TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / En La Columna de Media Semana: En vísperas de la Navidad. Por Borarje

[C:74277]



He tenido una mañana atroz: hurgando en el desván, bajando cajas, desempolvando arreglos navideños para ver qué está en condiciones de volver a ser utilizado, recorriendo almacenes en pos de lo que debe ser sustituido, el pino, no olvidar el pino, obsesionado por encontrar el más fresco y frondoso, buscando la escalera entre los vecinos, indagando quién de ellos se la llevó prestada hace cosa de un mes y no la devolvió, respondiendo telefonemas al personal de la oficina, porque decidí tomarme el día y resulta que precisamente hoy todos necesitaron de mí; en fin... Luego, entrando la tarde viene... ¡lo peor! Sí, lo peor, porque todo lo anterior no es nada cuando se tiene que cargar la escalera de un lado a otro, subirla y bajarla mil veces (y son poco más de cuatro metros) exactamente 18 peldaños, martillo, pinzas, rollos de cinta aislante, metros y metros de cable, clavos, ganchos, extender series de 200 luces, descubrir cuál es la maldita bombilla que no permite encender toda una sección de 15 luces... ¡y las conexiones al suministro eléctrico! Ya está, parece que la fachada y el jardín lucen bien, pero falta el interior de la casa; ¡Santo Dios, pero qué desorden! cajas, series, cables, adornos, esferas regadas por todas partes, las figuras del Nacimiento, o Belén, como le llaman en España, no se puede dar un paso sin tropezar con algo; sentarse un momento, ¡imposible! cada centímetro cuadrado de los sillones, incluso la escalinata están ocupados con algo.
Acaban de sonar las cuatro de la tarde y parece que no voy a terminar ¿Pero qué no hay alguien en esta casa que me ayude? Sin embargo, es como gritar en medio del desierto. Entonces recuerdo que por la mañana, durante el desayuno, dije --ya es hora de vestir de Navidad esta casa --Entonces, cada uno de los demás integrantes de la familia recordó algo "muy importante" que hacer, y todos desaparecieron. Qué coincidencia, recuerdo que el año pasado ocurrió algo semejante.
Ya termina el día, las sombras comienzan a cubrirlo todo y miro a mi alrededor, el lugar se ha transformado, me gustan los resultados; creo que ha valido la pena. Y entonces la familia comienza a reunirse de nuevo. Vamos al jardín, vamos a presenciar el encendido oficial.
Cuando cientos de luces multicolores surgen en la noche, se escucha el "¡Oooooh!" laaargo y luego aplausos... nos tomamos de las manos. y allí, contemplando nuestro hogar iluminado para recibir la Navidad, mientras Bing Crosby canta "Silent Night", pienso en el verdadero significado de esta temporada, pienso en que es tiempo para amar, para soñar, para compartir, para perdonar, para realizar nuestros deseos e ilusiones, para reunirnos con la familia, familia que quizá no hemos visto en todo el año; tiempo en que cobra fuerza nuestro lado sensible y nos hace buscar la paz espiritual. Nacen momentos de ternura, de querer abrazar, de querer besar, de dar, de recibir, de abrir un regalo y poder compartir el momento de emoción con la persona amada.
Es tiempo para reflexionar, para decirnos, primero en nuestro interior, después a los demás: fallé en esto, o en aquello, pero trataré de ser mejor. Entonces, alejar el rencor y darnos un abrazo. Ese es el espíritu navideño que debemos comprender y compartir.
Deseo a todos la mejor felicidad para esta Navidad; que el amor verdadero, que consiste en darse a los demás, inunde su hogar.



Desde Cancún, en la costa mexicana del Caribe.



Texto agregado el 15-12-2004, y leído por 188 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
16-12-2004 Lo mismo a tí. Un cálido Feliz Navidad. NINIVE
16-12-2004 Simpático relato de tu navidad, el deseo es recíproco, un abrazo. barrasus
15-12-2004 Amigo. Felíz Navidad para ti y los tuyos, esde esta lejana Francia, en donde... empezamos a congelarnos, pero la Navidad es compartir, dar amistad y calor. Así es que ahora me siento más a gusto, más "calientita". Abrazos y besos y mis * Mena
15-12-2004 Querido amigo: Alguien siempre tiene que hacer el esfuerzo ¡pero vale la pena! Porque así es, una sola bombilla podría impedir que en el árbol brillen los colores de la Navidad, pero con ese gesto de entrega, trabajo y paciencia lo solucionaste. Un abrazo muy fuerte (Las estrellas están ya brillando en el árbol de tu Navidad y no se van a apagar nunca) maravillas
15-12-2004 Fantástica reflexión sobre el espíritu de la Navidad. Felices fiestas para ti y familia son mis sinceros deseos amigo cuentero. Van mis 5* jorval
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]