TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / IGnus / Una oscura mañana

[C:603877]

Esa mañana había despertado demasiado temprano. El Sol todavía no había asomado.

Desperezándose, decidió ir a la cocina por un poco de agua y continuar durmiendo. Era domingo, y aunque se sentía bastante descansado, quería aprovechar las horas de sueño extra.

Se colocó las pantuflas, y tratando de despegar sus ojos se puso en pie. Al pasar por la sala, observó de reojo el reloj colgado en la pared, y tomó nota mental de reemplazar las baterías del mismo. Marcaba las 10 de la mañana.

De regreso en su cuarto volvió a acostarse, pero no lograba conciliar el sueño. Maldijo a su metabolismo por no permitirle disfrutar del descanso y encendió la televisión.

No había señal. Sólo interferencias.

Entonces observó el reloj de su mesa de luz: Quince minutos pasadas las diez.

Volvió a levantarse algo desconcertado, y calzándose otra vez las pantuflas se dirigió hacia la puerta del jardín.

Todas las luces se apagaron de repente. Era un corte de energía eléctrica. La oscuridad era total.

Con mucho cuidado, avanzó dando pasos cortísimos y con los brazos extendidos, tratando de no llevarse nada por delante. Cuando palpó la puerta del jardín, la abrió buscando salir al aire libre, donde habría más luz… Sin embargo estaba igual de oscuro. No podía ver nada.

En ese momento, un escalofrío recorrió su espina dorsal. Sin saber el motivo se sentía aterrado.

Entonces escuchó el primer grito. Fue un alarido desgarrador. Una mezcla difícil de diferenciar entre dolor y miedo.
Andy estaba seguro, la persona que gritó había muerto. Sobre todo porque luego del chillido escuchó un sonido similar a un brusco crujir de huesos. Como si un imaginario dinosaurio lo hubiera capturado en sus fauces y lo hubiera triturado de una sola dentellada.

Entonces escuchó otro grito, y otro más. Era desesperante no poder ver nada para saber qué estaba pasando. No sabía cómo protegerse, porque no podía ver cuál era el peligro.

Recordó la hora en sus relojes, sin embargo era de noche… Por instinto miró hacia arriba, y quedó petrificado de miedo.

El cielo en su totalidad estaba cubierto por sombras de forma oblongla y rasgos indefinidos. Parecían cientos… No. ¡Miles de sombras cubrían por completo la luz del sol!

Aguzando un poco la vista, logró distinguir algo peculiar: De vez en cuando las sombras se alargaban hacia abajo, alcanzando la superficie de la tierra con una especie de apéndice larguísimo.

Muy pronto logró ver uno de esos tentáculos acercándose hacia él. Se arrojó al suelo, y breves instantes después pudo escuchar un alarido en la casa de su vecino.

Escuchó dos más en las cercanías, y permaneció atento al cielo, para tratar de anticiparse en caso de ser el próximo.

Entonces vio la hipnótica luz azul. Era lo único brillante en el cielo, y poco a poco se agrandaba. Muy intensa, pero parecía concentrada en un solo punto. Por un instante creyó que sólo él podía verla; segundos después lo confirmó, cuando logró distinguirla con mayor exactitud. Provenía del interior de una larga garganta, coronada por una boca grande con filosos dientes, la cual se encargó en un solo y doloroso mordisco, de acabar con sus meditaciones.

Sólo sus pantuflas quedaron, como mudo testigo de su presencia.

Texto agregado el 09-09-2020, y leído por 57 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
10-09-2020 1) Ahí vas ahí vas. Un cuentista debe regirse por la concreción. Debe saber decir con precisión lo que quiere. Por eso el siguiente paso es: no redundar. Por ejemplo, mira esta parte: "Esa mañana había despertado demasiado temprano. El Sol todavía no había asomado." ¿Notas que hace referencia a la misma cosa? Escoge una de las dos o una sola frase corta que las una. eRRe
10-09-2020 2) Se narra mejor con verbos de acción directa, no es lo mismo decir "Desperezándose, decidió ir a la cocina por un poco de agua" a "Se despertó y fue a la cocina por un poco de agua" ¿Decidió ir? En este contexto de tu cuento es redundante porque si haces lo que hagas, se entiende que lo has decidido antes. Otra cosa sería una lucha de un personaje al que controla otra persona o ente, y quisieras hacer la diferencia entre lo que decide él y lo que deciden por él. Evita los gerundios. eRRe
09-09-2020 Así es, además de buen tema da para pensar que tal como llegó el virus que nos tiene prisioneros, desde algún rincón del universo en cualquier momento, puede llegar esa luz azul que nos triture con sus dientes y nos haga desaparecer en su garganta infinita. Como comentario complementario agrego: siempre he sabido que el exceso de sildenafil produce cianopsia (Visión azul) a mi hasta hoy no me ha pasado pero... —Saludos vicenterreramarquez
09-09-2020 Qué bueno tu relato, IGnus, ya desde que miró el reloj por primera vez el lector siente que pasa algo raro. Buenísimo. MCavalieri
09-09-2020 Ciencia ficción mezclada con terror. Soy devoradora de este tipo de historias. Hace poco terminé de leer una de Stephen King. Gracias por este momento de buena lectura. Te sigo... Un abrazo. Mnemosine
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]