TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Pachamama / José, Adiós a Clara. (III Parte)

[C:6813]

El día estaba totalmente gris, el jovencito, con pala en mano, no sólo echaba tierra al profundo hoyo, sino también, varias lágrimas bajaban por sus gruesos pómulos salpicando y perdiéndose en los terrones inertes que quedaban frente a sus pies.

La pena, no era tan profunda por el animal en sí, tal vez mas, porque era el único recuerdo vivo que le quedaba de su madre.

Los ladridos del Diablo lo habían despertado de madrugada, ya era invierno y las montañas se encontraban cubiertas de nieve y el caminar se hacía difícil y el frío calaba hasta los huesos, los leones comenzaban a bajar hasta las praderas en busca de alguna presa fácil, que les ayudara a saciar su brutal hambre.

Le dolía recordar el estado en que la había encontrado, tirada sobre la nieve, agonizante, la pelea había sido a muerte, se notaba por los rastros de sangre; tal vez, fueron dos los atacantes, pero por las huellas que dejaron, indicaban que se fueron arrastrando malheridos; pobre Clara, si hubiese sido mas joven, se habría defendido mejor, pero los años, no pasaban en vano y quizás más lastimero sería haberla visto tuerta y con una pata menos, pensaba José.

Había llegado sola, en un día de primavera, su celo la había hecho bajar de las montañas en busca de un macho, y logrando su objetivo y después de una exitosa cubrición quedó preñada y a los once meses nació un lindo potrillo, tan blanco como la madre y que, tiempo después, fue vendido a don Jacinto que era un experto preparador de caballos de carrera.
La yegua era indomable, arisca, la única persona que se podía acercar, en ese entonces, era la joven, sin embargo, varias veces, lograba estar un segundo sobre las ancas, para luego ser arrojada al suelo, una y otra vez, pero con el tiempo logró conquistar al animal.

Ahora no tendría transporte para llegar a la escuela, ni podría echar locas carreras por las pampas abiertas junto al Diablo, ni cruzar el hondo río sobre un lomo. Pero como él bien lo sabía, según las enseñanzas de su madre, que nada era eterno.

¡Cómo había pasado el día tan rápido!, ya era demasiado tarde, las gallinas se estaban acomodando en sus gallineros. Había que comer algo y a la cama; __Sabrá Dios donde anda mi taitita a estas horas, tendré que comer solo de nuevo-. Se decía y se conformaba, entre murmullos.

Las noches se hacían eternas, pero se hundió en un profundo sueño; donde volvía a ser niño y corría feliz por las montañas y los pájaros volaban sobre su cabeza, y las flores eran tan hermosas y desprendían un aroma exquisito, y su madre más bella que nunca, montada sobre la Clara, se perdía sonriendo alegremente por entre los rayos del sol.

Texto agregado el 20-06-2003, y leído por 742 visitantes. (26 votos)


