TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Aeryn / El Gnomo Cuántico

[C:602762]

Érase una vez un gnomo con alas y gorro granate que manejaba una supercomputadora cuántica. Aprendió a manejarla con hábil maestría en Protonsaurio, a pesar de sus zarpas afiladas, hasta que un día mientras bebía licor de menta y cantaba Addio del passato, tropezó con una rata robótica y cayó desde las alturas, desgraciadamente la máquina de fusión y fisión cuántica funcionaba a todo vapor y volúmen (con mas potencia que una locomotora de vapor), se llevaba a cabo un experimento y por accidente se convirtió en un qubit. No obstante, aprendió a tomar y convivir con su propia apariencia, la apariencia de un gnomo, por un extraño mecanismo que el llama magia divina. Es que tiene sus secretos. El gnomo viaja moviendo su cola de iguana y silbando una canción, compuesta telepáticamente desde Venus: gracias a la vida, y bulerías, que ahora voy a ver, creo que ya llegó. Vendrá bien para practicar la exopolítica en buenos términos. Me viene contando narraciones fantásticas telepáticamente y está a punto de llegar en su nave espacial último modelo, que me dijo me va a encantar. Me contó que va a dar una serie de actuaciones en el circo, y luego en el teatro. Entonces el gnomo que no es otra cosa sino un bit cuántico, se sentó a mi lado y me habló de que mundo proviene.

Debo decir que lo miré como quien mira una pintura cubista, y aunque no le creía del todo sus fantasías llegó a convencerme de que no eran fantasías, cuando descubrí que era un bit cuántico y no un gnomo. -Llámame qubit- me dijo. O, si prefieres:-gnomo qubit- ¿Y si mejor te pongo un nombre?- le dije. Y fue así que lo bauticé como Huguito.

En su planeta Protonsaurio, el frío es intenso, y así sobreviven, mas teniendo en cuenta que la mayoría de sus habitantes si no son bits cuánticos, son máquinas, también cuánticas amantes del helio. Ellos tienen una vida media que va desde las horas hasta los días y otros pueden vivir muchos años, es el caso de nuestro amigo Huguito.

En comparación una cachipolla vive un día y una mariposa un mes aproximadamente, sin embargo, en teoría, Huguito vivirá más, aquí ya le preparé sus tanques de Helio, y el la pasará genial haciendo sus tareas cuánticas, además posee la dulzura de un gnomo, la fiereza de un potro salvaje, la rapidez de la iguana, mente, consciencia, y alma, y cuerpo por supuesto. Todo esto ha sido producto de la evolución que llevó sólo doscientos años en su planeta Protonsaurio. Allí todo ha evolucionado muy velozmente, y no son etéreos son físicos. Por otra parte, cuando uno de ellos muere, se realiza un funeral, entierran la máquina y dejan que su alma vaya en paz, Huguito dice que hay quienes dicen haber visto fantasmas cuánticos, otros aseguran que son solo supersticiones de los qubits supersticiosos, demuestran así cierto parecido con los humanos.

Y yo le comentaba que en mi planeta, quizá en el este del mismo, en la parte oscura precisamente, se da lo que conocemos como una "dilatación gravitacional del tiempo", que debido a la gravedad, el tiempo transcurre mas lento. Te digo, esto no es un problema para los vampiros ya que en líneas generales y en teoría no morimos.

Huguito abre bien grandes sus ojos almendrados y mueve sus orejas hacia los costados como dos antenitas cósmicas, mientras le cuento los recuerdos y vivencias de mi mundo. Es muy tierno. Desde que lo conocí supe que había otras clases y formas de vida más allá de la germinada por extraterrestres en el planeta tierra. En mi planeta Vampiland, (así le llamo cariñosamente, me parece romántico), obviamente carecemos de luz solar, y así evolucionamos y vivimos todos contentos, como toda especie que quiera subsistir tuvimos que emprender el viaje y colonizar otros planetas, entre ellos la tierra, y no fuimos los únicos que llegamos. Llegaron los grises, los azules, los verdes, y los ángeles. También en Vampiland, en el oeste se ve la parte iluminada, iluminada por un sol rojo, no necesitas que te diga que a esa parte no vamos nunca, y aunque no hay humanos si hay animales. Animalitos perdidos del rebaño que pasan sin darse cuenta a la parte oscura y aprovechamos para comerlos y chupamos su sabrosa y nada despreciable sangre. Te tiro un dato, así como susurrándote al oído: hay vampiros veganos aunque no lo creas. Oh, todo era un caos allí ahora que lo pienso a la distancia y con mas frialdad. Me encanta que compartamos información Huguito, tu me cuentas tus cosas, de tu planeta y yo del mío.

¿Sabes que extraño Huguito? en mi planeta existía un castillo, un castillo hermoso y grande, con paredes gruesas y altas, una torre, todo muy bello y lúgubre, hadas negras, brujas, hechiceras, bailarinas, pantomimas, damas y caballeros, épico lugar, donde los vampiros celebrábamos tertulias, cantos y abrazos, además de unas buenas parrilladas. El castillo cierta vez se vino abajo, sin embargo, lo trasladamos hacia otro lugar, allí lo volvimos a construir, porque es lo mismo, lo que importa es que era nuestro castillo, y en él vivimos infinidad de momentos maravillosos. Sus paredes sangraban y respiraban memoria, hasta que un día fue destruído por la malicia de un gris que le arrojó una bomba de luz (explotan fuertes, destruyen e iluminan todo). Lamentablemente dentro de él dormían Frelin, frolon y frulan, tres dragones hermosos y fuertes que lo custodiaban, es una pena, tambien perecieron unos cuantos caballos, los últimos y pocos que quedaban con vida, ya hacía tiempo los habíamos sustituído por robots y naves espaciales. Todo es parte del progreso.

-Y aquí estoy ahora, aquí estamos, mejor dicho, querido Huguito, que te cuento, ah, me olvidaba, quizá veas duendes, pueblan la tierra hace tiempo, además de otras criaturas fantásticas, aunque se esconden de miradas ajenas, son tímidos, Huguito, además de mi especie no soy la única, tu eres único mi gnomo qubit, te regalo un beso. Una preciosura.
Ahora iré a soñar a mi ataúd, digo a mi cama, hasta que vuelva a salir la luna, tan majestuosa como siempre, mientras sigues con tus tareas cuánticas y recuerda: para mi sigues siendo un gnomo muy especial.



Texto agregado el 06-07-2020, y leído por 67 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
23-08-2020 Me encanta tu fantasía. Bien. Aaavedemetal
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]