TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Bequeano / Declaraciones para la prensa

[C:609380]

Declaraciones para la prensa de aquellos políticos que puedan estar involucrados en malversación de fondos públicos

Jober Rocha

Tras el desarrollo de los acontecimientos mundiales relacionados con los escándalos que involucran a políticos en el mal uso del dinero público, me llamaron la atención las objeciones presentadas por algunos imputados y la simple negativa de otros a responder preguntas al ser entrevistados por la prensa.
Los políticos que eventualmente hacen una declaración siempre afirman que las acusaciones que pesan sobre ellos son mentirosas, aunque entre las reglas, del denunciante premiado, los denunciantes deben presentar prueba de lo que denuncian y, ciertamente, lo presentan para disfrutar del beneficio.
Inmediatamente recordé las viejas entrevistas dadas por un ex gobernador, cuando los periodistas le preguntaron por sus cuentas en la Isla de Jersey (una de las Islas del Canal a la que había transferido, según acusaciones hechas por el Ministerio Público, el dinero de los sobornos recaudados en obras públicas realizadas mientras estaba al frente del gobierno y depositados en esa isla, alabándose en el secreto bancario de ese paraíso fiscal). Dijo el citado político a los medios: - ¡Los desafío a que demuestren que ese dinero es mío! ¡Quien pueda probarlo, puede quedárselo! (Al hacer esta declaración, sabía que los banqueros de Jersey nunca darían el nombre de los titulares de cuentas allí).
Como sé que muchos de los políticos acusados en la actualidad (así como los que lo serán, en el transcurso del tiempo), como mencionó el ex gobernador, nunca serán acusados confesos; aquí tienes once excusas que, convenientemente memorizadas, pueden ayudarles durante sus entrevistas con los medios, cuando aterrizan en aeropuertos o participan de inauguraciones y otros eventos de carácter político.

Declaraciones sugeridas que pueden darse en momentos críticos:

1. Mis queridos amigos periodistas, nunca he recibido un centavo de los que ahora me acusan. He vivido toda mi vida de manera monástica en las montañas del Tíbet y llegué al país apenas ayer. No sé nada sobre este tema. Ni siquiera tengo coche y siempre camino. Vine al país solo para dar una conferencia sobre levitación, dirigida a monjes nacionales. Disculpe, estoy muy cansado por el largo viaje.
2. Desafío a estos denunciantes que me acusan hoy a que muestren una sola boleta con mi huella digital grabada. Esta es una mentira que se me está poniendo en mi contra y, tenga la seguridad, enjuiciaré a los que me denigren en la Corte Internacional de La Haya ya que lamentablemente no confío en la justicia de este país, que siempre es parcial y sesgada.
3. Estimados periodistas, he sido diputado por varias legislaturas y he podido, durante mucho tiempo, formar mi inmenso patrimonio personal. ¡Ya no necesitaría, hoy en día, entrar en un esquema de corrupción millonario como este, que agregaría poco a mi patrimonio ya multimillonario!
4. Mis queridos periodistas, estas acusaciones que me atribuyen estos denunciantes son absolutamente falsas. Hice mi inmensa fortuna tanto en el sector energético como a través de la promoción administrativa con los bancos oficiales. Todos los proyectos de interés para amigos del ejecutivo y empresarios, que propuse y aprobé en la legislatura, tenían como único objetivo poder nominar a mis familiares para cargos directivos en la administración pública y nunca fueron motivados por el dinero. ¡A lo sumo me pueden acusar de nepotismo, pero no de corrupción!
5. Después de estas denuncias, prometo que nunca volveré a postularme para un cargo de elección popular. Me disgustan estos fiscales, jefes de policía y jueces, que, en un simulacro de la Inquisición moderna, solo piensan en incendiar a quienes piensan diferente a ellos y tienen otras convicciones morales e ideológicas. ¡Me considero un segundo Sócrates, asesinado moralmente por la élite judicial gobernante!
6. La posteridad seguramente demostrará que tengo razón. Según filósofos y economistas clásicos si no sabes cuidar tu dinero deja que alguien más que sepa, apropiarse de él y lo multiplique en beneficio de la comunidad. Eso es simplemente lo que hice durante mis mandatos. ¡Esto no es un reconocimiento de culpa por mi parte, sino solo una declaración filosófica, que hago sobre la base de pensadores antiguos!
7. Estas denuncias que hicieron sobre mí no son más que un gran complot contra nuestra Democracia y engendradas por conspiradores Illuminatis, con el apoyo de la masonería, bendecida por el Vaticano, financiada por Estados Unidos y China y contando con la ayuda de unos extraterrestres infiltrados en nuestra justicia y en la Policía Federal!
8. Piensen bien mis queridos periodistas y razonen conmigo, simplemente basados en la lógica formal: Si me hubiera ganado esta montaña de dinero de la que me acusan los denunciantes, ¿no creen que me hubiera comprado a todos los policías, fiscales y jueces en este caso y mi nombre ni siquiera aparecería en el proceso, como siempre ha sucedido en nuestro país en casos similares? Por tanto, la acusación que hacen de mí no es cierta ya que mi nombre sigue ahí en el proceso judicial e, incluso, ¡destacado!
9. Haciendo una autocrítica sobre mi mandato, encontré solo una razón relevante por la cual los denunciantes podían incluir mi nombre en las denuncias: voté en contra del proyecto de matrimonio entre homosexuales presentado a la cámara con una solicitud de protagonismo. No sé, pero esos denunciantes que me acusaron, siempre sorprendidos susurrando a la policía y a los fiscales en los rincones oscuros de las comisarías, me parecen que están jugando en el equipo contrario al mío ...
10. Denuncias como estas que me acusan ya han ocurrido en tiempo pasado y nunca fueron investigadas ni siquiera tuvieron corolario. ¡Nuestros sospechosos fiscales y jueces no se permitirán ser difamados o desalojados por ningún rufián frívolo que, prematuramente, suscita, sonriendo burlonamente, alguna traición malévola sobre la altivez, la decencia y la estima de los eruditos políticos locales como yo!
11. Estimados periodistas, en esta ocasión me niego a discutir este asunto con la prensa; a menos que para ello esté bien pagado. Noticias como estas, que tengo de primera mano, que involucran a varios colegas y altos funcionarios del gobierno, valen cien mil dólares. Le sugiero que vuelva a su sala de redacción y hable con sus directores y editores; si aprueban el pago de lo que pido, contacta conmigo en mi despacho parlamentario el jueves, ya que no trabajo los lunes, martes, miércoles y viernes. ¡Estos días estoy en las bases electorales de mi Provincia!

Texto agregado el 07-07-2021, y leído por 48 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
07-07-2021 Mis queridos amigos periodistas, nunca he recibido un centavo de los que ahora me acusan. He vivido toda mi vida de manera monástica en las montañas del Tíbet y llegué al país apenas ayer. No sé nada sobre este tema. Ni siquiera tengo coche y siempre camino. Vine al país solo para dar una conferencia sobre levitación, dirigida a monjes nacionales. Disculpe, estoy muy cansado por el largo viaje. ¡jajajajaja! Martilu
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]