TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / EL ASESINATO DEL BASQUETBOLISTA BAJO LA DUCHA

[C:602064]

Se habían conocido la noche antes, de casualidad, en la presentación de un evento deportivo. Ella era Carla, una modelo rubia y bella; el era Matías, un basquetbolista, de un equipo menor, lejos de las grandes competencias de ese deporte. El solo quería tener sexo con ella, y lo había conseguido, consiguió que lo fuera a visitar a su departamento. Y tuvieron una relación sexual muy salvaje y apasionada, que incluyó fetichismo de pies, y una suerte de juego sexual intenso, ella olió, lamió, besó y chupó los pies del basquetbolista, el hizo lo mismo con las tetas, el culo y todo el cuerpo de la modelo, hubo cosquillas, patadas, golpes, sexo violento, hasta la penetración. Pero aunque el disfrute y el gozo de ambos fue mayúsculo, terminó. El se quedó en el dormitorio, mientras ella fue a vestirse para irse.
Carla se puso los guantes negros, y tras hacerlo, abrió un bolso, del cual extrajo un cuchillo muy largo y filoso, en realidad era uno de esos cuchillos al que se denominan machetes. Sostuvo el cuchillo con la mano derecha, mientras con la mano izquierda, agarró un Queso. Con el cuchillo en una mano y el Queso en la otra, Carla comenzó a avanzar hacia la habitación de Matías.
En forma silenciosa, tratando de no llamar la más mínima atención, Carla ingresó a la habitación de Matías, pero el basquetbolista no estaba allí. Carla escuchó el ruido de la ducha y se dio cuenta que Matías se estaba bañando. La asesina entonces se dirigió al cuarto de baño. Siempre con el cuchillo en una mano y el Queso en la otra.
Matías se estaba bañando y escuchó que alguien entraba al cuarto de baño. El basquetbolista corrió la cortina de la ducha, y vio a Carla, ante el, con el cuchillo y el Queso.
- ¡Carla! exclamó el muchacho - ¿Qué haces aca? ¿Qué queres ahora?
- Vine a asesinarte, Matías fue la fría respuesta de Carla.
En un rápido movimiento, Carla le clavó el cuchillo a Matías en el pecho, se lo atravesó literalmente hasta que la punta salió por la espalda.
- ¡Caaaaaarrlaaaaaa! exclamó el basquetbolista, mientras la asesina le asestaba la cuchillada.
La herida fue muy profunda, Carla sacó el cuchillo, y le asestó una segunda puñalada, aún más profunda que la anterior. El basquetbolista, con sus dos metros de altura y sus enormes pies, se desplomó sobre la pared, mientras su cuerpo descendía al piso. La asesina le asestó una tercera herida, ahora un profundo corte en el cuello, si le hubiera dado solo esa, hubiera bastado para asesinarlo. El basquetbolista quedó muerto , y su última expresión fue una mirada a su asesina.
- Queso dijo Carla, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima.
La ducha siguió corriendo, y la asesina dejó abierta el agua, mientras abandonó la escena del crimen, con una impunidad total y impunidad, dejando la puerta del baño abierta y cerró la puerta del departamento sin llave.
El hecho de que el agua siguiera funcionando sin parar, produjo que el departamento se inundará, y el enorme cadáver del basquetbolista asesinado, con sus dos metros y sus pies talle cincuenta, comenzó a flotar. Así, empezó a salir el agua, hacia los pasillos del edificio.
Cuando esto ocurrió, hacía ya algunas horas que la asesina había dejado la escena del crimen. Las vecinas de aquel piso del edificio, todas señoras ancianas, se asustaron al ver salir el agua, y pidieron al portero que fuera a ver que ocurría en el departamento de Matías, el Basquetbolista. El portero así lo hizo, y al abrir la puerta del departamento, salió el agua, y el cadáver del basquetbolista flotando, con el Queso encima.
El portero y las ancianas se horrorizaron.
- La rubia dijo el portero la rubia que salió, esa es la asesina.
- Un asesinato más de Carla, la sanguinaria Quesona Asesina dijo el Comisario Miguel, resignado, al visitar la escena del crimen - ¿Quién será el próximo deportista en ser asesinado?.

Texto agregado el 28-05-2020, y leído por 121 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
29-05-2020 En lo particular, veo que Carlos, el autor de todos estos cuentos, no sabe otra cosa que contar sobre asesinatos y quesos. Tiene un fetiche, no sé si narrativo o en su vida personal, sobre pies oliendo a queso. De tal manera que sus publicaciones me han llegado al aburrimiento. Ni siquiera es cuidadoso en la escritura, sólo escribe y tan pronto lo termina lo publica. Algo común en esta comunidad. Felizmente hay pocos escritores en esta página que valen la pena leerlos y disfrutar de la lectura. Enrique_Orellana
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]