TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / conociendonos / Conociendo a: MCAVALIERI

[C:603419]

Página de Mcavalieri: https://www.loscuentos.net/cuentos/local/mcavalieri/

Imagen: https://drive.google.com/file/d/1PLzk4pzHMifFgxwUEC6Upa8ekQQlE6oK/view?usp=sharing

Audio: https://www.youtube.com/watch?v=X3R_E4GxMOY



¡Hola de nuevo queridos cuenteros!


Ante todo deseo que cada uno de ustedes y sus afectos se encuentre muy bien, sorteando con éxito este tiempo de dificultad.

Por mi parte, tras un largo período de silencio y espera he debido desentrañar, quitar telarañas y aceitar este nick Conociendonos (así, sin acento porque el sistema de registro no lo permite).

Les comento que para mi alegría y entusiasmo tenemos dos entrevistas ad portas, e iniciamos con una cuentera que, por fortuna, ha retornado a esta comunidad para compartirnos la calidad de sus letras. Se trata de mcavalieri quien inicia esta entrevista respondiendo más que una pregunta una petición que su antecesor Arcano20 dejó:

Escribe una frase de cualquier escritor que te haya impactado en todos los sentidos y ¿Por qué?

Tendría unos ocho años cuando leí estos versos de Borges que todavía me asombran:


Un acero entró en el pecho,
ni se le movió la cara;
Alejo Albornoz murió
como si no le importara.


...cada tanto vuelven a la memoria y todavía no puedo entender lo que es morir como si no importara.


PREGUNTAS GENERALES:


1) ¿Por favor, te describes?

1,64 de estatura, 65 kilos, pelo plateado (despeinado) y ojos marrones. Escribo con la mano izquierda aunque en la época del teclado ya no signifique demasiado y estoy en una espera constante de lo que nunca va a llegar. Tuve una infancia increíble en un pueblo de 2000 habitantes y, como dice Rosa Montero, pertenezco a los que han perdido para siempre el paraíso.

2) ¿Qué te pone de mal humor?

La falta de libertad y de autocrítica.

3) ¿Lugar favorito para descansar?

No hay mejor lugar para mí que mi casa, lo demás me agota terriblemente.

4) ¿Cómo te decían de niña?

Melita o Melinita, mi madre todavía me llama así.

5) ¿Si fueras un aroma, cuál serías?

Un aroma el de la mandarina, sigo con el pueblo pegado, ahora si hablamos de perfumes prefiero el Kenzo Flowers.

6) ¿Una canción que te entristezca? ¿Por qué?

Muchas. Me entristezco fácilmente pero sin ser depresiva, es difícil de explicar, escrito parece que voy llorando por los rincones y que todos tienen que sostenerme la mano pero no soy así, para nada. Hablo de esa tristeza que tiende a ser melancolía. Hay una canción en particular: Peces de ciudad de Sabina. Cada vez que la escucho siento que está casi todo perdido, que lo bello no vuelve más.

7) ¿Si fueras un color, cuál serías?

Prefiero el negro, la ausencia de todos los colores, lo que realmente existe cuando no llega la luz.

8) ¿Qué palabra te parece la más negativa en idioma español, por qué?

La palabra todavía. El todavía puede ser terriblemente engañoso.

9) ¿Crees que estamos solos en el universo?

No, para nada: he leído mucho a Asimov. (Sonrisa)

10) ¿Me cuentas un chiste?

—Mamá, papá, en la escuela me dicen peludo…

—¡Ay, Jacinto! ¡Nos habla el perro!

N.A: jaja ternurita

11) Finalmente: ¿Qué pregunta le dejas al cuentero que sigue?

¿Qué te conmueve dentro de la literatura?


PREGUNTAS ADICIONALES:


Conociendonos pregunta: Si tuvieras la lámpara de Aladino; ¿Cuáles serían tus tres deseos?

Pediría un solo deseo: que el genio se liberara.

Vicenterreramarquez pregunta: ¿Qué es lo que más te gusta escribir?