Lectores Opinan
23-02-2014 La muerte de Clara duele, no obstante la aparente indiferencia de Jose . Agrega la 1/2 estrella ambrocio
06-10-2004 Pachita que sensibilidad la tuya y que corazón para escribir. Este José me tiene arrobada, me voy al IV. Beso. meci
22-05-2004 Es una exquisitez, algo distinto, una pluma distinta que yo en particular nunca había paladeado. Maravillosa tu narración, amiga, que te eleva muy alto. Enhorabuena. Y dale recuerdos de mi parte al bueno de José, es un personaje de lo más peculiar...Es una sensación extraña la que me queda... LoboAzul
03-05-2004 De ternura lleno este cuento en el que José nos invita a soñar y a vivir, aunque él todavía no había aprendido a leer. Un beso y gracias maravillas
20-04-2004 Es algo muy bello felicidades y gracias. gatelgto
19-04-2004 Gracias por haberme transportado en el tiempo y el espacio a la vida de José. Ya lo considero un amigo así que esperaré sus nuevas andanzas y calamidades, que parecen andar de la mano en su vida. goliat
14-04-2004 me gustó mucho, es un muy buen relato***** india
01-04-2004 Espero que a la tercera no sea la vencida y que la cosa siga. Reverencias y saludos! darken
30-03-2004 He leído los tres de un tirón, no te queda otra que seguir escribiedo de José...te esperamos. Libra libra
30-03-2004 hermoso, te ha quedado muy bien y da para seguir y seguir, excelente como los dos anteriores, Maite
27-03-2004 Increible tu triología de José, me gustó mucho como terminas con un climax esquisito en cada parte. Aun así no hay un desenlace y me muero de ganas de saber que pasa con él en la escuela, con su prima Juana, con su taita y on el diablo. Me encantaron los personajes estan realmente vivos igual que el paisaje, todo muy bien narrado. Ojalá sigas con las andanzas de José Ecifitra
15-01-2004 Te superas en estilo, y en la transmisión de emociones a cada nueva entrega de tu historia que me tiene embebido, he leído cada capítulo varias veces y cada vez que lo hago me gusta más. Gracias por regalarnos tus letras. alqutun
10-01-2004 Tras tiempo diciéndote que te leía, al fin te leí, y los tres de un tirón... chica, no se cuáles son tus pretensiones, pero da la sensación de que tienes para una novela! Ese personaje, José, es todo un hallazgo, y ese entorno, todo un marco para describir -y escribir- una verdadera epopeya de los humildes. Emociona sin conmocionar. Y sabes en cada relato encontrar un detalle (esos lápices de colores, esos zapatos, esa yegüa) que le dan sentido a cada cuento, además de ir formando un universo al que sólo queda más remedio que solicitar: ¡escribe más!! ¡por favoooooor! ;-) Felicidades también por el uso del lenguaje. Te dejo cinco estrellitas. Te las mereces, a buen seguro! moebiux
09-01-2004 Muy bueno amiga, leeré los anteriores y te daré una opinión del total. Mientras, quedo con la impresión de haber encontrado a una persona que usa el idioma en forma hábil y pulida. Me confundí un poco cuando dices "la joven "y evidentemente te refieres a la madre. Ese párrafo queda algo confuso. Gracias por el buen momento NINIVE
07-01-2004 Acaso eres la reencarnación femenina de los grandes escritores del criollismo. Tu prosa es evocadora de caminos polvorientos, campesinos esforzados y paisajes candentes que se pueblan de la flora y fauna que ya conocemos y añoramos. gui
13-12-2003 Me gustaron los tres, encanto, belleza y prodigio para llevarlo. Mucha suerte. carloel22
09-12-2003 Ay, mujer. Qué manera más bella de plasmar tanta historia, tanto amor, tanta tristeza y todo juntito en cada palabra que se hace un mundo y se libera al viento esta historia de colores que podrían ser sombríos, pero tú no lo permites, igual está el canto de las aves y el sol que calienta el alma de este Jo´se y del lector y no sé porqué me quedo con unas ganas de llorar a gritos. Magistral tu pluma, tu ingenio, tu don. Mis estrellas pa'la noche, digo yo, por si hicieran falta, porque a ti, mi amiga, grandeza de alma te sobra y estrellas literarias no son necesarias, brillas solita en este firmamento. FaTaMoRgAnA
04-12-2003 demasiado triste pero bonito inesita
21-11-2003 muy bien pachamama, es el tercero q te leo, el ultimo q tnes por ahora , espero q sigas las aventuras de josé, por ahora me está gustando bastante, tu narración tiene fuerza y eres muy auténtica Vihima
26-10-2003 mmmmm me quedo con los otros dos. este no me gusto...sorry. T-BONNES
15-10-2003 Solo queda decir que es excelente esta tercera parte, demoré en leerla pero valió la pena poetaSuburbano
11-09-2003 Hermoso cuento, realmente muchos sentimintos puestos a nuestro alcanze. Gracias, sigue cultivando con grandes cuentos como este. Mis estrellas para tí. caminandovoysinrumbofijo
08-09-2003 Por fin la termine, y sabes? bellisima. ¿hay mas? espero que si. En suma las cosas más grandes estan encerradas en la simplicidad. Es ahí donde hay miles de razones. franz
08-09-2003 buajajajaj...que manera de emocionar Pachita....me encantó! piquitos al corazon gaviotapatagonica
03-09-2003 Qué belleza de relato, pinceladas de tristeza y de recuerdos para José, estrellas para vos (no puedo dejar de llorar) Un abrazo. MCavalieri
31-08-2003 Un relato de sentimientos sencillos y profundos, y con ese toque campestre, de natura fresca, con galopes en una infancia sin tristezas, porque Clara no se fue. Saludos! mandrugo
28-08-2003 Lo volví a leer, y casi me lloro todoo, Dios, una belleza triste..., besitos AnaCecilia
20-08-2003 Simplemente maravilloso....el relato sabe como traer las vivencias de este joven campesino, a nuestra contaminada vida citadina. Sigue escribiendo! Misterioso
17-08-2003 CONMOVEDOR ME HA RESULTADO TERESA
15-08-2003 Tu cuento me ha arrancado un suspiro. Cada episodio en la vida de José abre una ventana de comprensión y nos hace sentir espías de cada vuelta de la vida. Perfecto como siempre y más melancólico que los anteriores... Se escapa la tristeza entre las palabras. Saludos! blanquita
11-07-2003 Hermosa trilogia,poetica y emocionante,gracias por el regalo.- chucao
25-06-2003 Como buen Yunguero, o yunyero, nos traes el remedio de tus escritos, mas que escribir... pintas y pintas muy bien, gracias. Nomecreona
24-06-2003 Pacha te pasaste... qué cuento más hermoso? Unas lagrimillas porfiadas ruedan por mis pómulos... besos, Evangeline
21-06-2003 Muy bonito y muy triste a la vez, siempre sufro más la muerte de un animal, por su desamparo. Pero es un relato muy bien logrado, un besito, Ana C. AnaCecilia
20-06-2003 Madre tierra, lambiendo toscas pa parir verano. Muy bueno lo tuyo cielo. hache
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]