TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / LA GRACIA DEL AMOR

[C:604850]

El eco de los pasos descendiendo
por las escaleras del tiempo
luego saliendo a la calle
por la misma puerta que entró.
El pasado vuelve al presente
para darnos más vida
o para profundizar una herida
hasta el último día de la existencia.

Yo no soy ajeno al paso del tiempo
conjugo el verbo amar en presente
en todas las circunstancias
así no me amen no dejo de amar ni amarme
conjugarlo en pasado
no está en mis posibilidades,
no desgasto el amor ni el lenguaje
aquello que es eterno seguirá siéndolo
el cielo sigue siendo cielo
a pesar que amanezca nublado
el mar sigue siendo mar
así amanezca encrespado.
el bueno sigue siendo bueno
a pesar de las tentaciones
el malo seguirá siendo más malo,
esa es su razón de ser.

En la calle, un perro sin amo
remoja su lengua en un charco
luego le ladra a la luna
por ocultarse en las nubes
y no dejarle ver un hueso.

Desde la ventana una mujer
mira con desconfianza los caminos,
está libre pero no sabe a dónde ir,
aunque puede ir a todas partes,
tiene miedo de dar el primer paso
sube vacilando por los peldaños del presente
pero sus huellas se borran
para inmortalizarse toca pisar fuerte
y es mujer de paso muy fino

Un hombre la amó con toda su alma
a ella le sobró piel y falto sentimiento,
pues no era hembra de un solo macho,
se dejaba seducir muy fácil
dejó ver sus encantos a muchos hombres
por eso ahora anda muy sola,
el hombre que la amaba
anda feliz lejos de ella,
aprendió a volar y planea en el aire.

Lo más probable es que ella
se haga todas los días esta pregunta:
¿Por qué dejé ir a quien me amaba
y me quedé con un poco de buitres
que solo buscaban mis carnes?.

Pero ella nunca sabrá
que sólo la gracia del amor
permite ver las rosas abiertas.
Todos sabemos que a los cerdos
nunca se les da rosas
porque se las comen,
sin importar que hieran
su alma y lengua,
nunca sentirán sus aromas.

VIAJERA DEL AGUA Y EL DESIERTO

Se me cerró la puerta de la imaginación
y el poema quedó incompleto,
las palabras iban y venían por la noche,
a tientas no podía atrapar la palabra precisa
la que calzara en el espacio vacío
y me permitiera cerrar el poema
y luego abrir las compuertas del sueño.
Antes que la noche se marchara
llegaste tú con las palabras que me faltaban
palpitándote en el pecho,
entonces cerré la noche y el poema
y me dormí contigo dama misteriosa,
viajera del agua y el desierto,
de la selva, las terribles ciudades y los pantanos.
Gracias, por darme las llaves de la noche
y las llaves de tu cuerpo,
antes de escribir el verso
y antes de hacer el amor,
abriste primero el sésamo
si no llegas a ayudarme
no habría podido romper la noche.

NO BARRERÉ LAS CALLES EN OTOÑO

No barreré las calles en otoño
los árboles todos los días se desnudan
para que nazcan nuevos retoños
y prolonguen la existencia.
Los enamorados escribirán en hojas amarillas,
luego calentarán las sabanas a punta de caricias,
el viento cargado de aromas
bajará desde la loma
a invadir de aromas las casas,
susurros balsámicos de menta y hierbabuena
todo confabulará para que hagamos el amor
hasta que llegue el alba.

En otoño no barreré las calles
prefiero verlas de colores
tus vacaciones terminarán en otoño,
yo estoy seguro que no te irás,
querrás ver los árboles con nueva ropa
conmigo te quedarás
en invierno verano y primavera,
en invierno calentarás
mis versos y mi cuerpo,
el día que me faltes
atravesaré la noche
con tus bellos recuerdos.

AVE PERDIDA

Me pediste libertad
yo te dije que emprendieras el vuelo
pero te perdiste en el cielo,
el cielo no es para todo el mundo
igual que el infierno,
para ti era mejor el purgatorio.
Yo me quedé en mi morada poética
desde ahí te vi volar como una ave perdida
en el vasto espacio, pues no tenías horizonte
y en esas condiciones es mejor regresar,
el aterrizaje fue catastrófico
por poco pierdes las alas.
desde ese día preferiste
aprender a volar despacio:
Primero volaste en la mente
ubicabas un punto lejano
hacia donde emprender el vuelo
si vuelas con seguridad
nunca vas a perderte.
Cuando estuviste segura
remontaste el vuelo
y llegaste donde querías llegar.
En el amor también entendiste
que no solo se debe pedir
que es más importante dar
así no hayas recibido nada.

