TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / arnaldo / No me roben mi sábado

[C:76730]

Yo estaba convencido que el estaba en aquel bar, sin embargo estaba cerrado.
Llego el mozo y abrió las persianas, me pegue al ventanal y mire por todos lados, mi cara (supongo) parecería bastante intimidante, el tipo salio y dijo:
"¡Que buscas pibe!"
"Mi amigo entro recién, pero no lo veo, no lo veo..."
Tenia un escarbadientes que iba de un lado a otro marcando algún ritmo que yo no escuchaba.
"Recién abro, no puede haber entrado, ¿estas seguro que era acá?"
"Si, si, recién entro, ¿Se puede fijar en el baño? estaba medio descompuesto y..."
El mozo entro resignado a cumplir con mi pelotudes, era el ultimo retazo de paciencia, después me pegaría una patada en el culo y a dormir pibe.
Espere sentado en el cordón, reacomodando mi cabeza, eran las 7 de la mañana, muy temprano y muy tarde. Tenia que entrar a trabajar a las 9 y todavía no había dormido nada.
Mucha noche y poca calma, Dios sabe que esa ciudad te arrastra por caminos desconcertantes, esto era en parte algo de eso.
"¡He! ¡he! ¡pibe!"
"...A si... disculpe ¿y?"
"No pibe, no hay nadie, te dije que recién abro, no puede haber entrado"
Era el colmo de la obviedad, me disculpe de nuevo y me fui, estaba cerca de la casa y tenia hambre, a la mierda con todo eso, de alguna manera iba a llegar como yo lo estaba haciendo.

Realmente habíamos abusado de la suerte esa noche, casi nos arrestan, casi nos matan a palos 4 o 5 tipos (no lo recuerdo muy bien) casi le pegamos a Pito Penia, casi todo, pero como dice mi tío "por casi no muere nadie " y en eso tiene razón, soy la prueba viviente de eso.
Empezamos en Plaza Lezama con licor de café y cigarrillos armados, después nos fuimos a San telmo y pedimos Caipirinha, (entonces fueron Marlboro), y cerveza rubia y negra.
El plan consistía en llegar a un recital, divertirse, disfrutar.
Y fue así pero no tanto.
Entramos allí (no recuerdo el nombre, igual no importa) y nos ubicaron en una mesa, pedimos una cerveza y nos trajeron el chiste de una lata, pedimos otra y me sentí ridículo pagado $5 esa porquería.
En fin, estábamos sentados, tranquilos y ansiosos, quiero decir, era Andy Summers, ex The Police, yo estaba cerca del escenario, no quería perderme de nada, el tipo ese había echo historia, había grabado guitarras que eran deformes y raras y hermosas, como la banda en la que estuvo y también (por Dios ¡por Dios!) había grabado un par de discos con el genio de Robert Fripp, maestro de maestros. Tenia que ser un buen show, algo espectacular y lleno de flanger y delay y magia.
Pedimos un par de latas mas y la gente empezó a aplaudir, y apareció el, a unos 8 metros de nuestra mesa, mas viejo pero Andy al fin, con las zapatillas rojas de sus días con Police.
Dijo algo en ingles y se acomodo en una silla, por el otro lado del escenario apareció un tipo morocho y grande, lo presento en un español de mierda, era su compañero (Dios sabrá el nombre porque yo no lo entendí en ese momento y menos ahora) era brasilero, saludo en un
castellano bastante aceptable y se sentó en otra silla que trajo un asistente con cara de ratón asustado.
Hablábamos rápido y en susurros con mi amigo, esperábamos ver alguna guitarra que allá usado allá por los ochenta, tal ves la del video de Roxane (Fender telecaster, gastada y perfecta) de todas maneras cualquiera fuera, seria genial escucharlo, nadie (salvo fripp) maneja con tanto buen gusto los efectos como el.
No podía mantenerme quieto, prendí otro cigarrillo y seguí mirando, Cerati estaba un par de mesas mas adelante yo estaba (y estoy) un par de siglos mas atrás. Finalmente el mismo asistente con cara de rata asustada le trajo al brasilero una guitarra acústica (de las de cuerdas de nailon) pensé que era bastante original, Andy con un millón de ruiditos raros y el otro con la crudeza de una criolla.
Sin embargo cuando la rata esa trajo la guitarra para Andy también era acústica, me preocupe, me asuste, mi amigo dijo "Debe ser para el primer tema" yo me tranquilice y seguí mirando.

