TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / CARLOS ALCARAZ, EL TENISTA ASESINO

[C:613247]

No cabe duda que Carlos Alcaraz, el tenista español, ha sido la gran relevación del tenis mundial en el último año, arrasando con triunfos y cuatro títulos de febrero a mayo de 2022, quizás por eso, no eran pocos los expertos del tenis que colocaban a Carlitos, Charly o Charluco (se lo conoce por todos esos diminutivos o apodos), como el gran favorito a ganar Roland Garros y Wimbledon, los torneos por excelencia más tradicionales de todo el circuito de la ATP.
Dicen que Carlitos se estaba entrenando para Roland Garros cuando su entrenador Juan Carlos Ferrero le anuncio una visita inesperada…
- Pos mira Carlitos, esta Joana Sanz, la modelo y esposa de Dani Alves, el futbolista.
- ¿Y que quiera esta chavala?
- Pues quiere conocerte.
- Me estoy entrenando, quiero ganar Roland Garros y Wimbledon, deseo ser el número uno en esta misma temporada, soy un Carlos, y los Carlos nacimos para ser número uno, tu no has sido un número uno, Juan Carlos, porque no eres un Carlos auténtico, te han puesto ese Juan delante y eso te ha cagao la carrera, estoy ocupado, que venga en otro momento o que vaya a follar al brasileiro.
- Pero Carlos, es solo unos minutos, y además será este año o quizás el que viene, pero serás el número Uno.
- Bueno, que venga esta chula, que esta bien guapa – dijo Carlos, con su acento muy español.
Unos minutos despues, Joana Sanz hizo su entrada en el lugar donde entrenaba Carlos Alcaraz, se saludaron, se besaron, y se sacaron unas selfies, al mismo tiempo que Carlos le firmó unos autógrafos dedicados algunos a ella y otros a Dani Alves.
- Pues bien, ya tienes suficiente para publicar en Instagram y todas esas chorradas, espero que os gusten – le dijo Carlos que parecía querer seguir entrenando sin parar.
- Mira Carlitos – le dijo Joana – en realidad quiero algo más contigo, sueño con follar contigo, esos pies que tienes, tan grandes y olorosos.
- Pues mira que huelen fuerte, muy fuerte, por algo me llamo Carlos.
- Quiero olerlos, los de Dani Alves no valen cinco duros, ni siquiera cuando termina de jugar al balompié.
- Pues entonces probaras mis pies.
Y Joana Sanz empezó entonces a oler, besar, chupar y lamer los pies de Carlos Alcaraz, con suavidad primero, las plantas, los dedos, en forma salvaje despues, y tras aquel juego fenomenal de pies, Carlos Alcaraz le cogió a Joana Sanz, claro que en su mente, no estaba cogiendo a Sanz, sino jugando Roland Garros y Wimbledon, mientras era ovacionado por el gran público, y mientras se coronaba en los Grand Slams. A Sanz le gustó, aunque estaba un poco decepcionada, imaginaba algo mejor, era como que lo de Alcaraz pintaba mejor y se quedó ahí, en promesa de lo que pudo ser.
- Creí que cogía mejor – le dijo Sanz – así no llegarás muy lejos en Roland Garros ni Wimbledon.
- ¿En serio dices eso, chula? – le dijo Carlos Alcaraz – nadie pone en duda que Carlos Alcaraz será campeón de Roland Garros o Wimbledon – y menos una mujerzuela como tú.
Carlos Alcaraz agarró entonces una ninjato y emitó un gran grito que sono parecido a un “Ole, ole, Ole, Ole” gigantesco en medio de una corrida de toros, y le clavó la ninjato en el pecho, casi como partiéndola en medio a medio a Joana Sanz, la ninjato le quedó clavada en el pecho, saliéndole por al espalda.
- Queso – dijo Carlos Alcaraz mientras tiraba un gigantesco Queso sobre el cadáver de Joana Sanz.
- ¿Qué has hecho? – le gritó horrorizado Juan Carlos Ferrero a Carlos Alcaraz, al ver que había asesinado a Joana Sanz y le había tirado un Queso.
- No lo pude evitar, soy un Quesón, y no puedo controlar mi instinto asesino, a veces no puedo dejar de asesinar y de asesinar un Queso, ya me ocurrió con Africa Peñalver, y con otras chicas, desconocidas para las gentes…
- Vaya, vaya – dijo Juan Carlos Ferrero – Carlos Moyá tenía (o tiene) esos mismos impulsos, y su hija Carla, con apenas doce añitos, ya parece tener ciertas inclinaciones similares pero con los chavales, parece que ser Quesón es una cosa seria, yo lo pude evitar porque me pusieron el “Juan” delante del “Carlos” y así evite ser un Quesón.
- ¿Y ahora? ¡Soy un asesino! ¡Y me gusta serlo! ¡La asesine con furia y con placer! ¡Quiero asesinar a otra! ¡Quiero tirar otro Queso! ¡Mira como huelen mis pies! – comenzó a gritar desatado Carlos Alcaraz, en una escena en la que era merecedor de un chaleco de fuerza.
- Tranquilidad, tranquilidad, Carlitos – le dijo Ferrero consolando a su discípulo – todo estará en orden.
Dicen que un enviado especial del Rey Emérito, el reptiliano don Juan Carlos de Borbón y Borbón, el Comisario Puyol, con la ayuda de la Tieta de Catalunya, se encargaron de tapar el asunto, e incluso, habrían proveído de más víctimas a Carlos Alcaraz, para satisfacer los instintos asesinos, criminales y Quesones del tenista, aunque bajo un pacto estricto…
- Vale, quesonearas a varias chavalas bien chulas, Carlos Alcaraz, pero este año, no ganarás Roland Garros ni Wimbledon – le dijeron – después vemos…
Y así queda explicado porque Carlos Alcaraz, siendo la gran promesa del tenis, terminó siendo un rotundo fracaso en Roland Garros y Wimbledon. Fin del Queso, de este Queso de Carlos Alcaraz.

Texto agregado el 05-08-2022, y leído por 162 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
06-08-2022 Vuelven las historias del Queso Asesino. ValentinoHND
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]