TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Kavi / Una charla con luciernagasonambula

[C:600685]

En este camino tan hermoso que llamamos vida, suele uno preguntarse el propósito de esta; es claro la respuesta nos evade quizá porque nos supera, o tal vez porque no estamos listos. Sin embargo, ante tan inmaculada consigna, tropezamos como tropieza un ser diminuto entre los bellos de tu brazo, con trivialidades más acorde con nuestra cotidiana humanidad, que bien puede, o no, gustarnos. Y de cuando en vez sorprende el simple acto de saber a alguien en el mundo, ergo: el asombro depende de la disposición. Solo cuando se ha transitado por ese enorme e inextricable “paisaje” se entiende sin llegar a ser asertivo, la complejidad del ser humano…
Vasto tejido de piel y hueso,
eres tú el recipiente,
cuidadosamente elegido
en el principio de los tiempos,
como el perfecto diletante de ese caos
llamado sentimiento;
que no pudo ser creado.
Tuvo que surgir de alguna manera utópica,
es decir, espontanea,
es decir, inesperada.

El hombre en su intento vano por controlarle recurre infructuosamente a la objetividad, pero esta es solo una ilusión, un intento desesperado que no tiene significado y cuyo propósito va en contra de todo conocimiento.
Me paro frente al espejo y aunque soy consciente del propósito intrínseco de cada extensión de mi cuerpo no hallo la respuesta a la pregunta.
El acto de sabernos aquí y ahora, responde al deseo de concedernos; como un acto de solidaridad y satisfacción, un deber moral. Pero que no obedece a ninguna obligación aun así se efectúa.
Así pues, una vez dicho esto, acudiré a una “Epifanía”, pienso yo, ella lo definiría mucho más simple, “Verdad”, que reza así: “No sé a quién dirigir mi cariño, antes que se atrofie mi calidad de amar”
Yo por mi parte siento la necesidad de ser consecuente con ello, y pienso: “El tiempo apremia, apresuraos, que el amor es solo una huella, no os quedéis con nada, que con nada partiréis; pero antes, arrojaos sin reserva, a esa tregua, que llamáis felicidad”.

Texto agregado el 16-03-2020, y leído por 29 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]