TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / María Magdalena S21

[C:62977]

Tus brazos abiertos y tu bello rostro implorante -cuanto recogimiento hay en mi corazón-, tus finas manos traspasadas por la insidia, tan nobles manos que alguna vez acariciaron el rostro de alguna meretriz, mujer perversa que cedió ante aquel homenaje, sofrenando el impulso de su sangre pecuniaria para besarte cada uno de tus benditos dedos como lo hago ahora yo. Me deslizo suavemente por sobre tu cuerpo delgado y te pregunto a ti, no a este maniquí de yeso, si acariciarías mis cabellos con esa misma solicitud que para mí es más bien indiferencia y con esa mirada profunda en la cual se sublima absolutamente todo. Eres la encarnación del misterio y tus designios son tan inexplicables como lo son esas llagas burdamente pintarrajeadas en tus santas piernas, columnas egregias que sostuvieron el peso de tu airoso cuerpo cuando transitaste invocando a Dios. Quiero estar contigo, padre mío, esposo mío, amante mío, pero te deseo en todas esas instancias. Como lo ves, soy sólo una mujer, una solitaria, angustiada y necesitada mujer que no quiere acallar su protesta milenaria. Perdóname, tan desnudo, tan bello, tan martirizado ¿Cómo me pides que refrene mis impulsos? Acaricio tu torso inmaculado y mis manos trémulas quieren seguir indagando. No, no siento culpa, soy de carne y este que te representa es de un material espurio. Tú estás allá lejos, tras la vaguedad de los conceptos religiosos, ajeno a todo, despercudiendo aún tus magullados músculos después de tu azaroso tránsito por la agreste humanidad. Me recuesto a tu lado, mi buen amigo y me extasío contemplando tus ojos tan límpidos, tu boca implorante y esos brazos demasiado perfectos para ser los de un simple carpintero. Me duermo en ti y para ti y mañana asistiré a la iglesia y pediré perdón por todos mis pecados, por todos ellos, pero esto que existe entre tú y yo, eso es nuestro y nadie jamás habrá de saberlo…

















Texto agregado el 18-10-2004, y leído por 235 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
19-10-2004 Glup! Ave María del Santísimo Socorro, es un derroche poetico que emociona anemona
19-10-2004 Hermoso cuento. Juegas con las palabras y los sentimientos derramando ilusiones y sueños. A tu estilo: impecable. Ha sido para mi un gran placer conocerte y sentir tu amistad. Un inmenso abrazo fraterno. Shou
18-10-2004 Te has logrado meter dentro de una adoradora de Jesús y le has extraido su esencia enamorada. Opino como Neus: fluyen en ti las palabras como de un manantial ligero. Gracias por este retrato perfecto. Todas las estrellas y mi abrazo. graju
18-10-2004 ...qué maravilla... qué maravilla... es lo único que me sale y lo repito... cómo puedes, gui, dejarte derramar en tanta poesía... te fluye como fluye el agua de los manantiales... Mi admiración con 5* y un abrazo. neusdejuan
18-10-2004 ¡¡Un éxtasis divino!! yoria
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]