TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / DianaCarolina72 / Los claveles rojos de Luis.

[C:603456]


Hoy les voy a contar una historia que a mí me entristeció hasta el alma, era la historia de Luis era un niño feliz, hijo único vivía con su padre y su madre en una casa grande linda y acogedora, su padre era un ingeniero muy trabajador su madre era una abogada muy exitosa todo iba tan bien parecía una familia perfecta y hasta que un día todo cambio.
María era la niñera de Luis de estatura mediana de contextura gruesa con su cabello negro y rizado. Un día como todos los días ella lo llevaba y lo traía de la escuela él se sentía muy bien con ella y la quería mucho porque ella siempre estaba allí cuando el más lo necesitaba.
Era un día nublado cuando la tragedia sucedió, Ellos iban saliendo de la escuela cuando al niño se le antojo tomar un helado, María no podía negarle porque Luis era un niño tan bueno que ella lo quería como si fuese su hijo lo había visto nacer y ya habían pasado nueve largos años, muy contento iba el saltando muy alegre cogido de su mano. Siempre le decía: ¿Tú siempre estarás conmigo verdad María? Tu nunca me abandonaras Verdad!
Así es mi niño siempre estaremos juntos hasta que yo me vuelva viejita y tú me cuidaras a mí. (Risas…)
Cuando iba a cruzar la calle una camioneta negra grande con lunas polarizadas se les atravesó y bajando tres hombres encapuchados lanzaron al suelo a María y subiendo al niño se fueron con rumbo desconocido.
Ella nerviosa, gritaba – Ayuda! Y llorando corrió a la casa que estaba cerca a la escuela, llamo desesperada a sus padres de Luis; él no está señor-dijo- ellos se lo han llevado dijo él ha sido raptado por una camioneta negra cerrada con lunas polarizadas tres hombres bajaron de la camioneta me golpearon y se llevaron al niño. Señor yo no sé qué hacer, por favor perdónenme. Por favor! Gritaba María.
La madre estaba desesperada, tranquilízate mujer le dijo su esposo la policía lo van ha encontrar, no podemos esperar mi hijo está en peligro yo no puedo estar calmada no me pidas eso. Decía abrazada junto a María. Los secuestradores llamaran y le daremos todo lo que pidan. Dale todo no me importa; perdería todo si es necesario todo pero mi hijo es lo más importante para mi sin el yo me muero, dijo su madre abrazando una foto de su hijo lloraba desconsolada, no podía creer lo que les estaba pasando.
De repente el teléfono sonó y todos se miraron y los policías que estaban allí le hicieron la seña de que conteste, el papá contesto y era la voz del pequeño Luisito, él no podía creerlo era su pequeño que pedía que lo ayudaran la madre gritaba de dolor salva a mi hijo, Papá me están lastimando sálvame yo no me quiero quedar aquí por favor, Después un hombre tomo el teléfono quería solo pedir el rescate que era nada más que un millón de soles. Los padres se quedaron estupefactos con el monto que el secuestrador les había pedido no les alcanzaba en ese momento el dinero lo tenían invertido en los negocios el hombre les dio solo tres día para conseguir el dinero lo que tenían en el banco, no les alcanzaba. Vende todo dijo la madre yo quiero a mi hijo sano y salva si no me volveré loca no quiero nada más.
El padre trato de conseguir el dinero y no podía, el tiempo pasaba y su hijo estaba en peligro él se desesperaba he incluso empezó a vender todo no le importaban nada solo quería salvar a su hijo.
Por otro lado en aquel cuarto oscuro temblaba de miedo encapuchado atado de pies y manos estaba Luis. Toma come esto- dijo -uno de los hombres sacándole la capucha, y el temblaba de miedo, uno de los hombres le dijo a su compañero que te parece si nos divertimos un poco. No estás loco es solo un niño, si pero nadie se va a enterar ya vamos camina y mirando con ganas de jugar con el salió el delincuente. Se fueron.
Mamá por favor sácame de aquí, ayúdenme por favor… lloraba desconsolado Luis. Pasaron los días y no tenían señales de su hijo, la madre se estaba volviendo loca el padre vendió todo hasta la casa donde vivía pero aun no podía reunir todo el dinero.
Por otro lado Luis estaba muy triste pensaba que sus padres se habían olvidado de él.
Es noche cuando los secuestradores deberían estar durmiendo uno de los malhechores ingreso al cuarto oscuro donde estaba Luis y abuso del pobre niño. Luis lloraba desconsolado y odiaba a sus padres por haberlo abandonado.
Su padre solo había conseguido reunir ochocientos mil soles que más tarde los delincuentes aceptaron dicha suma y acordaron donde sería el intercambio. Ellos estaban muy felices porque pronto verían a su hijo.
El jefe les dijo que en la plaza frente a la iglesia había dos botes grandes de basura, colóquenlo en bolsas negras allí y no metan a la policía en esto, si no su hijo morirá- dijo el secuestrador.
