TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / anitalu / Un Momento de Ensueño

[C:69570]

UN MOMENTO DE ENSUEÑO
(Un relajo para los sentidos)

La noche cubría el Sahara como telón oscuro. Lentamente, la luna llena y cientos de estrellas coquetas se asomaron y lo hicieron subir para alumbrar la arena aún cálida. Ojos de todos los tiempos, perdidos en la inmensidad de aquel paisaje miraban atentos esperando el ensueño. De pronto, vestida con velos etéreos adornados con oro y monedas apareció la Diosa de la Luz. Una brisa embriagada de ámbar comenzó a silbar la deliciosa melodía de un flautín y ella, suavemente se hizo cómplice de la música, ondulando su cuerpo y moviendo sus brazos igual como lo hacen las medusas cuando despiertan de un largo sueño. Se escuchó el canto de una voz escondida y el ritmo marcado de tambores se apoderaron de su cintura y de sus caderas, mostrando una delicada sensualidad. Sus voluptuosos senos abrigados con un corpiño de diamantes se unían al festín de compases y hacían de ella una mujer plena. El saltarín sonido de un pandero juguetón la invitó a desplazarse como gacela dócil para luego girar y girar con los brazos en alto, agradeciendo la vida en un rito íntimo entre su alma y su cuerpo. Volvió de nuevo el flautín, acompañando al laúd y posándose en su vientre lo hicieron serpentear, palpitar con vida propia mientras sus dedos finos jugaban con su larga cabellera sedosa. Su mirada, a veces de niña y otras con intenciones felinas la hacían tan seductora como el dulce perfume de la vainilla. Todo ello, completaba aquel cuadro de inocencia salvaje. Una vez más la voz escondida cantó… ella le obedeció siguiendola con movimientos misteriosos y envolventes. El flautín le regaló las últimas notas con las cuales la Diosa fue terminando su danza para quedar allí, en medio de la arena, como una bella escultura viviente. Varios segundos de silencio… luego se escucharon los aplausos, quizás traídos por el viento. Ella hizo una gentil reverencia y se perdió en la noche. Se encendieron las luces del teatro y aquellos ojos de todos los tiempos ahora tenían rostros que sonreían embelesados, porque habían vivido un momento de ensueño… y el telón oscuro se dejó caer sobre el escenario.




Texto agregado el 22-11-2004, y leído por 216 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
06-05-2005 Tu experiencia en danza arabe y los sueños al interpretarla han dejado este hermoso relato. Me ha gustado franlend
07-12-2004 Muy magico, muy bello, vaya que si me ha gustado!, mis estrellas y saludos LithiorelArkangelOscuro
02-12-2004 Me gustó, se deja uno llevar por tus letras. Un biquiño. Chus
24-11-2004 Buen cuento y recación. Se puede decir que me has hecho ver a la bailarina. Mis felicitaciones. Un saludo de SOL-O-LUNA
24-11-2004 Hermosas imágenes en serie. Mis cinco sentidos disfrutaron con ella. Mis 5 * marimar
23-11-2004 Te descubro siguiendo los pasos de la mejor cuentera, y no me lleva por malos caminos. Palabras pintadas sobre un lienzo de ensueño. Me ha gustado. ***** haiduc
23-11-2004 Amiga, con esta narración llena de imágenes me identifico. En Embrujo, que tu amablemente comentaste, hay una bailarina gitana en una taberna andaluza al compaz de un redoblante. Alli trate de centrarme en el Bolero de Ravel. Cuando lei tu texto de inmediato la recordé. Tu bailarina es tan bella como la mia. Un abrazo y mi reconocimiento, caselo
23-11-2004 Sensualidad y simpleza. Me gusto mucho AnitaSol
22-11-2004 Mágico, las imágenes se crean con claridad en la mente y te transportan a otro mundo, un mundo de música, sensualidad, belleza y mágia...es un sueño de relato, maravilloso yoria
22-11-2004 Hermosa narración que nos lleva al ensueño. Escenario muy bien descrito y la imaginación vuela junto a tu bailarina. Mis estrellas para ti. Palom_a
22-11-2004 Quizá Korsakov puso los tonos al laud y las panderetas, al flautin por lo dulce para que ella reina de la luz (nombre bajado del cielo) logre mover al ritmo de de sus caderas y otras voluptuosidades, y como diosa de la luz, no requiere ni velos etereos ni corpiño de diamentes, ella brilla con su propia luz. estrellas curiche
22-11-2004 Muy bien relatado. ¿Sabes que eres una pintora que con tus palabras pincelas los colores de esa escenografía exótica. Ahora me quito los zapatos porque los tengo repletos de arena del Sahara. Necesito un autógrafo de esa excelente bailarina y uno tuyo, por supuesto... gui
22-11-2004 Lindo cuento. Suaves secuencias...hasta se escucha la música. Un abrazo Saitek
22-11-2004 un placer para los sentido, sin ninguna duda***** cariños india
22-11-2004 ¡Gracias por la puesta en escena! Un abrazo * neusdejuan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]