Gracias, Vicenterreramarquez, por tu atención. Mayormente escribo sobre gente que no está (digo mayormente porque algunas cosas son pura ficción). Escribo para no olvidar y para que los que existieron no se desintegren en la muerte. Siento que tengo que contarlos para que sigan viviendo, es una esperanza inútil pero es la única herramienta que tengo. Tuve la suerte de que mi abuela perteneciera a una de las últimas generaciones de los contadores de historias. Vivía contando su infancia, de dónde venía, cómo había conocido a mi abuelo, etc. Una vez me contó sobre Goyo, un hombre que vivía en la estación de trenes de su pueblo (distinto del mío) y que un día lo encontraron muerto en uno de los bancos del lugar. Y me acuerdo que en ese momento pensé en quién se iba a acordar de Goyo cuando mi abuela muriera y después fue cada vez más grande la pregunta: quién se iba a acordar de mi abuela, de mis padres, de mí (también me hacía esas preguntas cuando mi madre me llevaba al cementerio). Entonces los cuento camuflados en personajes, inventándoles cosas, dándoles en el papel por ahí la vida que no tuvieron y se hubieran merecido. Capaz que también se hubieran merecido que los contara alguien que escribiera mejor, pero bueno, les tocó esta persona.

Vicenterrera pregunta además: Sin dar nombre, si no quieres ¿Qué es para ti ese pueblo de dos mil habitantes donde te criaste?

No tengo problemas en darte el nombre, se llama Moquehuá y está en el interior de la provincia de Buenos Aires. El pueblo en sí ahora es lugar de muchas ausencias aunque tengo parte de mi familia y una amiga entrañable. Sin embargo, va conmigo a todos lados, por ejemplo, nunca pude vivir en un departamento: necesito tener un pedazo de pasto donde caminar. Ese pueblo hace treinta y cinco años era el paraíso, el único lugar donde fui feliz dándome cuenta. Porque decir “fui feliz” es fácil, pero decir “estoy siendo feliz, acá, ahora, en este momento” es más difícil. Y yo pude. Te podría contar de las veces que caminaba por las vías abandonadas y comía los brotes de hinojo que crecían silvestres, la polvareda de las calles de tierra y el olor maravilloso después de que pasaba el camión regador. Trepábamos a los árboles, a los techos, robábamos mandarinas de las casas abandonadas. Tomé mi primer mate una tarde de siesta y me sentí grande una madrugada en que mi padre me despertó para que viera los colores del cielo. Mientras duró, fue increíble.

Serki pregunta: ¿Son tus recuerdos material muy importante en tus poemas o creaciones literarias?

Gracias, Serki, por el interés. Sí, generalmente parto de un recuerdo, de alguna persona que conozca o de un hecho que me haya llamado la atención pero no escribo tal cual suceden las cosas, es decir, no sólo narro la realidad. Por ejemplo, tengo un texto que se llama Casimiro el incomprendido que trata de un hombre que tiene un poder: electricidad en el cuerpo (lo voy a mandar en audio). Ese texto lo inspiró un amigo que cada vez que te tocaba te daba una descarga de estática. Tomo un poco de realidad y la relleno con fantasía. Algunas cosas son nada más que ficción: tengo un par de poemas crueles que no sé de dónde vienen.

Steve solicita: Coméntame tres escritores que te marcaron como lectora. Si me dices el nombre del libro mejor...

Hola, Steve, gracias por tus preguntas.
No sé si tengo tres escritores que me marcaron como lectora, siempre he leído de todo, en casa de mi abuela había una biblioteca con libros de poetas como Rafael Obligado, Olegario Andrade, Evaristo Carriego, Oliverio Girondo, también había algo de Borges y de Cortázar. Todos ellos me parecían extraordinarios porque fueron lo primero que leí.
Te puedo decir tres libros que nunca voy a olvidar y que no estaban en esa biblioteca:

El primero seguro que te va a hacer reír: Juan Ramón Jiménez con su Platero y yo.
Paso a explicarte: cuanto estaba en cuarto grado la maestra nos dio un fragmento, el más conocido: “Platero es pequeño, peludo, suave…”
Y me quedé con todas las ganas de saber cómo continuaba la historia, durante años tuve esa espera. No era de pedir muchas cosas en casa, creo que pedí que me lo compraran una vez pero mis padres andaban en sus cosas y no lo deben haber considerado muy importante, no sé, la cosa es que recién lo leí cuando tuve unos quince años y me pareció precioso. Ningún libro me conmovió como ese, jamás, todavía hay un pasaje que me sigue pareciendo lo más bello que leí, te lo copio acá abajo:

