TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / NO LA VAYAS A DESPERTAR (cuento)

[C:602515]

Siempre llevaba la iniciativa, no le gustaba estar abajo sino arriba. Era rebelde a morir, siempre hacia lo que le venía en gana. Las mujeres la detestaban y la mayoría de hombres también. Ese era el precio por ser autentica y ella estaba pagando muy caro, pero eso no le importaba. Era fiel a sí misma y sabía guardar muy bien sus secretos. Si alguien llegaba a descubrir uno de ellos era por casualidad. Era muy reservada en todas sus cosas y una mujer de muy pocas amistades. No me explico cómo fue que se atrevió a contarme uno de sus sueños. La tarde de un domingo muy soleado me la encontré en el parque de la alameda. Después de tomarnos un par de cervezas en la taberna el pájaro verde, nos fuimos a sentar a una banca del parque donde nos daba mucha sombra porque al lado había tres samanes. Al comienzo hablamos de asuntos intrascendentes: la bolsa de valores, el clima y el fanatismo de la gente. Después pasamos a los sueños, un tema que a ella le fascinaba y a mí también. Me pidió que le contará el último sueño, de inmediato le conté cuál había sido:

-Mi último sueño fue haciendo el amor con una mujer que no conocía y ayer la vi parada en la esquina de mi casa. Yo iba a seguir contándole el sueño, pero me interrumpió para preguntarme:

-La saludaste o solo la miraste y luego seguiste de largo
-Tan solo la miré y era igualita a la del sueño, a veces pienso que del sueño pasó a la realidad. Tenía el mismo lunar en medio de la frente y un cabello negro que le llegaba a la cintura que me hizo recordar a esas diosas griegas

-Y qué más te llamó la atención de ella?

-Su mirada, pues transmitía mucho con los ojos, apenas me vio sentí que me incendiaba, pero en lugar de abordarla me fui rápido. Ella tenía por un lado una fuerza de atracción y por otro una fuerza de repulsión

-Y qué piensas hacer si la encuentras de nuevo o tienes miedo?

-Miedo no, por qué habría de tenerle si no me ha hecho nada ni yo tampoco a ella. Así que mejor esperemos a que la encuentre. Ahora dime tú que has soñado en los últimos días?

Antes de contestarme me quedó mirando fijamente, su mirada era tan penetrante, sentí que me desnudaba y me dio mucha vergüenza. Me llevé las manos a mis partes nobles para que no quedaran al descubierto. El silencio se prolongó por varios minutos, tal vez como un cuarto de hora. Me dio la impresión que estaba organizando las ideas en su mente. Ella no era de esas mujeres que hablan por hablar, seleccionaba muy bien las palabras y solo las articulaba cuando estaba muy segura de lo que iba a decir y por fin me dijo:

-Hace tres días soñé haciendo el amor contigo. Desde ayer te estaba buscando para contártelo, al despertar estaba húmeda

Antes que siguiera la interrumpí:

-Me podrías decir si la noche del sueño llovió, yo estaba en Armenia por eso te lo pregunto

-Y qué tiene que ver la lluvia con un sueño mojado?

-No lo sé se me ocurrió preguntarlo nada más, pero continúa:

-No cayó ni una sola gota de agua, pero mientras soñaba hubo un oleaje de pasión entre tú y yo, al punto que logré venirme y tú también. De mi parte lo disfruté mucho

-Bueno, me alegra que haya sido de esa manera y que lo hayas disfrutado al máximo y me hace feliz que hayas tenido el valor de contármelo porque hay mujeres muy penosas, menos mal que vos no sos de esas

-No tengo por qué callarlo, pues los sueños son muy hermosos, son como revelaciones de algo que está por pasar

-Y te gustaría que pasara en la realidad

-Si pero hay que esperar que las cosas se den, mi esposo está en Colombia, pero muy pronto viajará a Europa, hoy mismo está descansando en mi apartamento

Nos despedimos hasta otra oportunidad, a pesar que vivíamos en el mismo edificio y en el mismo piso, el piso veinte del edificio las violetas. El marido de ella era muy celoso y era mejor irnos por rumbos diferentes. Yo me fui al supermercado a comprar pastas, frutas y vino. Ella se fue muy despacio, al abrazarnos me dejo impregnado su perfume en mis manos y camisa. Tan pronto llegue al apartamento preparé unos espaguetis a la italiana. Después de comer me tomé media botella de vino Chileno. Era noche de luna llena y me pareció escuchar el aullido de un lobo como si anduviera cerca. Abrí la ventana para que entrara fresco. Luego escuché música y al fin me acosté. Me dieron las doce y luego la una sin dormir. Me levanté a tomar agua y volví a la cama. De repente ella abrió la puerta, sin decir ni una sola palabra me abrazó y me besó tantas veces que perdí la cuenta. Luego me desnudó y se quitó las diminutas prendas que traía. Su cuerpo era muy armonioso y cualquiera se hubiera sentido el más feliz de los mortales al tenerla en sus brazos. Empezó hacerme el amor. Yo estaba debajo, ella era quien me cabalgaba con unos deseos infinitos. Yo la sentía subir y bajar sobre mi sexo en ese vaivén tan delicioso a la hora del sexo. Ella era de esas mujeres que no reparan en nada y no se niegan nada a la hora de follar porque consideran que en el sexo todo está permitido. Era la primera vez que hacíamos el amor, antes solo habíamos hablado de pasión e infidelidades. Ella no había pronunciado ni una sola palabra, tan solo había dejado escapar unos cuantos gemidos, gemidos que se hicieron más intensos a la hora de llegar al orgasmo. Luego se estiró sobre mi cuerpo, pues antes estaba sentada sobre mi sexo. Me volvió a besar, pero sentí ese beso muy frío como si sus labios fueran de hielo.

Al rato entró su marido pues la puerta estaba sin seguro y en voz muy baja me dijo:

-No lo mato porque usted no tiene la culpa, ni ella tampoco

Al escucharlo quedé frío, después de recuperar el aplomo le dije:

-Entonces quién tiene la culpa, si no soy culpable ni ella tampoco

Me miró con ironía y luego me contestó:

La hijueputa desgracia, mi mujer es sonámbula, ¡por favor no la vayas a despertar!

AUTOR: PEDRO MORENO MORA
@


Texto agregado el 20-06-2020, y leído por 51 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
22-06-2020 Vecinos así, valen la pena!!! Original, querido Pedro. Un besote. MujerDiosa
21-06-2020 Tu maestra originalidad no tiene parangón, y es digna de DESTACAR. ¡¡Mis felicitaciones!! Shalom amigazo Abunayelma
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]