TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / dokini / El Cañadón

[C:606348]

—Oficial Maidana, buenas noches
En la comisaria del pueblo Cabeza de Buey nunca pasaba nada.
En el pasado solo algunos casos de abigeato, robos, hurtos y nada más que eso.
Lo cierto es que no pasaba nada. Un conglomerado al sur de la Provincia de Buenos Aires, en los confines de la civilización, otrora Fortín del Ejército en defensa de los avances de los indios Pampas. Los aguerridos indígenas solían juntarse y lanzarse en malón a los gritos buscando no tanto defender sus tierras arrebatadas por el conquistador sino acuciados por el hambre o la inanición.
—Buenas Noches, llamó para denunciar un asesinato
—Comisario, tenemos un 324- Cada caso policial tiene que estar catalogado incluso aquellas raras avis que pocas veces recalaban por esos pagos.
—Repita Maidana
—Tenemos un 324
— ¿Lo jugamos a la nacional esta tarde?
— ¿? Comisario, un individuo está denunciando un asesinato
— ¿Nos corresponde a nosotros?- Una consabida salida burocrática
—Afirmativo, es de la zona del Cañadón del Verdugo
Para los que pocos conocen la zona el Cañadón del Verdugo se llamaba así al cauce de un río que hacía años no regaba la zona, utilizado en la época de la conquista como lugar de ajusticiamiento de rebeldes, de cualquiera de ambos bandos, el principal Godoy había sido el encargado y de allí su apodo de verdugo.
— ¿Tiene algún móvil para desplazarse al lugar de los hechos?
—Negativo, nuestra Toyota hace tiempo que no tiene combustible.
—Está bien, tomo mi vehículo y lo paso a buscar para trasladarnos a la escena del crimen.
El comisario pocas veces concurría a su despacho, tenía un Almacén de ramos generales que le consumía todo su tiempo, con la radio de la comisaria se mantenía al tanto de las novedades de la dependencia.
No pasaron 5 minutos y ya estaban Maidana y el Comisario junto a la persona denunciante del crimen en el cañadón. Del occiso o del cuerpo nada.
— ¿Su nombre, forastero?
—Josef Stanley
—Anote Maidana
— ¿Nacionalidad?
—Soy oriundo de Belfast, Irlanda de Norte
Un perfecto castellano con escasos vestigios de su idioma natal.
Luego de una breve charla protocolar los tres se dirigieron a la comisaria a hacer los papeles correspondientes, denuncia policial incluida.
Una noche cerrada en los pagos de Cabeza de Buey, solo tres personas en la dependencia policial y una denuncia que recién se iba a iniciar.
Con una vetusta computadora con profusión de sonidos, un fondo de pantalla con el escudo de Boca Juniors, el oficial Maidana comenzaba su tarea. Si bien bastante pobre su disposición en el teclado, con solo sus dos dedos índices hacía milagros.
Escribía y escribía y el irlandés no decía palabra
—Me muestra su identificación
Y Seguía, seguía. Al rato detuvo su raid mecanográfico, lo miro a los ojos y le dijo:
—Sr Josef, cuénteme lo sucedido
—Eran aproximadamente las 19:00 hs y me hallaba al costado de la ruta detenido por urgencias fisiológicas.
» Por lo que nombran Uds. sería el Cañadón del Verdugo, nada que llamara la atención. Ni bien bajé del auto a unos cien metros entrado en el campo vi como una persona le realizaba varios disparos con un arma de fuego a otra, a muy corta distancia. Creo que le vació el cargador.
—O sea que a la distancia advirtió que se trataba de una pistola y no un revolver.
— ¿Cree que estoy mintiendo?, fui oficial del servicio secreto inglés y se reconocer una pistola o un revolver a mucha distancia. Además hasta vi saltar las balas servidas, indicio indubitable de la presencia de la pistola.
»Si me apura un poco más le podría decir que es muy parecida a la que porta Ud., una Bersa 9 milímetros.
— Sus conocimientos o no sobre armas no va a ayudar a la investigación, cuente lo que vio y principalmente donde quedó el cuerpo, porque de acuerdo a la inspección ocular en la zona, ni indicios del occiso. Ya son la 11 y media, demasiado tarde para continuar, le parece continuar mañana y de día. Me voy a poner en contacto con la policía científica de Bahía Blanca, para que nos asista, aunque a decir verdad, no tenemos nada, ni muerto, ni asesino, ni arma, ni móvil, ni nada.
