TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / tinterocreativo / HISTORIA DE TERROR ESPELUZNANTE para HALLOWEEN 2021 [[ CUIDADO con tu ORDENDADOR]]

[C:610196]

Hoy les voy a contar una historia. Ustedes tiene total libertad para elegir entre creerla real o ficticia. Solo les voy a pedir algo, tengan mucho cuidado con su ordenador en Halloween porque cuando llegan estas fechas los monstruos y demás seres oscuros escapan de sus respectivos nichos y circulan libremente por el mundo. Las formas en que escapan de esas cadenas que los mantienen atados durante todo el años pueden ser muy diversas.
Como cada día bajé a la cafetería, que está en la planta baja de la facultad, para tomar un café. Fue allí donde sucedió este siniestro acontecimiento que voy a relatarles.
Era temprano y no había nadie. Muchos de los estudiantes aún permanecían durmiendo. Así que tomé asiento cerca de uno de los ventanales que dan al jardín. Como de costumbre saqué mi ordenador para proseguir mi tarea.
Lo abrí y lo dejé sobre la mesa cargando, mientras iba a buscar mi café.
Al regresar noté un extraño y fuerte olor, que me recordó a las cerillas cuando son encendidas en un día húmedo.
Miré a mi alrededor por si había fuego en alguna parte y entonces al fijarme en la pantalla de mi PC me pareció ver algo extraño.
Al principio no podía dar crédito a lo que estaba contemplando. La pantalla tenía unas llamas muy vivas y reales, que oscilaban en su interior. Lo primero que pensé es que quizás se había abierto alguna página en mi ausencia. Así que tome asiento para proceder a cerrarla.
Y entonces un escalofrío recorrió toda mi columna vertebral y los vellos se erizaron en mi piel.
Una mano cuarteada y putrefacta acababa de salir por la pantalla y tecleaba una frase en letras rojas:
FELIZ HALLOWEEN
Quedé petrificada sin saber que hacer. Sin poder moverme. Sin poder hablar y con la respiración contenida.
¿Podía estar pasándome algo así o quizás solo era una alucinación?
Pero pronto sobrecogida por el terror más espeluznante pude comprobar que si estaba sucediendo. Ante mi y dentro de la pantalla apareció un ser grotesco de ojos encendidos y orejas puntiagudas. Una especie de macabro demonio, que tras soltar una diabólica carcajada hablo con una voz cavernosa de ultratumba:
No estás soñando. Hoy es Halloween y todos los demonios hemos escapado del infierno. Hemos venido a saludarte.
Instintivamente me retiré de la pantalla. El miedo había cubierto mi frente de un sudor frío y mi cuerpo temblaba de terror.
Aquel ser demoníaco dio paso a su vez a otro grotesco personaje. Una calavera con capucha negra y un viejo pergamino en el que se podía leer FELIZ HALLOWEEN, mientras un esqueleto siniestro bailaba sobre el papel una extraña danza.
Después hizo su aparición un terrible vampiro que con muecas siniestras movía los colmillos intentando alcanzar mi cuello, en el que la vena abultada por la presión y latía como si fuera a reventar de un momento a otro.
La situación era tan terrible y descabellada que solo acertaba a mirar el espectáculo, sin poder moverme ni articular palabra alguna. Quería escapar, pero mi cuerpo estaba completamente inmovilizado.
De repente una fuerza extraña tiró de mi y dejé de ser la espectadora de aquel horror, para pasar a formar parte de aquella dantesca escena.
Allí estaba yo, con los ojos desencajados. Contemplando una especie de ritual en el que un esqueleto bailaba y miraba al cielo, como implorando clemencia, mientras otro permanecía quieto, muy quieto, esperando, esperando. ¿Esperando qué?
El día había amanecido gris y lluvioso. Todos en clase estaban soñolientos, después de la fiesta de la noche pasada, que habían organizado en la cabaña vieja del bosque.
En el silencio se escuchó la voz de la chica pelirroja, que en clase se sentaba al lado de Carmen:
¿Y Carmen dónde está? ¿Alguien la ha visto esta mañana?
Uno de los muchachos que estaban en la parte delantera giró la cabeza hacia atrás y contestó:
-No la he visto esta mañana. Pero anoche estuvo en la fiesta. Recuerdo que se quedó dormida en el sofá del comedor. Pensé que había tomado demasiado y no quise despertarla. Supongo que debió marcharse y volver a su casa cuando despertó.
En la clase empezó a reinar un silencio sepulcral, a pesar de que ninguno de los alumnos pudo ver la especie de ventana tridimensional que se acababa de formar en la pared. Tras la cual alguien golpeaba y gritaba desesperadamente:
Socorro, socorro. Estoy aquí dentro. Ayúdenme por favor. sacadme de aquí. Soy Carmen. Auxilio quiero salir. Ayuda por favor.
****Pueden ver este relato en vídeo, interpretado y con imágenes en mi canal de YouTube***
https://www.youtube.com/watch?v=lLFFKwv4Z7k

Esta obra esta bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional

Texto agregado el 28-09-2021, y leído por 68 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]