TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Haiduc / Cerrado por defunción

[C:67615]

- Buenas noches.
- Bienvenido a casa. ¿Cómo fue tu viaje?
- Conocí a alguien.
- ¿Sí? Cuéntamelo.
- No lo entenderías.
- Inténtalo.
- Además, ella te conoce.
- Yo conozco a mucha gente. ¿Estás cansado? Pareces triste.
- No. No tengo motivos para estarlo. Ni siquiera para odiarme. Solo tengo razones para volar, para renunciar, para aprender y crecer... Debo sonreir aunque me cueste, me fuerce, me duela. Ese es el camino. El mío. Además, me dijo que siempre tendría su mano.
- ¿Su mano? Ven. Toma mis brazos. Yo te abrazo siempre, ¿no lo recuerdas?
- Sí, no dejas que te olvide.
- Ven, vamos a dormir.
- Tenías razón. No puedo ponerte cuernos, Soledad.

Texto agregado el 13-11-2004, y leído por 264 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
27-07-2005 la soledad a veces se merece unos cuernos como una plaza de toros, ajaja es mas pesada que la conciencia.. un susurro* susurros
23-02-2005 Original relato, quien más y quieen menos ha tenido ese mismo dialogo. Saludos. Monelle
16-11-2004 Bienvenida soledad! Es muy reconfortante dormir en sus brazos y caminar de su mano, pero los "cuernitos", conviene ponérselos a menudo. Original y muy buen final. marimar
14-11-2004 Ella siempre está a veces oculta, por eso hay que aprender a conocerla, disfrutarla, que se sienta bienvenida así no se vuelve contra nosotros. Me gusto Medusa63
13-11-2004 La soledad, nuestra más querida e inseparable compañía. Si no la tuviéramos no seríamos nosotros mismos. Bien conseguido el efecto. azulada
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]