TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / excalibur / Calor tropical

[C:602611]

Estoy de vacaciones en un piso de una amiga que me ha dejado para poder visitar Barcelona, sin embargo no he tenido suerte. Es imposible conciliar el sueño debido al calor tropical que azota a Catalunya durante la primera semana de agosto. Ya me he duchado dos veces con agua fría. Una antes de dormir y otra a las tres de la madrugada. Es verdad que alivia el calor corporal. Pero al salir del baño, recibo una bocanada de aire reseco que me deja igual que antes. También he puesto una toalla húmeda en la cama. Tampoco da resultado pues al rato está seca. Finalmente, aburrida cogí el móvil de la mesita de noche para consultar el horario del B20. Me vestí rápidamente, metí en la mochila la toalla, la protección solar y salí a la parada justo a tiempo para subir al autobús.

Cuando llegué a la orilla del mar, todavía era de noche. De repente, recordé que no había puesto en la mochila una cosa importante. Decidí caminar por la orilla para tomar una decisión.

Llevo casi una hora caminando descalza, de un lado al otro por la orilla del mar sin decidir si bañarme o no. Fueron el sonido de las pequeñas olas, la brisa marina y la tranquilidad del mar lo que me ayudaron a tomar una determinación. Dejo mis sandalias y la mochila sobre la arena, y mirando fijamente al horizonte del mar, como si estuviese hipnotizada, comienzo a desvestirme lentamente sin obedecer ninguna norma, ley o juicio ético. Cuando el agua llega a mi cintura decido darme el chapuzón. Solo se escucha el aire que sale de mis pulmones hacia la nariz haciendo pequeñas burbujas, los primeros rayos del sol que irrumpen el lecho marino avisando a las algas, peces, medusas y algún cangrejo de mar el comienzo de un nuevo día. Cuando salgo a la superficie, alzo el puño en señal de victoria. Pienso que nuestra generación, tendría que experimentar este tipo de experiencia o locura una vez en la vida, pues se librarían de prejuicios morales establecidos. Nado unos metros más, pero tengo que parar: "Virtud, tienes que nadar más a menudo. Tus músculos empiezan a debilitarse". Decido regresar, cuando veo a un bañista poner su toalla cerca de la mía: "Con el espacio que hay en la playa, tiene que ponerse cerca de mí. Si salgo deprisa, a lo mejor, ni se entera". Ya cerca de la orilla, piso fuerte para coger carrerilla y dirigirme a mi toalla. Con tan mala suerte que el pie derecho se hundió más del tobillo y no pude seguir. El retorno de una fuerte ola, me hizo perder el equilibrio y caigo hacia atrás. Únicamente recuerdo que unas manos me cogieron mis muñecas y una vez de pie, puso el brazo detrás de mi cintura para llevar a la orilla y sentarme.
-¿Se encuentra bien?
-Si... ¿Le importa coger mi toalla? -Le indicé el lugar donde se encontraba. Estoy temblando de frío.
-Por supuesto.
Cuando regresó, me la puso encima de mis hombros. Viendo que no se me pasaba, comentó:
--Voy a traerle una cosa que le sentará bien.
Fue a su lugar y regreso con un termo. Me dio un vaso y vertió café.
Explicó:
-Es mi perdición. No salgo sin él.
-Está muy bueno -dije.
-Lo celebro.
Pasaron unos minutos en silencio. Comienzo a hablar:
-Quizás, no debí quitarme...
-Al contrario -me animó. Eres una mujer muy valiente para tomar esta decisión. De todas maneras, no creo que nadie se diera cuenta de tu presencia.
-¿Cómo que no...? -inquirí.
-Porque esta playa se llama Mar Bella y es reservada para nudistas. Dicho esto, se dirigió hacia la orilla, se quitó su bañador y se metió en el mar.
"No está mal el tipo. A lo mejor, mañana vuelvo". Pensé.




Nota aclaratoria: cuento que ha participado en el concurso literario de www.relatscurts.cat. Barcelona, abril-junio de 2020.

Texto agregado el 26-06-2020, y leído por 116 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
29-09-2020 Sensación de vida. Insisto...si tu respiración como narrador es tan amplia..tú eres novelista. Aaavedemetal
24-07-2020 Picaresco! Me sorprendió el final. Te dejo mis 5* eti
28-06-2020 Qué sorpresa agradable, un buen mozo y además complaciente e individual, me encanto tu cuento y su belleza.***** ABRAZO Lagunita
26-06-2020 Hermoso relato que habla de verano de mar y de posible idilio, tiene todos los ingredientes que hacen un verano inolvidable. (para los que aún puedan permitírselo), otros/as ya hemos transitado esa "ruta" muchas veces y ahora es tiempo de paz, pero nos gusta revivirlo a través de tus letras. ELISATAB
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]