y corría sin saber hacia donde ni por qué.

Cuando todo cesó, pudo ver que aún la silueta permanecía de pie frente a él. Tembloroso y exhausto por la tremenda tensión sufrida, se aproximó unos pocos pasos y recién allí pudo constatar que aquel rostro que el sólo conocía por esa diminuta fotografía, originaba graciosamente diez, veinte, cien o mil muecas más, entre ellas, la más encantadora era su sonrisa abierta y franca. Se percató entonces que era tangible y tridimensional. Y por supuesto, como todo hombre educado debe hacerlo, se acercó, le tendió la mano y le dijo: -Hola ¿como estás? Y ella, sonriente y despreocupada, asintió con su cabeza y acercó su mejilla para que se la besara. Emocionado, él acercó sus labios trémulos y depositó un respetuoso beso en esa piel blanca y lozana. Luego, mirándola a los ojos, expresó –Cuando apareciste frente a mí, te juro que sentí que todo se desmoronaba en mi interior.

Y lanzando una alegre risotada, avanzaron por entre el humo, el polvo, el gentío enloquecido y el tráfago entrecruzado de ambulancias, carros de bomberos y vehículos policiales…

Texto agregado el 01-10-2004, y leído por 220 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
04-10-2004 Totalmente de acuerdo con Ignacia...Excelente yoria
03-10-2004 Me has llevado de la mano por un carrusel de sensaciones sin pestañear. ¡Bravo! ¡Genial! mis 5* graju
01-10-2004 está muy ingenioso, muy bien escrito obviamente, impecable ortografía, todo más que bien *****, tiene humor por si algo le faltara saludos india
01-10-2004 Amena,dinámica, muy bien escrita con un desarrollo locuaz que hace leerlo con mucha dedicación. Una historia con un inicio incierto por el destino de una primera cita y un final tremendamente inesperado.. Buenísima tu narración. En el recorrido entre polvo suspendido, pánico y desorden te dejo mis cinco estrellas por mi grato momento de lectura. Ignacia
01-10-2004 jajajaja, vaya que premonición, espero que el terremoto sea solo en tu imaginación. anemona
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]