TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ElTigre / La aventura perpetua %

[C:60433]

La aventura perpetua

La vida aventurera de mi familia empezó oficialmente el 11 de Mayo de 1860 --- fecha desde la que hay evidencia escrita --- cuando mi bisabuelo, Daniele Antonio Gazzo, natural de Padova se unió con otros novecientos noventa y nueve italianos Camisas Rojas, para la campaña de Marsala-Sicilia en apoyo de Giuseppe Garibaldi, quien buscaba la unificación de los reinos de Italia. En agosto, Garibaldi y sus mil Camisas Rojas, entre ellos mi bisabuelo, cruza el estrecho de Mesina y comienza la invasión de Nápoles. Se cubren de gloria en la batalla de Volturno y poco después, en la localidad de Teano Garibaldi se encuentra con Víctor Manuel II, al que le hace entrega del reino de las dos Sicilias para proclamar el Reino Unificado de Italia... es tradición familiar que existió anteriormente un Condotiero Fausto Gazzo, que vendía su espada al mejor postor... pero no hay como comprobarlo.

En Diciembre de 1861 nació mi nonno Giovanni Federico Gazzo, como fruto del matrimonio de Daniele Antonio con mi bisabuela Giannina al retorno de la campaña militar, hijo único legitimo fruto del santo matrimonio, no se sabe de otros frutos de la misma campaña militar --- pero por la tendencia familiar hacia el libido es ampliamente posible que hayan varios Gazzo’s en Sicilia --- mi bisabuelo tenia un hermano menor, Federico Gazzo que siguiendo la tradición de que en cada buena familia debe haber un cura, se hizo Franciscano y fue como misionero a Argentina, donde murió en olor de santidad en 1926, no estoy seguro si esto origino la rama Argentina de los Gazzo…. espero que no, por que de otra manera el aroma de santidad empezaría a despedir un mal olor.

Pasando el tiempo mi abuelo caso con una dama escocesa, Elizabeth Campbell tuvieron un total de cinco hijos entre ellos mi padre Adolfo Giovanni nacido el 3 de Abril de 1890, Cuando en 1910 mi nonno Giovanni Gazzo fue invitado por el Príncipe Alberto de Mónaco a la fundación del Museo Oceanográfico, designo una cantidad a ser derrochada en el viaje, al terminar este y antes de subir al carruaje que lo conduciría de retorno a Padova, dice la tradición familiar que sobraban 48 Libras Esterlinas y que el señor entro al Casino de Monte Carlo y las apostó al ocho negro, cuando el crupier canto “Huit noir” mi abuelo recogió las tres mil cuatrocientas cincuenta y seis Libras y se marcho.

Después de la Guerra con mi madre Graciela Anzaldo, mis hermanos Carlo seis años mayor que yo y Carmela mi hermana nueve años mayor que yo, viajamos al Perú en la tercera clase del barco Giuseppe Verdi junto con otros parientes cercanos, como otros miles de italianos nos acomodamos como mejor pudimos en los camarotes y la cubierta del barco

Nunca supe que hizo mi padre en la guerra, se que cuando en junio de 1944 Roma se declaro Ciudad abierta y ya todo estaba perdido para los italianos en la Segunda Guerra Mundial, mi padre arrojo el fusil y regreso caminando a Padova.

Mi madre me contó que fue Bersaglieri del V Gruppo Alpino, 43a divisione; que estuvo en 1943 en el sitio de Stalingrado y posteriormente en Marzo de 1944 en Monte Cassino; cuando yo le pregunte ya en el Perú pocos años antes de su muerte.

- ¿Qué hiciste en la guerra papá?

- ¡Matar y morir mil veces! Me contesto.

Llegamos al puerto del Callao en Octubre de 1945, hacia frió y lloviznaba como siempre en Lima-Perú, recuerdo viviendo en el distrito del Barranco hasta mis diez años, mi padre tenia una hacienda en el sur del Perú, Chincha donde cultivaba algodón; el siempre tomo grandes riesgos como correspondía a la tradición familiar, primero como comerciante viajero por todo el Perú, logro amasar una fortuna que invirtió en la hacienda, llegando a ser uno de los hombres ricos de la región del Sur Chico del Perú; para luego arriesgar todo a una sola carta, plantando Lino... una fibra de mucha aceptación en Europa para la industria textil, cosechar el Lino y enviarlo a Glasgow, donde tuvo que ser arrojados al mar por no alcanzar los Standard, yo tenia diez años.

Eso mando la economía familiar al carajó, se perdió todo lo que se tenía, mi padre vendió todo lo vendible, para pagar hasta el último centavo que debía, solo se conservo su buen nombre y una casa en el Barranco, posteriormente se compro una en el barrio de Jesús Maria, donde viví entrando y saliendo hasta mi primer matrimonio.

Texto agregado el 03-10-2004, y leído por 376 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
10-01-2006 Bello relato familiar y que buena memoria que tienes......pero la bisabuela era inglesa..Camu48 camu48
14-10-2004 A veces me parece que nunca terminarás de contarnos tu vida... lo cual es MARAVILLOSO! BZS. KaReLI
08-10-2004 Me gusta conocer de ti. Besos. Fresia
03-10-2004 Bella historia..., la de cada una de nuestras familias (los que llagamos en los barcos) tiene sus epopeyas al llegar a estas tierras, hermoso relato... Mis afectos. CalideJacobacci
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]