TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / perogrullo / El caballo del padre.

[C:603908]



Ya lo dijo Freud, con lo del edipo: al caballo del padre no se le toca, por muy loable del fin postrero. Pues aún hay gente que aunque lo entienda, no es capaz de sustraerse a tal tentación.
Quien dice el caballo dice ese todo terreno impoluto que tienen muchos padres- cubiertos con un protector incluso- en un rincón de la cochera.
Y se dirá: qué puede pasar por tal infracción. Pues mucho. Y así, aquel fin loable de enseñarle la tapicería a Margarita, se puede convertir en fuente de problemas e, incluso, en una pesadilla.
Que en los frontispicios bíblicos muy bien debiera haber venido, tras lo de la muerte y los robos, en lugar undécimo. Por no quedar suficientemente explicitado en lo del amor a la progenie- en primer lugar o segundo. Creo que segundo, tras lo del amor a Dios. En la parte del robo también se deduce, pero sólo si se hila fino.
En definitiva, no sabemos nunca los males que se arrostran consecuentes a ello.
Por vía del sicoanálisis- al padre no se le toca-, o de la Biblia- se debe amor y respeto a sus propiedades-, el caso es que no ha quedado suficientemente definido tal aserto. Razón por la cual procede el presente escrito. Por una suerte de encadenamientos misteriosos, es cogerle el caballo- coche en el tiempo actual- y subvenir una serie de desgracias sin cuento.
O si no que le pregunten a Jesús; que no fue otro su pecado que coger vehículos prestados. La historia lo disfraza con lo de la acémila; pero en realidad fue con un alazán con el que fue a buscar novia al pueblo vecino, y sin permiso paterno, entrando dentro de la categoría de lo que se ha venido en llamar "cuatrero".
O, más recientemente, a mí mismo, involucrado en una serie de desdichas que si no han terminado en la cruz ha sido por puro milagro. Razón-como decíamos- que justifica este escrito, a modo de advertencia. Y es que uno se señala de la manera más inopinada; y cuando cree que va subido, lo que va es bajado.
Con un rucio- por ser vehículo más común- hubiera pasado inadvertido; pero aquel caballo hablaba por él, y en tales tiempos no existían las simples multas de tráfico y la usurpación de vehículos de motor no se había siquiera inventado.

Texto agregado el 10-09-2020, y leído por 34 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
12-09-2020 Es una animalada. Lo del rucio todo bien, pero la acémila creí que era "h'acemila'ños que sucedió', aunque ya son más de dos mil. Por suerte ahora se viaja en subte (se viajaba). Clorinda
11-09-2020 Pero si estaba profetizado...!!! Lo del rucio en que entró Jesús... cinco aullidos Steve
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]