TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / maparo55 / Un hijo pródigo más

[C:605037]

-No puedo más, padre. Me voy porque eres demasiado exigente conmigo. Quieres que sea humilde, pero no conozco la humildad; quieres que todo lo haga bien, pero no soy perfecto. Dame lo que me corresponde y me marcharé.
En los ojos del padre se reflejó una inmensa tristeza. No podía negarse.
-Está bien, si tú así lo quieres.
El padre tenía muchos hijos, pero era infinitamente rico. Le dio al hijo rebelde lo que era suyo y éste se marchó con las manos llenas de dones. El hijo anhelaba el poder; como el cielo no le importaba gran cosa, hizo de su entorno un verdadero infierno; reclutó bajo su férula a los más crueles, despiadados y corruptos seres para que le sirvieran. Así, disfrutó de todos los excesos hasta saciarse. No dejó de probar ningún pecado posible: la lujuria, la ira, la soberbia y todos los demás. Un día, hastiado de todo, se dio cuenta que ya no poseía nada, que estaba convertido en el más miserable de los miserables. Ya no había dones. Solo y confundido, se negaba a aceptar la necedad de haber abandonado la casa paterna. Despreciado, maldecido sin tregua, se supo derrotado.
Decidió volver a casa. Emprendió el largo camino de regreso sinceramente arrepentido. El padre lo vio llegar con la cabeza gacha, encorvado, con el ánimo hasta los pies, arrastrando su sombra. Se alegró tanto de verlo regresar, que de inmediato ordenó que hicieran una gran fiesta porque su hijo estaba nuevamente en casa. Todos los demás hijos obedecieron sin replicar; solo uno dijo:
-¿Por qué hemos de hacer una gran fiesta? Soy de los que siempre obedecen sin cuestionarte ni replicar; sin embargo, por mi nunca has hecho una fiesta.
-¿No te da gusto que tu hermano esté nuevamente aquí? A mi lado tú lo tienes todo. Él está arrepentido y mi espíritu está gozoso de que así sea.
El padre llamó a su lado al hijo pródigo y le dijo:
-Hagamos de cuenta que nunca te has ido. Tienes los mismos privilegios de antes de tu partida. Ven Luz Bella y déjame abrazarte.

La parábola del hijo pródigo es universal (Lucas 15, 1-3, 11-32). La he redactado aquí a mi manera, únicamente para darle el giro que más me convenía.
Quizás he abusado en algunos textos recientes de la fascinación que me produce Luz Bella como personaje; a lo mejor estoy exorcizando con ello, algunos de mis propios demonios.

Texto agregado el 24-11-2020, y leído por 65 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
25-11-2020 Muy buen texto. ¿Eres pródiga o tienes un pródigo? La escritura exorciza. Justine
25-11-2020 —Según mi modo de entender el concepto prodigalidad distinto al de derroche, tanto en tu relato como en la parábola del hijo pródigo, pienso que quien es realmente el pródigo es el padre que a pesar del comportamiento díscolo del hijo menor igual le entrega todo su cariño y amor, mucho más allá de lo que entiende el hijo mayor. —Un abrazo. vicenterreramarquez
24-11-2020 Llevar lo universal al propio terreno es una soberana libertad... hay que ejercerla!.... siempre es bueno recuperar aquello que nos permita "exorcizar" lo que está muy dentro. Un saludo y estrellas! crom
24-11-2020 Maravilloso texto que nos habla de la inconsciencia de un hijo y del perdón y la grandeza de un padre... Es maravilloso,como actuó este padre,como lo expresa también, la parábola de Lucas. Me gustó y me emocionó ese amor sin condiciones***** Un beso Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]