No voy a extenderme mas sobre los detalles técnicos o musicales de esta situación solo voy a decir que el bueno de Andy no solo uso la criolla (mal) para los primero temas sino para todo el puto recital, toco canciones lánguidas de jazz y bosanova, instrumentales y aburridas y se cago de risa todo el tiempo de chistes que solo el y el brasilero entendían.
Se rió de la guita que habíamos ahorrado para pagar su entrada (cara por demás), se rió de todos y cada uno de esos argentinos boludos sentados con sus latas de cerveza admirando la nada de su show.

Se levanto del escenario para un intermedio de unos 15 minutos, yo ya no esperaba que la cosa mejorara (a nivel musical) pero inexplicablemente la cosa empeoro (a nivel comodidad), apareció una chica (moza, asistenta, boludita que se yo) y sentó en nuestra mesa a un viejo pavo y su novia que tendría unos 10 años menos que el.
Era nada mas y nada menos que el rey del rock nacional, la leyenda, el que nos salvo de la involución musical que reina prácticamente en toda Latinoamérica, era Pito Penia, con barba y cara de ingenuidad.
Mierda de todas las mierdas, ni siquiera podíamos estar tranquilos en nuestra mesa, ahora encima teníamos que aguantar a esa leyenda (no para mi) y mil boludos pidiendo autógrafos y empujando nuestras sillas.
Se mantuvo la situación por unos minutos y después se esfumaron como los pavos que son.
Yo se que Pito Penia hizo (esa cancioncita, esa cancioncita) "El Bote", se que fue el primero en hacer popular una canción en castellano, pero ya esta, realmente después de eso no he encontrado nada interesante en su composición, nada mas que jazz barato y monótono y baladas extremadamente empalagosas, alguna que otra canción de protesta pero sin sangre, con esa sensación de quien escribe desde un búnker, ajeno a la realidad de la realidad real.
Ok, se que todo es una cuestión de gustos, si, pero esta es mi opinión y se algo de el tema, vivo del rock desde los 16 años, respiro y lloro por el, ese tipo a mi no me agrada y si estas en desacuerdo conmigo, bien por vos.
La cosa es que era un tanto inquietante tenerlo ahí, con su chica fina y los eternos agradecidos detrás, que mas da, prendí un cigarrillo y pedimos un poco de vino, en ese momento se gira y dice.
"Disculpa, podes ponerte mas allá, me esta viniendo todo el humo a la cara"
Me corrí de MI mesa, despacio, era mi mesa pero ahora era de el.
Mierda de mundo oportunista.
Comenzamos a charlar con mi amigo de musica y de cómo nos abia cagado el hijo de puta de Andy con todo este rollo del recital, Pito no aguanto mucho (supongo que se siente muy identificado con el jazz para restaurantes de Andy, sigue sus pasos) entro en la conversación, como quien le da lecciones a dos pendejos maleducados.
Que no se que mierda de el respeto y otra mierda de la calidad y no se que de la interpretación y bla, bla, bla.
Yo le digo:
"Mira a mi si una canción no me dice nada no me parece una buena canción, la toque quien la toque, me parece mierda aburrida y complaciente"
"Claro, claro" dice el "Lo que pasa es que vos sos muy joven, no lo entendes, claro, claro..."
Realmente me parece una de las excusas mas patéticas utilizar la edad de alguien para suponer que puede o no comprender algo.
Era obvio que el no había entendido ni mierda de lo que yo dije, entonces que debía decir:
"Claro, claro, lo que pasa es que vos sos muy viejo y no te das cuenta que este tipo vino a robarnos"
