TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Un mea culpa vestido de sacrilegio

[C:68735]




Puedo escribir los versos más tristes esta noche
Y eso es indicio claro de una depresión ad portas
Sin embargo disimulo y me pongo a teclear,
Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.»
Pero eso me parece un tanto cursilón puesto que
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Y eso es sinónimo de irresponsabilidad funcionaria
Puedo escribir los versos más tristes esta noche
Me parece que eso ya lo dije y me preocupo
Porque parece que el Alzheimer ya me tiene entre ojos
Yo la quise, y a veces ella también me quiso
Y a veces no nos queríamos ninguno de los dos,
Al contrario, llegamos a aborrecernos.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos
Con claras intenciones de ahorcarla y al verla
Tan desamparada y muerto de miedo
Me entró el arrepentimiento y
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos
¡Lechuza! Le gritaba y después salía arrancando.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche
Pero ojalá que Investigaciones no esté escuchando
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido
Que un certero hachazo zanjó la situación
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella
Gritándome asesino, asesino de mierda
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío
Eliminé las pruebas, hasta un gato que era testigo
Lo estrangulé inclemente antes que maullara.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla
Si para eso está la fosa que cavé con mis manos
La noche está estrellada y ella no está conmigo
Obvio, está re muerta debajo de un rosal florido
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos
No vayan a ser testigos, mejor será que averigüe
Mi alma no se contenta con haberla perdido
Acaso en el otro mundo la encuentre y le pida perdón.
Como para acercarla mi mirada la busca
Bajo ese promontorio negro ella descansa
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo
Está en el otro mundo aburriendo a San Pedro
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles
La hizo blanquear a ella, rociada de cal
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos
Ella es ahora finada y yo el pelado asesino
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise

Mi voz buscaba el viento para tocar su oído
Su sordera me espantaba, lechuza Tapia
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos
De otros, de los gusanos, que festín se estarán dando
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos
Pronto será podredumbre y de allí será esqueleto

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero
Ver por última vez en esa oscura tumba
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido
Tan cortas las vacaciones y tan largo el mes de Mayo
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos
Ahora es hija de la tierra y pasto de los gusanos
Mi alma no se contenta con haberla perdido
Prefiero quedarme callado, no puedo ser tan hipócrita
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa
El canazo nadie me lo despinta, será cadena perpetua
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo
Después me espera la cárcel y allí te quiero ver, Pablo…








Texto agregado el 18-11-2004, y leído por 211 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
19-11-2004 No le falta de na, lo tiene to. Mu requetebueno. yoria
18-11-2004 Que humor ácido que tenés pibe. libelula
18-11-2004 está perfecto, esa cabeza tuya vale oro. anemona
18-11-2004 Un sainete bien armado con los amados versos del Gran Pablo. como dijo India, sin comentarios... ***** Un abrazo. neusdejuan
18-11-2004 sin comentarios, ***** india
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]