TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / peco / Los Abuelos Y El Fiáo

[C:612080]

Recuerdo que llegué a vivir a su casa, posíblemente una tarde. Y lo deduzco de que en poco tiempo lloraba en medio de la oscuridad. Era un llanto profundo y con intenso dolor. En extremo justificado por haberme separado de la mujer con la que estuve 1, 095 días, más 270 en su interior. Luego supe que me habían librado del contagio de la pandemia de turno.

Pero lo cierto fue que nacía a un nuevo patrón de vida. Y que vine con mi hermana a otro hogar. El de dos abuelos que habían perdido el hábito de la crianza de niños, pero que seguían abiertos al novedoso aporte de los nietos. Aúnque por puro innato egoismo, sólo me enfoqué en las obligaciones tejidas a mi alrededor.

Dominando, entre ellas, la del asunto de los mandados. Actividad que me dió a conocer entre los comerciantes clásicos del barrio. É introdujo mi atención en las formas de comprar de los abuelos. Qué ciértamente eran de distintos estilos. Él, barbero. Élla, dueña de un rancho que rentaba por partes. Lo que significaba, dos niveles diferentes de ingresos.


El de las monedas diarias, del abuelo. Que iban a parar a un bolsillito perpendicular con la bragueta de su pantalón y el de los pesitos sueltos de la abuela. Que morían en el cajoncito de su armario. Pero el bolsillo simulado de debajo de la correa del barbero, funcionaba con la fuerza de gravedad. Que era una trampa contra la subida. Y con mucha brega de un índice amaestrado en contra, salían algunos cheles: uno para el azúcar y una hora después, otro para la aceituna y la alcaparra. Mientras, que los billeticos planchados de la abuela, parecían muy grandes para el cheléo diario.

Y yo en el centro del trajín. Y la abuela, niño, pídele para el ajo, para la cebolla, para…. Hasta que el hastío de pedirlo todo y la negación al vuelo de los papeles de la abuela, generaron la llegada del fiáo. Qué cómo recurso de compra, desde entónces, lo he rechazado

Texto agregado el 19-04-2022, y leído por 47 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
20-04-2022 Esos abuelos sí que la tenían clara, sabían de los avatares cotidianos y de una u otra forma hallaban la manera de resolverlos. Un abrazo Shou
20-04-2022 Un texto muy cotidiano que cuenta los avatares de vivir con los abuelos, que tienen su mundo y sus manías y luego no resulta fácil adaptarse a ellas. Muy bien, Pedro. maparo55
20-04-2022 Alguna vez escuché un dicho que se me grabó en la memoria: "Cuida las monedas, que los billetes los cuida el banco". Es la pura verdad.. en menudencias es en lo que más se gasta... tal como tu protagonista dedujo. Un abrazo, Sheisan
19-04-2022 Tienes mucha razón, en cualquier momento volvemos a la libretita del almacén. Saludos. ome
19-04-2022 Que buen texto.!!! Todo me parece estar viviendolo. Las distintas formas de vida. Unos abuelos cariñosos con dinero y otros con problemas que ocupan al nieto a su favor;pero son los abuelos que siempre están. ***** Un besito Peco Victoria 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]