Y le dije algo mas o menos similar pero un poco mas suave, no quería enojar a esa leyenda del rock recontra frita, su novia no se dignaba siquiera a mirarme, yo tampoco la miraba a ella y todos nos miraban a nosotros.
Seguimos hablando y caímos en el tema de que la mayoría de las estrellas del rock (en esa época, hoy no tanto) no salían de Capital federal y que la necesidad real de rock estaba afuera del país, en las ciudades chicas, en los pueblos, donde los chicos nunca iban a tener oportunidad de ver un recital de Iron Maiden o cualquier otro de esos monstruos eternos.
Esa era la gente que necesitaba rock, y el rock necesitaba de esa gente fresca, dispuesta a sorprenderse y a escuchar.
El salio con el tema de la guita y no se que mierda de que no es tan fácil, "antes si" dijo, pero ahora era un riesgo y otra sarta de boludes mas.
Yo tengo la idea de que el rock siempre tiene que ser un riesgo, es la magia y lo que causa adicción, el riesgo de no saber si a alguien le va a gustar o no, sorprender a la audiencia, entregar el alma por nada, eso significa para mi el rock y tengo a Morrison, Hendrix, Janis, Luca y otros para demostrarlo.
No hablo de la obligación de morir para demostrar tu amor, hablo de entregar todo de corazón sin esperar ganancias o regalías, de todo por nada, y si en esto se te va la vida o no, es parte del juego de la entrega total.
La gente muere por cosas mas tribales que eso, un ataque de corazón, la picadura de una abeja, un resbalón en el baño, lo que sea, y a veces ni siquiera se dan cuenta de que están muriendo, otros viven sin saberse muertos hace mucho tiempo.
El rock es para mi esto, todo lo que sos (por dentro y por fuera) por un par de caras en paz.
Esas son las personas que cambiaron mi vida, que me indicaron un camino al final del agujero en épocas difíciles.
"Pero no" dijo, había comenzado con el rollo de El Bote y que si no fuera por el no habría Charly ni Fito ni nada.
Le dije que si por el fuera todos tendrian que tocar El Bote para demostrarse agradecidos por los años de los años y mucho después también.
Se rió sin ganas y comenzó a levantar el tono, Andy abia empezado a tocar de nuevo pero a nadie en esa mesa le importaba (sospecho que a Andy tampoco)
Comenzamos a gritar
"Sos un cobarde de mierda" le dije
"Sos un pendejo irrespetuoso" dijo y tenia razón pero no en este caso.
Mi amigo empezó también a discutir y gritar, no nos importaba El Bote o el suicida tanguero de las vías del tren o quien era el dueño de todo el circo, nos dolía esa indiferencia artística y le reclamábamos respuestas que el no podía o no quería darnos.
Tenia la cara roja y pensé que le iba a dar algo, imagine los titulares "Pendejos irrespetuosos y pueblerinos matan de un infarto a legendaria estrella de Rock" en su epitafio podrían poner "No hice una mierda pero una ves escribí El Bote (¿o fue el suicida?)"
Continuamos por un buen rato, note que algunas personas (finas y caras, escapadas de alguna revista fashion anti-pobres) nos observaban, a el con lastima y a nosotros con odio.
Eso me caía bien, prefiero el odio a la lastima, de todas maneras esto no daba para mas y vino la chica-asistenta-moza-boludita con un gorila detrás.
Nos habíamos saltado la linea por varios kilómetros, ¡¡Dos pendejos de mas en el lugar emergencia, emergencia!!
Fue educada, me lo dijo todo al oído "Vamos a cambiarlos de lugar, por favor levántense" era obvio, ya no era nuestra mesa, nos levantamos y le pidieron disculpas a ese Dios bobo que me sonrió complaciente, fue el cierre de todas sus teorías, " yo soy yo, ustedes son nadie"

