TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Heraclitus / Abogados

[C:607689]

ABOGADOS

La vida de uno es cambiante. ¿Por qué digo lo anterior?
Mi explicación empieza si les cuento parte de mi existencia. Soy hijo adoptivo de una pareja de personas de edad, que por bondad me recogieron. Mis padres biológicos son un sobrino nieto de la pareja, tarambana a más no poder, con líos con la justicia por lo que tuvo que huir del país y ya no se supo de él. Mi madre, la sirvienta de la casa, seducida por el sobrino. Mediante una generosa remuneración aceptó firmar que me daba en adopción.
Mi infancia fue divertida, de joven me recibí de una carrera humanística, poco rentable, pero eso no importaba, ya que el par de ancianos eran muy ricos y heredé una gran fortuna cuando fallecieron.

Conocí a una viuda joven, guapa y seductora con muchísimo dinero que le dejó su difunto marido, abogado y político transa, ya con muchos amaneceres cuando se desposó con ella. Como todo añoso: o le ponen cuernos o se dirige en poco tiempo a la dimensión desconocida, como pasó con este político.
No les presumo, fue ella la que me llevó al matrimonio, Con la asesoría de un abogado (primo de la desposada y a lo mejor su amante), nos casamos con separación de bienes, al principio conocí la felicidad, y al poco tiempo ya no me hizo caso.

En el bar al que acostumbra ir, me encontré una dama con un atractivo deslumbrante. Me sentí conquistador y fuimos a un motel de paso (sugerido por la bella mujer).
No habíamos empezado las acciones, cuando abrieron la puerta de la habitación y entraron el primo de mi mujer acompañado de un notario público y un fotógrafo que nos tomó una excelente foto desnudos. Mi compañera me había dicho que debíamos desnudarnos y así en “cuero de rana” sin taparnos nos encontraron.

Me hice acreedor a una demanda: adulterio, me acusaron además de violencia matrimonial, tanto física como mental. En fin, yo aparecía como el monstruo semejante al fantasma de la ópera. El juicio de divorcio se llevó a cabo. Mi abogado fue comprado, lo mismo que el juez y para no caer al tambo tenía que cederle a la víctima todos mis bienes, yo me quedaría sólo con la ropa que llevaba puesta.
El cínico del abogado que contraté me confesó, que la hetaira con la que me sorprendieron era una actriz contratada por mi mujer y su primo, (desde luego no lo podría demostrar). Que lo mejor para mí era “aflojar la lana” y pronto. Él recibiría su parte del cochupo.

Así las cosas, antes de firmar algo, mi cabrona esposa marchó de esta vida, víctima de un infarto fulminante. Desde luego como conyugue declaré el intestado y ahora soy doblemente rico.

Por eso digo que la vida es cambiante.

Texto agregado el 29-04-2021, y leído por 27 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
29-04-2021 ¿Cambiante? Sería mejor decir "sorpresivo, o inesperado". La vida da sorpresas sorpresas da la vida, dice la canción. D2EN2
29-04-2021 Los jóvenes herederos son presa fácil de vampiresas. Doy gracias a que siempre he sido pobre. Excelente cuento. Terryloki
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]