TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / MujerDiosa / "Ausencia"

[C:604616]

Desperté con el canto de los pájaros cerca de mi ventana. Mmm...otro día delicioso pensé, desperezándome. Decidí quedarme un ratito más disfrutando la tibieza de esa modorra dulce. A los cinco minutos estaba de pie, dispuesta a gozar del día que tenía libre. Me puse la malla y comí algunas frutas como desayuno, estaban jugosas y ricas. Mientras acariciaba el lomo de mi gata pensé qué gran placer era vivir cerca del mar. Tomé el sombrero y los lentes de sol, un pareo, las llaves y listo. Salí a conquistar el mundo.

Por suerte tenía el departamento a cien metros de la playa. Iba caminando atenta al suelo ya que el piso era algo irregular, no quería caerme ni por asomo. Había más arena que de costumbre, al parecer la marea había subido bastante de noche. Sin embargo algo no estaba bien. Tenía una sensación extraña, no sabía qué era hasta que levanté la vista... No estaba el mar.

Cómo???
Qué???

No, eso no podía ser, no, no podía ser. Dí vueltas sobre mí misma, miré por todos lados, no lo veía. Me largué a reír, qué había tomado a la noche? Pero no, no había tomado nada fuera de un jugo, tampoco medicamento alguno, nada. Pero entonces qué pasaba me pregunté. Caminé y caminé esperando inocentemente encontrarlo. Miré el cielo, se hallaba arriba como siempre, también había nubes y sol, eso de alguna manera me reconfortó. Traté de ubicar a alguien cerca, no encontré a nadie, era Domingo y la gente se levanta tarde. Era mi ciudad, de eso no cabía dudas, se veía mi casa a lo lejos y los mismos edificios, había arena, bah, de hecho la playa ya no era playa, era un desierto. Pero quizás hubo un viento huracanado que llenó de arena el mar? Un absurdo me daba cuenta, qué delirios los míos. No leí las noticias, salí apurada, tal vez me hubiese enterado, pero de qué? De que el mar se había evaporado? Entonces se me ocurrió que todo formaba parte de un sueño, un sueño tan real que no parecía un sueño. Me pellizqué con ganas, y ay, no estaba soñando lamentablemente. Una tremenda desazón y ganas de llorar se apoderó de mí, pero por amor de Dios, en qué mundo me encontraba? Miré el reloj, no sé el motivo, tal vez como una manera de encontrar algo más concreto aunque el tiempo no lo fuera en realidad. Puras preguntas y más preguntas sin ninguna respuesta. Me abracé mucho, me abracé con ternura tratando de calmar el desasosiego, la sensación de desamparo, la desazón en definitiva de mi niñita interna. Fue un gran alivio experimentar mi propio abrazo.

No entendía nada.

Aquello que de alguna forma me había alertado antes de llegar fue el silencio del mar, no percibí el canto de sus olas, su respiración, ese ir y venir lleno de vida del mar, todo eso había desaparecido. Debía aceptarlo como tantas otras cosas. Escuché el graznido de las gaviotas, volando en círculos alrededor mío, estaban tan desconcertadas como yo, parecía que no sabían si quedarse o irse, pero adónde?

Y allí en silencio, permanecí hasta la noche, sentada frente a un inmenso vacío.





Texto agregado el 25-10-2020, y leído por 214 visitantes. (24 votos)


