TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / flyinghands / Sobre las elecciones al Congreso en el Perú

[C:602177]

Hablar de política es una actividad estéril. La mayoría de argumentos y comentarios esgrimidos por los interlocutores no son más que opiniones formadas sobre ideas, en el mejor de los escenarios, e ideologías, en la mayoría. Enfrentar a estas corrientes naturalmente contrarias no hace más que acaudalar con imprudencia el río del diálogo. En el Perú, este fenómeno es evidente. En lugar de promover las virtudes de la afiliación propia, se opta por satanizar al enemigo, sellando cualquier oportunidad de síntesis. En lugar de vislumbrar las necesidades más apremiantes aquí en la tierra nuestra, se alza la cabeza al cielo y se pregonan sueños tan líquidos e ilusos como un guión de Disney.

El resultado de una comunicación tan deficiente, una democracia falta de ingredientes para ser funcional, y una población que camina a ritmos históricos tan disímiles; hoy agita las aletas frente a nuestros ojos. El Frepap no solo fue la concreción de los memes y la chacota; fue, también, la voz apagada, pero siempre imponente, de las provincias; y para otros, una forma de reaccionar, con estandartes anticorrupción y mucha desinformación, a los partidos tradicionales. Nada fue una casualidad, ni una agria sorpresa.

La historia se erige siempre como el oráculo de nuestro destino. El ritmo de Lima, de esa capital tan foránea y negativamente aristocrática, está en un siglo XXI lleno de individualismos caprichosos, encerrado en una ciberburbuja de primer mundo, ignorante de una masa provincial que aún lucha por la supervivencia y sueña con educarse siquiera. ¿Cómo aspiran a que exista representación política de calidad cuando los representados, obligados a un sufragio que ignoran hasta el último día, no pueden siquiera pensar su voto?

Tenemos lo que merecemos. La política representativa es una maravilla poética: cada verso, o representante, es la condensación de una realidad enorme, increíble y surreal: de su población y su formación. Los votantes no fueron más que una luz que hoy se proyectó con nitidez sobre la sombra en la que vivimos.

26.01.2020

Texto agregado el 04-06-2020, y leído por 60 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
04-06-2020 (4/4) Sergio, tú dirás que eso se corrige con buenas políticas de educación para producir ciudadanos cultos, asumamos que eso se de, para cuando tengamos ciudadanos cultos la democracia habrá muerto y lo que emerja sea, por ejemplo, "la meritocracia". Termino con las palabras que empecé: la democracia es un mal sistema político y social. Enrique_Orellana
04-06-2020 (3/4) Esta comunidad de escritores es un poético ejemplo de un cuento democrático, uno espera gente que cultiva el buen uso del idioma y una actitud de aprendizaje y mejoramiento, y, al igual que tus deseos de tener representantes políticos de calidad, sólo encontrarás lo que tenemos. Enrique_Orellana
04-06-2020 (2/4) Las libertades democráticas dictan que uno es libre de ser un individuo culto, pero también es libre de ser un individuo bruto. ¿Qué es lo que más abunda en un sistema democrático? Pues los ignorantes, y eso no lo puedes cambiar precisamente por las libertades democráticas. Enrique_Orellana
04-06-2020 (1/4) Hola Sergio (FLYINGHANDS). La democracia es un mal sistema político y social, se engendró mal y se ha ido entablillando el tallo tratándolo de enderezar a través del tiempo. Lo único que se ha conseguido es un árbol con un tronco amorfo. ¿Quisieras representantes políticos de calidad? Malas noticias, eso nunca pasará. La razón es simple, la democracia es la dictadura del mayor número y los votantes se rigen por la libertades impuestas por la democracia: un círculo diabólico. Enrique_Orellana
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]