TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / grilo / La vaca (comparto)

[C:601313]

Un joven con muchos deseos de aprender, decidió ir a un monasterio en el Tibet.

Un día, su maestro le dijo_ vamos a viajar. Los secretos de la vida se aprenden mucho mejor fuera del templo. Así estuvieron andando unos cuantos días, y finalmente encontraron en un lugar triste y desolador una casa donde vivía una familia muy humilde. Les pidieron alojamiento y comida. Sin pensarlo, les acogieron y compartieron con ellos lo poco que tenían

El estudiante les preguntó como lograban subsistir allí, y el padre les contestó:

- Tenemos una vaca con la que vamos tirando. Con la leche hacemos quesos, y luego los cambiamos por otros alimentos

Aquella noche, el estudiante le comentó al maestro las ganas que sentía de poder ayudar a aquella familia

- ¿Realmente estas dispuesto a ayudarles? _ preguntó el maestro

-Por supuesto!!

- Entonces, cuando estén dormidos, tira la vaca por el barranco

El joven asombrado contestó:

- ¿Cómo voy a hacer eso? ¿qué lección es esa que dejará a esta familia en la ruina total? la vaca es lo único que tienen para subsistir...

El monje no dijo nada, dio la vuelta y se fue

El estudiante estuvo mucho tiempo pensando, y como respetaba mucho a su maestro, fue a buscar a la vaca y la asustó una y otra vez hasta conseguir que cayera por el barranco. Sintió tanta culpabilidad, que regresó a su casa, no podía volver al monasterio avergonzado

Días y días pensó en aquella pobre familia a la que había dejado sin su sustento. Así decidió ahorrar para comprarles una vaca. Se sentía tan, tan culpable...

Al cabo de dos años, después de trabajar duramente y reunir el dinero para comprar la vaca. El joven volvió a aquel lugar perdido en las montañas. Le costó reconocer la granja. Donde antes estaba aquella vieja casa, ahora había una hermosa mansión bien cuidada, con terrenos sembrados, rodeada de un cercado con muchas personas trabajando en una plantación, y hasta un pequeño pantano.

Era obvio que la muerte de la vaca había sido un golpe demasiado fuerte para aquella familia, quienes seguramente habían tenido que abandonar aquel lugar, y ahora una nueva había construido una mejor vivienda.

Se acercó al hombre que estaba sentado en la entrada de la finca, y preguntó:

- Perdone, yo buscaba información de los antiguos dueños de este terreno, una familia muy humilde ¿sabría usted que fue de ellos?

El hombre le miró y dijo

- Sí, sí, aquí siguen

- Noooo...Yo me refiero a unos campesinos que solo tenían una vaca para vender su leche y vivir de eso

- Le digo que aquí siguen

El hombre le acompañó hasta la puerta de la granja, donde se encontró a aquel hombre que le había brindado su hospitalidad años atrás. Parecía incluso más joven. El hombre lo reconoció enseguida.

- Hombre, qué alegría verle de nuevo por aquí

El estudiante lo miró y dijo:

- Hace dos años, en mi visita, fui testigo de la profunda pobreza en que ustedes se encontraban. ¿Qué ocurrió durante estos años para que todo esto cambiara?

El señor le dijo
- Pues mire usted, esa noche, después de su visita, la vaca de la que vivíamos desapareció. Al principio nos preocupamos muchísimo, ¿de qué íbamos a vivir?. La angustia y la desesperación ante el invierno que se acercaba, nos llevó a buscar otra forma de ganarnos la vida. Cambiamos con los vecinos parte de la leche y el queso que nos quedaba por harina, verduras y algunas semillas. Vimos que nuestra tierra era muy buena para plantar. Limpiamos y aramos el terreno, y comenzamos una pequeña plantación que floreció enseguida. Con el dinero que ganamos compré ganado, y con sus beneficios pudimos ampliar la casa. Nos ha ido muy bien como puede ver... de algún modo, fue una suerte que desapareciera la vaca

El discípulo estupefacto no podía dejar de admirar la gran lección que le había dado su Maestro.

Ya veis; a veces la VIDA te tira la vaca (que te ata) por el barrancooooooo...

Pd: la vaca no la tiré, me la comí (Merlín :)

Viejo cuento de no se quien...(comparto) pues tras la pandemia, se espera una crisis del carajo. Pero siempre surgen nuevas oportunidades


Texto agregado el 19-04-2020, y leído por 79 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
26-04-2020 Siempre detrás de una gran prueba de vida surgen nuevas oportunidades, esta pandemia hace ver en nuestro interior las cosas que debemos cambiar, mejorar, aprendemos a crear, además que le hemos dado un respiro a nuestra madre tierra, madre naturaleza, ella lo agradece con el buen aire, el sol que nos ilumina y la vida que resurge tras la más oscura noche. Un abrazo Grilo y otro para Merlín :) spirits
26-04-2020 La necesidad, obliga, amigo. Cuando algo se pierde o cambia, es porque seguramente vendrá algo mejor. Un cuento muy aleccionador. maparo55
20-04-2020 Así es, grilo. La necesidad agudiza el ingenio y hace " mover el culo" y espabilar. Nos saca del letargo y la indolencia. Buena enseñanza. Hipsipila
20-04-2020 Totalmente querido, siempre las crises traen nuevas oportunidades, si señor! MujerDiosa
20-04-2020 Vaca con parto me da ternero, tu cuento (comparto) me da ternura ¿que sé yo amigo que tiene que ver? pero sí... tiremos la vaca al carajo y se acabó la pandemia. Un abrazo, Carlos. carlitoscap
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]