TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / zarathustra80 / EN EL BUSS

[C:69324]

EN EL BUSS...
En el sofocante calor humano, en el olor a humanidad de seres extraños respirando, oyendo la radio, conversando trivialidades...entre hedores humanos de alientos fétidos, axilas, grasa y perfumes baratos, entre todos ellos que son tal vez 15, 30, nolo sé, un mar de gente...entre todos ellos TE RECONOZCO, percibo tul aroma de huerto fresco., tu presencia inevitable, rígida , indiferente, cruel, inconstante, trivialmente confidencial e hipócrita entre charlas caseras de comidas y estatura fraterna...entre la nada en la que me convierto, que ni siquiera el viento que suplico es capaz de remover tus hondos cabellos, de aligerar el paso de tus ojos...
Y tontamente me quedo suplicando, implorando una sola mirada, parece que el telón no dejará transcurrir ese leve giro de tus córneas que consume mis ansias...y los minutos transcurren en este viaje fugaz , casual, sin retorno hacia un extraño destino en el que imagino la tragedia de no tenerte, de nunca haberlo hecho...
Nuestra posición diagonal , indiferente, enclaustrante en esta lata con ruedas donde ya no existe nadie más...en un extraño silencio sordo y mudo en el que uno sólo de mis índices anhela tocar tu hombro rojo.
Y no puedo...parece que mi cuello se ha convertido en una barra de hierro y mis facciones se contraen; parece que el aire se consume y me sofoca el hecho de “sin espacio” del mismo aire que respiramos , la cercania de nuestros cuerpos convexos, cerca y distante a la vez
Y continuo allí , clavando mis pies al piso, atada a este circunstancial momento y solo me atrevo a escudriñar a través de un ojo, fisgonear por detrás, como una cobarde, sólo el vidrio me trasmite una tenue luz, reflejando su trasero enfundado en la rigidez de su cuerpo, en la inexpresión de su lacerante indiferencia
Y llegando al final de tu destino , ella mueve su humanidad lanzando cuchillos de espaldarazos rojos que mi corazon recibe agradecido , mientras mis ojos recorren a traves del vidrio su camino, mientras finge no haberme visto y se quita el sombrero rojo para disfrazarse de hija
PD.Y SI MEBAJO AHORA? Y SI ABANDONO EL TREN? Y que pasaría si voy y le hablo, ¡!le suplico.!! Parece que un pedazo de mi se ha desprendido tras sus pasos hasta posarse en la zuela de sus zapatos color piel..





Texto agregado el 21-11-2004, y leído por 241 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
31-03-2007 no había leido tu relato, si no escribo el mio santiago-trans sex extremo hombrenuevo
08-03-2006 Mucha intendidad y mucha potencia; La frase lanzando cuchillos de espaldarazos es realmente genial. Saludos y espero que estes escriviendo. Asno
23-11-2004 A veces la cobardía no nos deja acariciar las manos que nos gustan. Otras veces, solo podemos mutilar nuestros cuerpos con imaginarios besos y dejar pasar el tiempo para que se nos acerquen. Te entiendo y te llevo en el pecho por ello. Pero, no dejés que el temor te invada y te quite lo que podría ser tuyo. sarnahuixtli
21-11-2004 Muy bueno. Mis cinco. Valerie
21-11-2004 La cobardía nos atenaza. Bien descrito. 5* larsencito
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]