El comisario asintió y el irlandés se comprometió a concurrir a las 9 de la mañana a continúan con su declaración.
Eran ya las 11 de la mañana y estaban el Comisario y el oficial Maidana esperando al irlandés para continuar la denuncia de la noche anterior.
—Maidana, porque no vamos hacia el Cañadón, para avanzar un poco con la investigación
—Lo que Ud ordene Comisario, dejaré una nota en la comisaría para cuando llegue el irlandés.
Tomaron el auto del Comisario y se fueron a la zona mencionada y a los cien metros al costado de la ruta donde se había detenido el irlandés, se encontraron con un cuerpo, boca abajo con numerosos impactos de bala.
—Tenía razón el gringo, le vació el cargador.
—Vamos a girar el cuerpo
La sorpresa sobrevino de inmediato al observar que el cuerpo hallado no era nada más ni nada menos que el del mismísimo Josef Stanley.
— ¡Maidana! ¡Me puede explicar qué carajo es esto!.
Con el mismo atuendo del día de la denuncia, acribillado a balazos, con las balas servidas diseminadas por el lugar y tantísimas pruebas de que el homicidio había sido en ese lugar.
» Maidana, necesito que se quede de consigna en el lugar mientras regreso a la dependencia a contactarse con la policía científica de Bahía Blanca.
Así lo hizo y a las 14:00 hs la típica camioneta forense con personal enfundado con trajes espaciales realizaban sus tareas dando a la escena del crimen un tinte alienígeno. A la característica bolsa negra siguieron los preparativos para cargar el cuerpo en el móvil, que inicio su marcha cuando el reloj marcaba las 16:00.
Rápidamente se difundió la noticia en el pueblo, no siendo necesario su viralización por redes sociales. En Cabeza de Buey las noticias se expandían con el infalible método del boca a boca.
El que sí estaba alborotado con el hallazgo era el brujo del pueblo Coyllá-huentrú. Una ancestral costumbre entre los indios pampa consistía en asignarles este oficio desde muy joven, la característica más saliente era que los hombres debían abandonar el sexo y vestirse de mujer. En sus elecciones primaba a aquellos varones afeminados y no muy convencidos con sus biologías muy liados a su identidad de género.
Lo cierto era que Huentrú ya había percibido lo ocurrido en el cañadón y se encontraba en la comisaria con todos sus elementos que justifican su oficio, su tambor y sonajeros entre los más relevantes.
— ¿Que lo trae por acá Coyllá?— Nombrándolo por su nombre de pila
El comisario y el oficial Maidana, se miraron extrañados con la presencia del brujo, rara vez se lo veía por el pueblo y casi nunca con sus extraños atuendos.
Una característica distintiva de estas tribus era la creencia en los espíritus del mal, Gualicho en idioma original.
— Puedo relatarles todo lo ocurrido en el cañadón
— ¿Cómo lo supo?
— Todo lo viví como en sueños haciendo sonar mi tambor. El forastero del que todo el pueblo habla no es otro que el antiguo jefe de estación de Cabeza de Buey, que fuera fusilado por el principal Godoy en el Cañadón hace ya 140 años. Según una leyenda Pampa los ejecutados injustamente saldrían de sus tumbas para vengarse de sus verdugos.
» — Quiere decirnos que con el que hablamos ayer era un zombie.
Ya era bastante difícil poder entender lo ocurrido, un muerto que se levanta de su tumba para vengarse de su ejecutor y lo acribillan a balazos. ¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué?. Y el mismo individuo informa de su propio ¿asesinato? ¿Estando vivo?
¡Ring ring!
—Oficial Maidana, buenas noches
¡Viri vir chif chif cui!
Le comunicaré inmediatamente al comisario
— ¿Qué pasa ahora Maidana?
— Me avisaron de la policía científica de Bahía Blanca, que no puede ser, que el occiso se llama Josef Stanley y según las investigaciones fue ejecutado en el cañadón hace mucho tiempo.
—Ya lo sabía —dijo el Comisario
— ¿Quién se lo dijo?
—Dice el dicho, “yo no creo en los brujos, pero que los hay, los hay”

Una sonrisa cómplice de Coyllá-huentrú lo decía todo.




Texto agregado el 14-02-2021, y leído por 54 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]