Nos ubicaron en una mesa atrás del todo, Andy comenzó con el ultimo tema de Jazz para almuerzos de tipos mal cogidos, nosotros nos olvidamos las latas en la mesa DE Pito, mala leche, no compramos mas, esto ya estaba por terminar.
La gente empezó a pedir algo de Police y el bueno de Andy hizo una seña con su dedo para nada educada y grito:
“¡Fuckyou Police!¡Fuckyou Police!”
Después se sentó por ultima ves y (Dios sabrá porque) comenzó con "Mensaje en la botella"
Fue lo peor, fue terrible, fue largo y triste, fue instrumental con dos guitarras acústicas.
Fue demasiado, nos levantamos y nos fuimos, a la mierda con Andy y Pito y toda la basura respetable que se considera de clase.

Caminamos despacio, nos habían robado la noche (y la guita) caminamos sin saber hacia donde, caminamos alrededor de una plaza como dos viejos en la tarde de un domingo.
Nos sentamos en unos bancos y fumamos en silencio.
"Que hijos de puta" dijo mi amigo.
"Si, la verdad que si" y volvimos al silencio.
No podíamos perder esa noche, teníamos que recuperarla a como de lugar.
"Mira allá ahí un pub, vamos"
Se levanto de mala gana y tiro el cigarrillo.
"¿Te parece?"
"¿Que mas puede salir mal?"
Con esto en mente entramos, nos sentamos en las banqueas junto a la barra, pedimos cerveza y maníes, la musica era buena y empezamos a sentirnos bien.
"Hola, como andan" escuche detrás mio.
Era la novia de mi amigo, pensé en sentarme en otra parte y no molestar pero ella me saludo y nos invito a los dos con otra cerveza.
Las cosas parecían mejorar.
Hablamos de cualquier cosa , pedimos canciones y mas maníes, trajimos whisky y licor barato y seguimos comprando cerveza, yo intentaba mantenerme fuera de la conversación,
estaba bien con la musica y mi vaso frió, mi amigo charlaba y de tanto en tanto me preguntaba algo, era bueno estar en ese momento y en ese lugar.
Mas tarde unas tipos subieron al escenario y comenzaron a tocar, creo, una canción de Hermética o V8, estaban tan borrachos como nosotros y sonaban horrible, pero no importaba, nosotros aplaudíamos y gritábamos, la situación aun era buena para mi.
Dejaron los instrumentos y se acercaron a nosotros.
"Quieren subir a tocar algo"
"Bueno" dijimos.
Honestamente, fue horrible, pero la gente del lugar se divertía igual, suerte de principiantes supongo, aplaudían y gritaban y nadie escuchaba nada y eso (gracias a Dios) era genial.
Cuando a el se le callo la guitarra yo decidí que debíamos bajar antes de llevar las cosas mas lejos.
Nos felicitaron, nos insultaron, nos invitaron cervezas, nos dieron consejos, nos pidieron que nos dedicáramos a otras cosas y todos tuvieron su parte de razón.
Yo me quede un rato mas sentado y le agregue maníes a el vaso de cerveza.

