TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / La Columna del Martes. Naciendo Mentiras

[C:74217]


Créeme
Cuando te diga que me voy al viento…
Cuando te diga no soy primavera sino una tabla sobre el mar violento…
(Vicente Feliú)

Puede que la gente me llame – como dice una canción – fabricante de mentiras. Puede que sean mentiras piadosas que sucumben a una realidad dolorosa y gris. ¿Cuál es el valor de la verdad en un mundo como el nuestro? ¿No es más leña al fuego hablar de verdades? Voy a bautizar mis mentiras como inventos, en palabras de Huidobro “inventa mundos nuevos…”.

Puede que todo se trate de ir inventando nuevos mundos que le den el sentido a vivir o ser lo que realmente queremos ser. Porque puede que lo que queremos ser aún no esté inventado. “Quiero ser un pez que vuele” “quiero ser un computador que sienta” “quiero ser un retricuvipo”. Los límites de nuestra realidad son tan breves, no nos queda otra que crear, crear para uno mismo, hacer el nido de nuestra propia existencia. Durante mucho tiempo el hombre ha intentado hacer el mundo de los otros negándole casi por completo la capacidad de ser, coartando su mundo, creando la palabra “mentira” precisamente para invalidar lo que otro quiere decir.

Sí, estoy a favor de la mentira, de la mentira maquinada y la improvisa, la que posibilita los caminos a la felicidad. ¿No es ese el fin del hombre? Puede que sea la comprensión del invento el obstáculo de nuestra concordia. Nos pasamos mucho tiempo señalando el invento ajeno sin preguntarnos la visión del que la construye, o cuáles son nuestros límites para involucrarnos en el universo que el otro inventa, o por qué no podemos entrar en él.

La realidad subyuga la creación. Quizás habría que tomarse la realidad como se toma el toro, por las astas. Hay una cierta fealidad en la realidad, hay un mundo ajeno en la realidad, hay una aprehensión de la que quiero librarme… inventa, inventa… mundos nuevos.

Recuerdo cuando era pequeña y mis compañeras de clases comentaban de la pata del diablo. Ellas decían que el diablo había venido a la tierra y en uno de los cerros capitalinos había dejado una gran huella que daban testimonio fehaciente de tal acción. Me acuerdo todos los terrores que me provocaba esa historia, hasta que un día mi padre me llevó a conocer la pata del diablo. Nunca hubo una pata del diablo, sino por el contrario, una huella de una gran mariposa de cuatro alas (Eso demuestra que en la prehistoria las mariposas eran gigantes, y que en vez de venir de los gusanos, venían de la mutación de elefantes…). Mi papá se metió en mi mismo mundo esa vez, lo recuerdo con claridad.

Así que para una próxima oportunidad, señor y señora, usted no se preocupe por decir mentiras o verdades – como diría Nietzsche – en sentido extramoral, esta humilde servidora le sugiere crear, inventar, nacer… y le pido que me crea, aunque sean las mentiras.

Texto agregado el 14-12-2004, y leído por 210 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
18-12-2004 "Él, que sólo busca habitualmente sinceridad, verdad, emanciparse de los engaños y protegerse de las incursiones seductoras, representa ahora, en la desgracia, como aquél, en la felicidad, la obra maestra del fingimiento; no presenta un rostro humano, palpitante y expresivo, sino una especie de máscara de facciones dignas y proporcionadas; no grita y ni siquiera altera su voz; cuando todo un nublado descarga sobre él, se envuelve en su manto y se marcha caminando lentamente bajo la tormenta." Nietzsche claro... y tú... de quien eres???? Nomecreona
18-12-2004 La mentira sin maldad es el motor del mundo de las ilusiones... barrasus
17-12-2004 Da para mucho el tema. Como si las verdades fuesen billetes que el empleado del banco pasa por su maquinita para detectar los dineros falsos. Muy bien por tu padre. Otro creador. azulada
16-12-2004 Me gustó mucho y siento no saber el autor de este texto aunque me trajo reminiscencias estilísticas ...a lo mejor me equivoco. De todas maneras. Gracias por compartirlo NINIVE
14-12-2004 Hay mentiras tan bonitas, que merecen ser verdades. Conmovedor y lúcido tu texto porque, como dice alguna canción, qué es todo este dolor sino una ilusión. hemefeo
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]