Lectores Opinan
18-08-2021 Desde luego un interesante planteamiento. ¿Qué sería de los sentimientos sin el mar? Felicitaciones y un afectuoso abrazo. Altamira
04-01-2021 Me gustó como fuiste relatando este texto, me quedó la sensación de que viene una segunda parte, me sentaré en silencio a que pasen noches y días hasta encontrar el segundo capitulo.....Mis estrellas trotskki
09-11-2020 Un buen cuento, se siente el desasosiego, el vacío. El mar. Justine
07-11-2020 He leído, durante años, tus publicaciones en la ésta, nuestra página azul, he leído algunos de tus libros y no hay duda, tus letras, siempre son exquisitas a mi paladar. Esta publicación es especial, mucho. Me ha fascinado por completo, así es que solo dejo este comentario general. gsap
02-11-2020 Grandiosa mi Diosita, fluyes en movimiento e imaginación tqm.***** Abrazo Lagunita
02-11-2020 El mar no estaba pero fluía en ti como un río atravesando un sueño, *****, saludos desde Cali, Colombia nelsonmore
01-11-2020 Creo que es un relato surealista, la ausencia del mar es todo aquello que ya no esta por eso ese gran vacio al final. Las gaviotas al igual que a vos tambien han perdido algo, esperan el sonido de las olas como una esperanza de que algo queda. Bueno yo lo senti asi, quizas no lo sea, pero me gusto mucho. jaeltete
01-11-2020 Mi querida Delia, dicen que el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen, no te preocupes en cuanto menos lo pienses... el mar está de vuelta. Un besote querida amiga y a ver cuando viajas a Montevideo, me gustaría verte. ome
01-11-2020 Sentí tu texto un poco mío ,aunque no fue igual,lo sentí parecido. Me puse mi traje de baño,un vestido liviano y me fui a la playa "Las cadenas" de Algarrobo,las rocas donde me bañaba que formaban una piscina,no estaban. ¿Me equivoqué? Era más pequeño el espacio(arena). Parecía otro lugar y ahí supe que las rocas estaban tapadas por el agua... No entendía!!! Lo tuyo es lo que solo les sucede a seres como tú diosita... Bello texto***** Besitos Vuctoria 6236013
27-10-2020 No te preocupes, mañana volverá. A mí me pasó lo mismo, el mar que cubre los feriados y los domingos se emborracha los sábados y falta casi siempre, ya le vamos a conseguir reemplazo. Entretenete haciendo un castillito mientras tanto. Buenísima tu historia. Un beso, Carlos. carlitoscap
27-10-2020 Una visión que angustia, que nos deja una desazón terrible. Ya no hay mar, se ha ido; es decir, ¿se ha ido la vida, la esperanza?... Interesante historia querida Delia, que nos deja alertas. ¿Regresará ese mar que es esperanza de vida? maparo55
26-10-2020 Pensé que pronto aparecería un tropel de olas, enceguecidos sus vientres salobres para arrasarlo todo, esa vida apacible y tranquila arrasada por el aterrador estruendo de un maremoto. Y cuidado, todavía pueden aparecer para conquistarlo todo y transformar a los hombres en peces heridos, flotando sobre espumas airadas. Bello relato con sólo ingrávidos sueños deslizandose sobre la arena. Un abrazo. guidos
26-10-2020 Leo el fruto del estudio, la experiencia y el talento. Lo demás, es un mar desaparecido. Te felicito. peco
26-10-2020 Quizá estabas en un universo paralelo... Donde hay una tierra, paralela también, una diosa y una tiene mar y la otra no... Beso grande bella diosa. sendero
26-10-2020 Es bueno,me gustò mucho emece
25-10-2020 Tuvo que ser una pesadilla. El mar nos esperará siempre. Abrazo grande! Daiana
25-10-2020 ¡Todo puede ocurrir en tu delirio de excelente narradora de cuentos! Martilu
25-10-2020 Todo puede ocultarse o diluirse, pero se me hace difícil imaginar que el mar desaparezca así como así. Seguramente reaparecerá y podrás disfrutar de su energía y de sus caricias. Un descanso te hará bien. Jaja! Buena imaginación. Un abrazote. Clorinda
25-10-2020 Puede suceder a veces algo semejante con las personas. Hay personas que siempre están allí que damos por descontada su presencia . Descontada al punto que no nos preocupamos si está porque estamos acostumbrados a tenerla cerca. Pero de pronto Plak nos falta, no está, desaparece. Si tu cuento va por ese lado, te felicito por la joya que hoy nos dejas.Chappeau. Yvette27
25-10-2020 Está buena la idea, se presta a muchas interpretaciones. Abrazo! MCavalieri
25-10-2020 Que angustiante ha de ser despertare, caminar al paraíso y que el paraíso ya no esté... Que sea un sueño, solo un mal sueño. Felicitaciones a tu imaginación querida. Un abrazo sheisan
25-10-2020 Muy bello aquello de sentir la respiración del mar. Felicitaciones. dokini
25-10-2020 No hay mejores sueños, que aquellos que soñamos estando despiertos. Van abrazotes con gusto a mar... Abunayelma
25-10-2020 "no percibí el canto de sus olas, su respiración, ese ir y venir lleno de vida del mar"... esta descripción es memorable. Un cuento fantástico que te deja pensando. Excelente y felicitaciones Mujer Diosa ricky1811
25-10-2020 —Pienso que que tu con tus poderes de Diosa intuyes que ese fenómeno podría ocurrir, se piensa que algunos de los movimientos de la tierra podrían producirlo, por ejemplo el de nutación y el bamboleo; sí, bamboleo, igual que el del trompo cuando va perdiendo velocidad. —También imagino que ese paraíso tuyo, aunque estés tu, sin mar no es paraíso. vicenterreramarquez
25-10-2020 Muy entretenida tu imaginación porque creo que es un sueño a vos ni el mar te da la espalda. VCan mis 5***** yosoyasi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]