Ya era bastante tarde y no teníamos mucha plata mas, en realidad todo el asunto era siempre el mismo, gastar todo en cualquier cosa y destrozar la noche y destrozarnos nosotros. (generación decadente diría mi madre, y algo de razón tiene, aunque somos mas realistas mamá, y es difícil vivir sin cuentos de hadas)
Íbamos a tomar el colectivo, ya no quedaba nada mas, habíamos recuperado nuestra noche, empezamos a buscar la parada del colectivo para ella cuando de repente escuchamos:
"¡Que culo!"
Nos dimos vuelta al mismo tiempo, eran 4 o 5 boludos bastantes mas grandes, la situación no era propicia, nosotros cansados, ellos eran mas y teníamos a una mina medio descompuesta.
Nos miramos y decidimos ignorarlos, pasaría, como un pequeño rasguño en el orgullo.
Pero no, empezaron (ahora varios) a romper las bolas por demás.
"¡Que buen culo! Jajaja, ¡Pasen para este lado! Jajaja"
Que pedazos de hijos de puta, que mala suerte mas insistente nos perseguía para robarnos nuevamente nuestra noche.
Dejamos a la novia de mi amigo y fuimos a enfrentarlos, decididos a perder pero con orgullo.
Nos miraban y se reían, ellos también estaban borrachos pero nosotros teníamos una misión, salvar la noche, nuestra noche.
Contar lo que se dijo es en realidad una perdida de tiempo, es lo mismo que cualquier pelea de borrachos " Que mierda te pasa" "Te voy a romper la cara" "Quien carajo te crees que sos" etc, etc, etc.
Nos mantuvimos empujándonos y amenazándonos como animales muy estúpidos y cuando finalmente venían las piñas (que es por lo que todo lo anterior vale la pena, al menos para mi) mi amigo le dio un beso en la boca al mas grandote.
Yo pensé "ahora si la cagaste del todo" osea, un tipo puede bancarse que le peguen o lo insulten, pero quedar como un puto delante de sus amigos es mas de lo permitido.
Se lo quería comer, lo quería reventar como a un insecto, lo manoteo del cuello dispuesto desaparecerlo para recuperar su integridad de súper macho perdida después de ese beso.
Y yo lo vi todo, no se como pero lo vi, agradezco a cualquiera sea el ángel que me lo permitió, vi aquella navaja de mango rojo saliendo, como una víbora de metal, como algo de una pesadilla.
Ya no era divertido, mi amigo pensaba matar a ese tipo, era un viaje a “Jodiste tu vida” seguro.
Vuelvo a decir que no se como hice o como lo vi, pero llegue hasta el ( y estoy seguro ) unos minutos antes de que llevara esa maldita navaja a el estomago del idiota que (tambien estoy seguro) ni se imaginaba tirado en una calle de San Telmo, desangrandose por decir “culo”.
Lo aparte de aquel idiota mientras que vi por el costado a uno de los otros asercandose por atrás, me pego un buen sopapo en la nuca que me ardio bastante, de todas maneras segui alejandolo, tenia la mano mia sobre la de el con la navaja dentro de ambas.
El hijo de puta del sopapo quiso intentarlo de nuevo, logre ponerle una patada en los tobillos de esas que duelen por varios dias, volvio para atrás con los otros.
Estaban pensando como hacernos mierda rapido, chicos organisados y pajeros, nosotros estabamos en la vereda de enfrente, ahora era el momento de arreglar el tema de la navaja.
Hable al odio, era nuestro problema, a la mierda con esos hijos de puta.
Le dije:
“Escuchame, vos estas loco, deja esa navaja ya”
Y el:
“Lo quiero hacer mierda, esa pelotudo de mierda, lo voy a hacer mierda”
Todo susedia bastante rapido y en susurros, yo crei de corazon que no podria sacarle esa navaja, pero (otro milagro del angel) finalmente la dejo caer al suelo, justo a mis pies, los idiotas no lo notaron, no saben lo cerca que estubo todo de irse a la mierda, mejor pense, simplemente mejor, hay cosas que es mejor dejarlas asi.
Mientras tanto ellos venian, listos a terminar con esos dos pendejos de mierda (¡¡¡Y ensima uno de ellos los beso!!!) nos pusimos uno contra el otro, hibamos a seguir hasta el final, ya sin el tema de la navaja en medio toda mi consentracion estaba en ese grupo de pajeros.
Supongo que fue por eso que no vi cuando llego el movil policial ni al miliquito que se me hacerco de atrás, pero cuando lo vimos todos quedamos inmoviles, una cosa es pelear y otra terminar en cana (y seguro golpeados o quien sabe algo peor) y nadie quiere terminar su sabado rodeado de policias gordos que te utilizan como pelota.
“Que pasa aca señores” utilizo voz de policia forro, seguro que lo era.
“Nada oficial, nada” dijo el idiota que fue besado y mientras hablaba me paso un brazo por el hombro (una especie de abrazo de “Somos amigos de toda la vida, no hay problema”) yo me quede quieto, resé porque mi amigo no dijera nada, no era de los que saben el arte de hablar bien despues de tomar por demas.
Cuando el bobo termino de explicar que heramos todos amigos y estabamos aclarando cosas pero nada serio ( aun me sostenia, porque en realidad esa era la idea, que no me escapara, habia cosas que aclarar con nosotros todavia) el policia lo miro serio, como buscando algo (olfateando el miedo)
“De que estan hablando, yo lo que quiero saber es quien hiso todo esto”
Señalo detrás nuestro, a todos los autos estacionados, por un momento no entendi nada hasta que mi amigo me dijo que mirar.
Todos los vidrios de los autos estaban rotos, todos, todos, todos.
No fui el unico sorprendido, los idiotas (y el que me tenia agarrado) abrieron sus bocas a la par de sus ojos y se asercaron a ver (instinto pavo el de ellos, no se que esperavan encontrar) el policia los miraba y nos miraba a nosotros, estaba decidiendo que hacer, llamo al otro que estaba dentro del movil y salio como una flecha, tal vez pensaba que teniamos la bomba atomica en el bolsillo o algo haci.
" ¡A ver, todos contra el patrullero, abran las piernas carajo!"
La rutina de revisar, palpar es la misma, la idea es hacerte sentir el tipo mas insignificante del mundo, es en realidad mas que todo algo psicológico que a ellos los hace sentir poderosos y a uno mierda.
Me zamarrearon bastante, me tocaron las bolas y el culo, capas que eran medios putos porque se tomaron su tiempo.
Al final no encontraron nada, supongo que cualquiera con dos dedos de frente sabe que no es fácil esconder 10 o mas stereos debajo de la ropa pero como dije, es solo otra manera de decir "Nosotros podemos matarlos y ustedes no" nada mas y nada menos.