Después de haber recibido el dinero los delincuentes unos minutos después, lanzaran a Luis en la puerta de su casa. Todos estaban muy nerviosos especialmente Luis por lo ocurrido, pero a la vez feliz porque él estaba en casa María corrió y lo abrazo muy fuerte. Perdóname mi niño, le dijo.
Los días pasaron el niño no podía dormir, siempre recordaba esa noche trágica que fue estrujado, violentado sus padres no lo sabían, ellos hicieron todo lo posible por ayudarlo a su hijo. Con psicólogos y muchas terapias Luis pudo mejorar y superar un poco lo que le había sucedido.
Diez años después María su niñera ya había muerto, cuando Luis estaba en el segundo año de la universidad estudiando la carrera de Derecho, sus padres estaban muy contentos pero Luis no se había estado sintiendo muy bien, había perdido mucho peso pero, él decía que era por lo que estaba estudiando mucho. Su novia Susana también estaba un poco preocupada pero siempre él le decía pareces mi madre ya no te preocupes tanto por favor.
Hasta que un día domingo que estuvo en casa, con su familia y su novia almorzando. Luis se veía muy cansado y débil que en un momento se desvaneció desmayándose.
Y sus padres muy preocupados llamaron al médico y lo reviso y le dijo:
Luís necesito que te hagas unos exámenes esto no me gusta mucho. No se preocupe doctor que no será nada debe ser el estrés de los estudios. Espero que solo sea eso, no me gusta nada…
Sus padres y su enamorada se quedaron muy consternados y preocupados.
Mañana mismo te llevare dijo su madre, está bien mamá.
A la mañana siguiente cuando Luis y su madre fueron al hospital hacerse los análisis, el doctor se dio cuenta que Luis tenía unas manchas moradas en su brazos. ¿Pero qué es esto Luis? Pregunto el doctor
No sé, pensé que era un golpe debemos sacarte sangre. Está bien dijo.
Tres semanas después el doctor llamo a casa de Luís, su padre contesto la llamada y le informó que los exámenes habían llegado y no eran buenas noticias por favor doctor no me asuste, por favor. Quiero que vengan hablar personalmente conmigo. Los espero…
Sus padres se reunieron con el doctor y él les comento que Luis tenía
VIH significa virus de inmunodeficiencia humana. Ese Virus es causante del sida.
¡Que! NOOOOOOOOOOO!
No puede ser, dijo su madre, doctor pero que podemos hacer.
Por eso es que Luis no se ha estado sintiendo muy bien, doctor mi hijo ahora mismo está en cama muy débil. No podemos hacer nada él ya está en una fase muy avanzada.
Su madre lloraba mucho desesperada no sabían cómo se había contagiado con esa enfermedad. Dios porque mi hijo se repetía una y otra vez.
Vamos a su casa tenemos que hablar con Luis les dijo el doctor.
Tenemos que hablar con Susana ella debe saberlo.
Cuando todos llegaron a casa Luis estaba muy débil, ¿Qué paso papá? Tan mal estoy y por qué el doctor vino con ustedes y Susana, díganme por favor.
El doctor le dijo: Luis tú has sido contagiado por el virus del Sida.
¡Que! Oh no…
Lloraba Luis y su madre trataba de consolarlo pero, no había nada que calmara el dolor que el sentía en ese momento.
Susana le dijo vamos a salir de esto no te preocupes pero el, la miro y bajo la mirada. En ese momento Luis les contó a todos. Recuerdan cuando yo fui secuestrado yo no les había dicho nada pero uno de los secuestradores abuso de mi esa noche y debe ser en esa ocasión que me trasmitieron la enfermedad porque esa fue la única vez que yo estado con alguien, nunca lo he podido olvidar.
No maldito!!! Grito su padre.
Padre no te preocupes ya no hay nada que hacer, no hijo tenemos que llevarte al hospital.
No madre yo no quiero ir a ningún lado, déjenme aquí vivir estos últimos momentos por favor.
Todos lo abrazaron y lloraron juntos, pero aceptaron su último deseo.
Días después Luis le dijo a Susana, perdóname por no haberte cumplido mi promesa de serte mi esposa, pero Susana le dijo:
Yo fui muy feliz contigo mi amor y te amare por siempre no lo olvides, le dijo.
Una semana después en una noche de garua, su madre estuvo con él y Luis le dijo:
Madre el día que yo muera, no quiero que papá y tu estén triste por favor, sean felices.
Hijo no sé porque hablas esas cosas, falta mucho para eso.
Madre promételo por favor. Está bien hijo te lo prometo. Madre abrígame mucho tengo frio. Y su madre lo abrigo con un cobertor y le dijo duerme hijo mío yo estaré aquí contigo y le dio un beso en la frente, y se acostó a su lado.
A la mañana siguiente su madre se levantó muy feliz diciendo, Luis mira hay un sol hermoso. Despierta por favor te traeré tu desayuno.
Luis, Luis … Luissssssssssssssss grito.
Luis había muerto en sus brazos, su padre entro muy asustado ¿Qué pasa? Y vio a su esposa abrazando el cuerpo inerte de su hijo.
La madre le comento la promesa que le había hecho a su hijo.
Así que días después su madre en su jardín sembró lindos claveles rojos en memoria de Luis que le alegraban los días, y cuando hablaba con ellos, ella sentía que le hablaba a su hijo Luis.
FIN

Texto agregado el 13-08-2020, y leído por 47 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]