POESÍA

Perdóname
si no grito tu nombre
pues los dueños de la infamia
han suturado mi boca
para que mueras en mis silencios,
pero existes en mi y fluyes
en páginas blancas, azules, verdes y amarillas.
Ardes en mi memoria y renaces
después de consumirte.

Eres la más noble
de todas las mujeres,
la que despierta mis deseos
y me envuelves en una ola de pasión
que me lleva y me trae por esta página
como una marejada de caricias
que termina en el cruce de dos ríos
en el más delicioso de los encuentros.
Estás hecha de palabras
material incorruptible capaz
de partir rocas y eliminar barricadas.

Tu nombre es poesía
el mío caballero andante,
ten mucho cuidado
puedo tocarte con mi locura.

VUELVO AL PASADO

Vuelvo al pasado
porque el presente
está muy insípido,
ya no siento tus perfumes
tampoco tus caricias,
se apagó el fuego del alma
y dejó la piel tumefacta.
Vuelvo al pasado por tu esencia
o tal vez solo por mi sombra
que dejé olvidada
en tiempo que ya no me pertenece.
De ese amor que un día nos profesamos
no quedaron huellas profundas.
Hoy intenté escribirte
y tan solo pude escribir
un punto, tal vez final.
Ayer te escribía con fuego
que incendiaba la página,
ahora la página tirita
no solo por el invierno
sino porque me he quedado mudo.

DE AGUA Y DE AIRE

La palabra es de aire
y también de agua
necesidad de vida
que calma mi sed
y me permite respirar.
Con ella puedo amar,
herir y hasta matar
o crear mundos mágicos.
La palabra es conjuro
y fuego sagrado.
La palabra muere
si dejo de sentirla.
Nunca la contamino
porque después tengo que beberla,
tampoco la enveneno
en momentos de ira
después que la digo
ya no puedo borrarla.
En lo posible la dejo volar,
la dejo navegar,
ella sabe llegar a su destino.

A LA PÁGINA

Tanto va el poema a la página
que termina incendiándola,
mi verso es fuego
cuando tiene que ser fuego
y agua cuando
tiene que ser agua.
Mi verso se adapta
a tus necesidades y deseos,
se adhiere a tu alma
sin romperte la piel.

DE ARBUSTO A SALAMANDRA

Dicen que no nací para semilla
y están en lo cierto
porque frutos bien dulces
no crecen entre la maleza,
pero yo me doy mis mañas
y logro sobrevivir
en medio de cicutas y cizañas,
no crean que el riesgo es pequeño
aunque paso desapercibido
muchos me tienen en la mira
y no descansaran hasta matarme,
con tanta planta venenosa a mi lado
tengo que mutar pronto
de arbusto a salamandra
para encender y apagar el fuego
cada que me de la gana.

EL ANGEL TERRIBLE

Hay una parte de mi
que muere en el día
y otra que renace en la noche
como si fuera una planaria
la parte que me amputan
se regenera bien pronto.
A veces logro aplacar la bestia
con la dulzura del violín,
pero cuando menos pienso
reaparece de nuevo la bestia.
A veces me pregunto
si soy un ángel terrible
o simplemente una sucesión de fantasmas
frente a un espejo que me miente.

AUTOR: PEDRO MORENO MORA
@






Texto agregado el 10-11-2020, y leído por 40 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
11-11-2020 Bravo! En este poema hay dos argumentos y no veo por qué los has mezclado. Son independientes y es lo único que no me suena bien. El primer momento filosófico y reflexivo , el segundo la historia de la mujer" desde la ventana una mujer..." Puede ser que no entendí lo que unía a los dos temas. Yvette27
10-11-2020 ¡Ah! Hay mujeres que aprecian que las ame un solo hombre Martilu
10-11-2020 Con un poema así, me quito el sombrero! Este poema tiene pensamiento, no sólo sentimiento. Tiene calidad. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]