L X I I - ELLA Y NOSOTROS

Platero; acaso ella se iba - ¿adónde?- en aquel tren negro y soleado que, por la vía alta, cortándose sobre los nubarrones blancos, huía hacia el norte.
Yo estaba abajo, contigo, en el trigo amarillo y ondeante, goteado todo de sangre de amapolas a las que ya julio ponía la coronita de ceniza. Y las nubecillas de vapor celeste - ¿te acuerdas?- entristecían un momento el sol y las flores, rodando vanamente hacia la nada...
¡Breve cabeza rubia, velada de negro! ... Era como el retrato de la ilusión en el marco fugaz de la ventanilla.
Tal vez ella pensara: - ¿Quiénes serán ese hombre enlutado y ese burrillo de plata?
¡Quiénes habíamos de ser! Nosotros..., ¿verdad, Platero?

El segundo libro fue Cuentos crueles de Abelardo Castillo. En realidad me gustan todos sus cuentos pero ese libro especialmente, me atrae mucho cómo arma los personajes femeninos.

Y el tercero es Setenta veces siete de Dalmiro Sáenz. Empezando por el prólogo, creo que el prólogo es un cuento en sí.

Steve pregunta: ¿Qué le dirías a tu yo de veinte años?

Muchas cosas: que no se apure porque hay tiempo, que no sea tan tímida porque tiene muchas cosas lindas para mostrar, que no se contamine, que se tenga fe, que siga despidiéndose de la abuela como si fuera la última vez que la ve, que esté bien atenta a eso porque un día sí va a ser la última y no se va a acordar cómo fue la despedida.

Sheisan pregunta: ¿Qué personaje de la literatura clásica te resulta admirable y por que?

Gracias, Shei, querida, por tu pregunta.
¡Ah! El maravilloso Aramis, en sus primeros tiempos, por su caballerosidad, su ingenio y todas sus contradicciones. Y ni te cuento cuando lo vi interpretado por Jeremy Irons (Sonrisa)
Y también Arturo por ser un soñador.

Erre pregunta: ¿Cuál es tu mejor metáfora?

Gracias, Erre, por tu pregunta.
Sabés que me la complicaste porque no suelo usar mucha metáfora más bien comparaciones e imágenes. Los textos de antaño se han perdido, además. Te escribo dos que son más imágenes que otra cosa pero por ahí, si las mirás con cariño, cumplen el cometido.

“aparece un Sebastián sonriente a través de las hojas manoseadas de la memoria”

“Después te moriste y ya no supe a quién contarle del ruido que hacen las polillas cada vez que me perforan.”

No son las mejores: son las que han quedado. Igual espero no haber escrito la mejor todavía.


NOTA:

mcavalieri indica que acepta y responderá preguntas adicionales. Favor dejarlas en este LV para que una vez las conteste se agreguen a su entrevista. ¡Muchas gracias a todos!

Texto agregado el 11-08-2020, y leído por 212 visitantes. (16 votos)


Lectores Opinan
30-09-2020 Un placer conocerte y leer tus escritos, Mcavalieri. walker
18-08-2020 Coincido con Cafeína. Una gran escritora que hasta el momento no conocía, y ahora tengo el placer de poder leerla. IGnus
16-08-2020 Mcavalieri, es un regalo para la página tu regreso. Sé de la tristeza que has sentido por todos los que ya no están, pero hay una oleada nueva de gente linda para aprender a conocer y querer. Los que han partido están en nuestra memoria y su recuerdo nos acompañará por siempre. Un abrazo, sheisan
15-08-2020 Gracias a todos por los comentarios. Han sido muy amables. Les agradezco enormemente el interés. Es muy buena esta idea de Conociéndonos. Aplausos para ella. MCavalieri
14-08-2020 Borges... el siempre impacta. arcano20
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]