TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / IGnus / Mejor sola... ¿O no?

[C:603613]

Por momentos casi lograba distinguir la silueta de aquel estrecho callejón.
No tenía idea de cómo había llegado allí, pero no le gustaba nada la idea de caminar sola por ese lugar.
Había recorrido unos pocos metros, cuando sintió aquella presencia a su espalda.
Giró rápidamente, afrontando con valentía lo que fuese a encontrar, pero sólo el vacío respondió al silencioso grito de guerra de su enérgica mirada.
Estaba asustada, y los nervios hacían temblar sus extremidades visiblemente.
El callejón parecía eterno, la pequeña luz al final, inalcanzable.

De nuevo la espectral presencia se manifestaba tácitamente a su espalda. Esta vez apuró el paso, con verdadero terror. No quería darse vuelta a mirar. Sólo quería llegar a su casa.
Sin embargo, sus esfuerzos serían fútiles. No había caminado ni diez metros, cuando una mano pesada y grande se posó sobre su hombro, sujetándola con fuerza.
Ella ya imaginaba lo que sucedería a continuación, y extrañamente dócil, no opuso resistencia porque sabía que podía ser aún peor.
La sujetó fuertemente del cabello, y tirando hacia si, la obligó a enderezar su espalda. Enseguida sintió el aliento de él soplando en su nuca. Era salvaje e incontenible como un animal en celo.
Un cuchillo apareció repentinamente sobre su garganta, pero al ver que ella no oponía resistencia, la hoja bajó suavemente hacia su vestido. En dos rápidos movimientos, el atacante cortó su ropa, dejándola prácticamente desnuda.
El gran temor que ella sentía, poco a poco fue mutando a una extraña forma de placer. Era el gusto por lo peligroso, por lo prohibido.
Casi esperó con ansias el momento en que sintió que él se pegó a su espalda; y acompaño con movimientos de su pelvis las fuertes embestidas que sacudían su cuerpo. Él era tan caliente, tan animal... Intentó ver por sobre su hombro. Quiso saber quién era el hombre que la había sometido de esa manera tan excitante. No había nadie allí. Sólo el viento acompañaba sus mudos gemidos.

Texto agregado el 22-08-2020, y leído por 74 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
23-08-2020 Opa!!! MujerDiosa
22-08-2020 Yo creo que la esperanza de cumplir su deseo, imaginó un fantasma y la protagonista practicó el onanismo muy bien narrado, eso o le robaron, jaja, un breve cuento muy bueno. SerKi
22-08-2020 No se, excitante. Aeryn
22-08-2020 Uf! Qué buen final! MCavalieri
22-08-2020 El hombre (en este preciso relato, una mujer) piensa y su imaginación trabaja (en este caso, horas extras) Abunayelma
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]