TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Heraclitus / Historia médica

[C:602792]

UNA HISTORIA MÉDICA

Amigos:
Yo soy muy respetuoso con los pensamientos religiosos de las personas, sin embargo, muchas ideas o dogmas hacen difícil el ejercicio de mi profesión como el caso de los llamados “Testigos de…”
Tengo muchos años de jubilado, pero recuerdo un caso, y se los voy a platicar:
Transcurría el año X, y yo era el pediatra de una unidad médica del sector salud. Un recién nacido presentó aumento de las bilirrubinas séricas y se puso amarillo, debido a una incompatibilidad del Factor Rh negativo, la madre era Rh negativo y el niño Rh positivo (igual que el padre).
Era necesario, entonces, cambiarle sangre al recién nacido en calidad de urgencia, pues de no hacerlo, cursaría con Kernícterus (1) (por el aumento descontrolado de bilirrubinas).
El problema fue que la suegra de la mamá por su religión tenía prohibido el uso de la sangre, por eso, no se autorizó el procedimiento.
Con la frialdad que a veces nos caracteriza a los médicos, me desatendí del asunto y seguí con mi trabajo, sin embargo, Panchita (nombre supuesto), enfermera pediátrica, se angustió por el bebé. Yo le dije: “ni modo Panchita, es la ley, es necesario el permiso dado por los padres”. Eran las 9 de la mañana.
A las 2 de la tarde, al terminar mi consulta, me tocaron tímidamente a la puerta de mi consultorio, al abrir me encontré con una mujercita muy joven vestida con la bata del hospital (la mamá del bebé) que llorando me llevaba la hoja firmada.

De inmediato (recuerden que es urgente) Panchita tenía todo arreglado, la sangre, el equipo, pero no en la sala de operaciones, sino en un cuartito escondido en la sala de pediatría. Los dos realizamos el procedimiento con éxito.
Los ojos de mi enfermera revelaban su alegría y me juro, que ella no tenía nada que ver para convencer a la mamá (cosa que desde luego no creí) y no dijimos nada (ni al director del hospital) sobre lo que habíamos hecho, para no tener problemas con la suegra. Gracias a Panchita, un alma caritativa, el bebé se curó.

1.- El kernícterus, ictericia nuclear o encefalopatía neonatal bilirrubínica es una complicación neurológica grave causada por la elevación de los niveles normales de bilirrubina en la sangre del neonato. Se debe a la acción directa de la bilirrubina indirecta libre sobre el sistema nervioso central, inhibiendo varios procesos bioquímicos muy importantes, como la fosforilación oxidativa de las mitocondrias y la síntesis proteica. (Wikipedia)

Texto agregado el 08-07-2020, y leído por 31 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
09-07-2020 Heraclitus: Cuantas historias médicas se pueden contar, mi tío médico al leer tu narración, me aseguro, que las enfermeras jefas de piso y las especialistas son las que manejan los hospitales. Una madre, sobre todo joven, como en esta historia verdadera, hace lo que sea para salvar a su hijo, pasando por encima de los mitos religiosos y de las señoras mayores que sólo dificultan las cosas. Bien por la enfermera, un alma de Dios. Felicidades Terryloki
09-07-2020 Lamentablemente esto sigue sucediendo, la religion en estos casos que en vez de unir, separa a las personas y hasta pone en riesgo la vida. jaeltete
08-07-2020 Todos, sin excepción, tenemos un sistema de creencias. Creer no es malo siempre que no atente contra las libertades y derechos de un humano. Las creencias religiosas de la suegra atentaban contra el derecho a la vida del recién nacido. Buen relato Gantenbeinn y bien escrito. Un pequeño error de tipeo en “uso dela sangre”, es “uso de la sangre”. Enrique_Orellana
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]