Nos devolvieron los documentos (algún presagio me hizo traerlos, gracias por eso) dejaron ir al grupo de boludos (que ya no tenían ganas ni de seguir peleando ni de mirar culos ajenos) y después a nosotros, comenzamos a cruzar al calle en dirección a la novia de mi amigo, estábamos llegando cuando escuche de nuevo al policía.
"¡HE! ¡¡PAREN AHÍ!!"
Nos detuvimos y giramos hacia el, estaba agachado con el arma apuntándonos, mas atrás el otro (el poli-flecha) venia a toda velocidad con la pistola en la mano.
Pensé "Solo es necesario que ese idiota se caiga para que me mate de un tiro, eso seria casi un insulto, morir por un policía hiperactivo, morir sin querer"
El que parecía el jefe dejo de apuntar (estaba el poli-flecha para eso) y levanto algo del suelo.
Casi me largo a llorar en nombre de toda la puta mala leche del mundo, era la reputa navaja, la que hice que tirara mi amigo, ¡Mierda! ¡Mierda! Y ¡¡RECONTRA MIERDAAA!!
Hablo tranquilo, no tenia necesidad de gritar, tenia el arma desenfundada y al poli-flecha apuntándonos, se acercó despacio y nos mostró la navaja.
Estábamos hasta las bolas, vidrios rotos, borrachos, muy tarde, muy solos, no vislumbraba la salida de todo esto, era el momento ("por una ves en la vida" era la voz de mi madre) de hacer las cosas bien.
Lo lógico,
lo que todo buen ciudadano
decente,
limpio
y trabajador
debe hacer,
nuestro acto civil del día:
¡¡¡MENTIR E INVENTAR Y SUPLICAR ASQUEROSAMENTE Y NEGAR TODO DE TODO Y MENTIR Y MENTIR Y MENTIR!!!
Y logramos convencerlo de que esa navaja no tenia nada que ver con nosotros, esa puta navaja era huérfana o de algún boludo que vivía en saturno o de Jesús, pero por todas las vírgenes del mundo, NO-ERA-NUESTRA-NI-NUNCA-LO-FUE-NUNCA-
¡¡NUNCA!!

Fue un logro que pocas veces he vuelto a repetir, se dio vuelta amenazando con revisar la navaja en la comisaria detalladamente, por lo que a mi respecta la podía revisar con un puto microscopio o metérsela en el culo, nosotros habíamos agotado toda la cuota de suerte que nos correspondía al año, nos íbamos de San Telmo con el culo entre las patas, con la cara casi intacta, nos íbamos y punto.
Llegamos a la parada y como si alguien me escuchara vino el colectivo y se llevo a la novia de mi amigo, listo, ahora a casa, tenemos nuestro sábado, es un rehén feliz, lo que venga que venga pero por hoy ya es suficiente.
(Chau quienquiera seas hasta nunca, mejor lejos que cerca)
A media cuadra estaba la parada nuestra, esperamos fumando y matando un temblor de manos merecido.
Llego el 124, subimos y salimos de ese (ya domingo) sábado perdido y ganado.
No hablamos de nada en el camino de ida, teníamos sueño y los nervios destrozados, la borrachera era un recuerdo borroso, la policía se encargo de ponernos frescos, me dormí mirando las calles y a la gente yendo a su trabajo, lo ultimo que pensé fue "ovejas, es como contar ovejas antes de dormir"
Después baje en ese bar de la calle Anchorena (no para tomar lo juro sobre todas las biblias que quieran) convencido que mi amigo había bajado allí, seguro de que estaba en el baño y el mozo mirándome como a el idiota que era.

Mucho después llegue a mi casa y me tire en la cama pero sin poder dormir.
Mi amigo en realidad se quedo dormido en el bondi y termino en el Jardín Botánico, cansado y (como yo) volviendo a casa.
Tenia que levantarme, tenia que reaccionar, el mundo llama y como grita por Dios.
Me duche y salí (yo también oveja) rumbo al trabajo, cuando llegue note que no me había afeitado y tenia los ojos chiquitos y rojos, mala cara para atender, mala cara para esta vida, me senté en el piso del baño y pensé si en realidad habíamos recuperado o no nuestro sábado, era solo un tipo con un recuerdo fragmentado, decidí que si y me dormí allí mismo, en paz conmigo mismo y ausente de ese domingo húmedo que no reclame y no fue de nadie.

Texto agregado el 30-12-2004, y leído por 168 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]