TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / meriodemi / El ingeniero

[C:74640]

El ingeniero

Nunca el viaje desde la U a la casa duró tanto. Normalmente el viaje del viernes era de recuperación. Después de una semana intensa, el viernes era el día mas cargado de trabajo, por lo que normalmente el viaje a casa lo ocupaba en dormir o en escuchar un buen disco. Cualquier cosa que no fueran libros o poemas, o escritores, especialmente escritores. Tropa de engrupidos, todos ellos, con sus camisas y pantalones de segunda mano, su barba de 2 días en los hombres. O el pelo, “descuidado” pero cuidado, de las mujeres. Y su mirada de "soy demasiado profundo para este mundo". Lo tenían harto. Todo este semestre había tratado de mostrar su trabajo, de que alguien lo tomara en cuenta, de demostrar que su cambio de carrera no había sido un simple capricho sino que estaba siguiendo algo mas fuerte, algo que retumbó en su cabeza todo el primer año. Pero desde que había llegado, todos lo miraron como bicho raro. “El ingeniero”, le pusieron, la primera vez que leyó uno de sus cuentos en clase. Y lo destrozaron. “Muy frió”, “muy calculado”, “muy predecible”. Y el los odió por eso. Odiaba la pose que existía, el aire de cofradía que se respiraba en el campus. –Clones- solía repetir cuando los veía en su tertulia matutina, comparando escritos. Y por eso escribía con furia, escrito tras escrito brotaban de su cabeza cada noche, y cada noche pensaba, “este será el día, el día que rompa con el estúpido esquema impuesto, no me voy a vender, “el ingeniero” seguiré siendo el ingeniero, seguiré escuchando rock “gringo” usando zapatillas “adidas”, escribiendo mis cuentos en mi laptop en el patio del campus” pero cada día chocaba con esa pared impenetrable, con esas miradas condescendientes “sigue intentándolo” parecía que le decían las miradas. Estaba harto, es que acaso tenía que volverse gay o borracho o maniaco depresivo para poder escribir cosas “decentes”, ¿escribir sobre fluidos vaginales saliendo del cráneo abierto reventado en el pavimento?, ¿ser fanático de la nueva canción chilena?¿de la nueva trova?¿de Milanés?¿de Silvio?¿de Gieco?, ¿porque nadie apreciaba su ironía sutil pero hiriente, su rima al galope, sus escritos cinematográficos? ¿o sus cuentos de ciencia ficción o su historias de suspenso? “Vendido”, le dijeron una vez en una discusión, ¿vendido porque no necesitaba sufrir para escribir?, ¿vendido porque hacia uso de las bondades del sistema? Los vendidos eran ellos, que sacrificaron su individualidad para pertenecer al grupo, sacrificaron su manera de pensar, para acercarse mas a sus idolos. “Tolstoi, Kafka, Dostoievsky, Borges, García Marquez, Bukowsky, Kerouac, Salinger, los odiarian tambien, ellos también fueron incomprendidos en su época, escribieron lo que sentían y no les importaba nadie mas que ellos. Ellos también fueron Ingenieros”.
Pensaba en todas estas cosas, cuando de pronto se subió ella. “Ella!!! que hace acá???”, la observó atentamente como lo hacía en clases, le parecía distinta a las otras, era bonita, pero no una belleza típica, de modelo de bikini, era algo mas sutil, pero cautivante. Le había llamado la atención porque era la única que lo miraba distinto, que parecía ponerle atención cuando leía su trabajo. Tiempo después supo que había estudiado arquitectura, pero que no había funcionado. “tenemos algo en común” pensó cuando le contaron. Un día se la topó a la entrada de clases, intercambiaron algunas palabras, el le contó uno de sus chistes fomes, ella rió, todo bastante... bien. “Si solo pudiera evitar que ella se transforme en uno de ellos, todo mi esfuerzo no sería en vano”. Pero nunca se atrevió a dar el siguiente paso. De ese día comenzó a escribir para ella. A ella era quien miraba mientras leía en clases. En ella pensaba cuando revisaba sus trabajos una y otra vez, de manera que fueran perfectos. Todo lo que necesitaba era un comentario, un comentario honesto de parte de ella. De ella!!! Y ahora estaba acá, lejos de la U, lejos de la presión del grupo. Algo debía hacer. La miró. La miró atentamente tratando de llamar su atención. Ella se dio cuenta de que estaba siendo observada por él, pareció reconocerlo. Mas gente comenzó a subirse al bus, por lo cual ella avanzó por el pasillo hacia donde estaba sentado. “debo hacer algo” pensó, y saco un trozo de papel, si dejar de mirarla. Ella también lo miraba con algo de curiosidad. Comenzó a escribir. Levantó la vista en el preciso instante en el que ella se sentaba, unos lugares mas adelante, hacia la ventana. Podía ver su perfil, mirando hacia fuera. “Tal vez esta pensando en lo que estoy escribiendo”.”seguro soñador”. Terminó el escrito algunas paradas antes de llegar al suyo. Se levanto de su asiento, y camino decidido por el pasillo, hacia donde estaba sentada ella. –Toma- le dijo y le entrego el escrito, con su mejor cara de ganador. Ella miró el pedazo de papel y lo miro a él, con una sonrisa burlona, como castigándolo por su insolencia. Leyó el escrito y lo guardó en su mochila.-Gracias- Le dijo secamente al ver que no se iba, luego volvió a mirar por la ventana hacia afuera. Llegaron a su parada. El la miró por un segundo más, luego tuvo que bajar apurado al ver que el bus partía nuevamente.
-GRACIAS!!!-exclamó una vez abajo -GRACIAS- repitió humillado. Fue en ese instante en el que se vió reflejado en el ventanal de una tienda. Sus jeans negros, su chaleco, la camisa que asomaba por el cuello, sus zapatillas, su mirada que de profunda no tenía nada. –Soy un ingeniero- dijo desilusionado –no importa lo que piense o escriba, para todo el que me mire soy un ingeniero-
Caminó un par de cuadras, cuando de pronto un rayo de esperanza iluminó su rostro desilusionado. Cruzo la calle apurado, casi tropezando. Se detuvo frente a una tienda con un letrero que decía “LIQUIDACION EN ROPA DE SEGUNDA”. Se quedo ahí, mirando hacia adentro, con una ansiedad obvia, tan obvia que llegaba a ser absurda. ¿Venderse o no venderse?. Cerro sus ojos y todo lo que pudo ver fue una sonrisa burlona. Y solo una palabra escuchó. Tembló.
–GRACIAS!!!!- grito finalmente para luego cruzar el umbral y perderse en la tienda.

Texto agregado el 17-12-2004, y leído por 137 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
19-12-2004 ta tan bueno q hasta YO lo lei y me tuve q inscribir en esto pa comentarlo... PD. soy yo astromona
17-12-2004 alaaaaaaa!!!!!! q bueno!!!!!!!!!! sduv31
17-12-2004 vendido, jejeje... buen texto , master.. do you speak english? negrafotocromatica
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]