TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nelsonmore / No volví al restaurante (cuento)

[C:609841]

No sé cómo voy a pagarle le deuda al dueño del restaurante, me ha fiado tantas veces el almuerzo que me da vergüenza ir a fiar un almuerzo más. Tampoco quiero ir porque la mujer del dueño del restaurante me mira con deseo, ni siquiera disimula delante de su esposo. Tal vez no dice nada porque ve en mi a un enemigo inofensivo. En fin, deje de ir una semana, no porque no tuviera hambre, sino porque durante toda la semana me mantuve a punta de arroz con huevo. Hoy me dio por volver, antes de pedir le dije al dueño que me fiara la última vez. El dueño me contestó lo siguiente:
-No te preocupes, me pagas cuando puedas.
Otro en su lugar me hubiera sacado a patadas, pero él no era de esos comerciantes hambrientos. Le agradecí con el alma y me fui para mi casa. Me había empacado el almuerzo en un recipiente de icopor. Me fui despacio, tres cuadras me separaban de mi casa, faltando una un ladrón se me acercó y me dijo que le entregara todo lo que llevara de valor, con mucha tristeza le dije:
-Lo único de valor es este arroz atollado colombiano.
No me dio tiempo de nada, me lo arranchó y se fue rápido, no sin antes insultarme y pegarme una patada. No me quedó más remedio que irme con mucha hambre a mi casa a preparar arroz, pues no tenía huevos ni dinero.
Después de preparar una buena cantidad comí con gran apetito, de sobremesa tomé un vaso de agua. Luego escuché un poco de música en la radio. A la hora me acosté. Me dormí de inmediato, al comienzo mi sueño fue placido, de repente pasé del sueño a una pesadilla en la que el dueño del restaurante me decía:
-Te voy a matar, estoy seguro que mi mujer me engaña contigo.- ¿Cómo quieres que te mate?
En seguida le respondí:
-De ninguna manera, para que vas a matar a un muerto de hambre.
-Entonces no vuelvas más por el restaurante porque te echaré los perros.
Me iba a echar los perros y no tiene ningún chandoso.
Me desperté gracias a un trueno muy intenso, yo creo que se despertaron hasta los muertos. Me levanté a colar café, no tenía con qué acompañar ese delicioso cafecito, aunque no tuve para el azúcar me supo delicioso. La mañana se me fue más rápido que de costumbre. Tenía un hambre atroz, a pesar de la pesadilla de hacía unas horas me dirigí al restaurante. En el camino me encontré el periódico tirado en el piso. Lo levanté y me senté en el anden a leerlo. Todo iba bien, hasta que de pronto leí un titular que decía: "Muere envenenado ladrón por comer arroz atollado colombiano", más abajo estaba la foto del ladrón que me robó ayer. Me regresé a casa a preparar mi propio arroz.

AUTOR: PEDRO MORENO MORA
@

Texto agregado el 20-08-2021, y leído por 48 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
21-08-2021 Buen cuento y mejor moraleja. Saludos. JerryMendez
21-08-2021 Excelente Pedro!!! Muy bueno. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]