TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / arnaldo / Cigarrillos usados en pensiones líquidas

[C:74964]

Habíamos discutido un par de horas, ella dejo de hablarme y yo me di vuelta y me dormí.
Estaba soñando con pensiones y cigarrillos que nunca se fumaban hasta que sentí sus pasos.
Había decidió marcharse y se llevaba mi suerte en su piel.
Intente detenerla, pero en eso no soy bueno.
Las palabras llegaron tarde y mis manos fueron indelicadas.
Bajo las escaleras, cerro la puerta, (me sentí estúpido hablándole a el reloj)
Y prendí la tele, vacié mi mente, fume todos los cigarrillos.
Busque la guitarra para componer algo que no era mío.
Escribí basuras intelectualoides con triple significado,
escribí sobre caballos que tocaban Voodoo chile,
escribí mientras me sangraban los oídos
escribí hasta que sonó el telefono.

Era sólo otra boleta vencida,
voces frías al otro lado del mundo.
Interferencias y ruido blanco.
Teléfonos desconectados en lineas muertas.
Maquinas de fax obsoletas preparando el café.
Cámaras en el culo de Masera analizando su cerebro.
Y culpas en pantallas de cristal liquido,
Y soledad en salas de chat.
Y múltiplos de diez para teorías del buen amar
Y psicólogos trepando las bocas de tormenta,
intentando explicarle al huracán de la humanidad
que todo fue un mal sueño del niño que murió
cuando aceptamos aquel empleo
y nos resignamos a ser una sombra de nuestros sueños.

Y vi algo en la punta de la lapicera,
Perros con sombreros de frutas apretando el botón
Y el almacenero deseando la muerte de todas las viejas
que revuelven la mercadería.
Y sida en envases descartables.
Y almas del Ku Klux Klan. volviéndose negras.
Y chinos maquillados besando a Syd Barrett.
Y dos tortugas vía on-line ofreciendo sexo oral y tetas prehistóricas.

Patee el telefono, quebré la lapicera.
Mordí la guitarra, desfumé todos los cigarrillos, llene mi mente de palabras secretas y códigos de acceso a ella,
apagué la tele y deje de hablar con relojes (que nada saben del tiempo)
Se abrió la puerta, subió las escaleras y me abrazo (mis manos fueron educadas)
No era necesario ninguna palabra (ni siquiera estas)
Descanse en su piel y devolvió mi suerte.
Decidió quedarse (solo otra oportunidad para negar mi estupidez, (ambos mi amor))

Me deje llevar por el sueño.
Vislumbre cigarrillos usados
Y vi todas mis pensiones
Arrasadas,
volviéndose parte de algún mar del sur de Rusia
Liquido sobre liquido entre bosques y deshielos humedeciendo el Gulag de Stalin.
(la represa de la cordura estalla, pensé)
Y yo observaba el ultimo día de la humanidad
En la cumbre de una montaña (recuerdo de las fotos de mi madre)
Y tres minutos después no tuve nada mas que decir.







Texto agregado el 18-12-2004, y leído por 95 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
18-12-2004 bravo maestro. eres bueno che. gusto leerte. buhonero
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]