TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / LA_COLUMNA / Sexo, mentiras y obispos ( columna para un jueves en rojo )

[C:80720]

Mira abuelo, tenías razón. Anteayer el secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, después de hablar con la ministra de sanidad, dijo, para pasmo de todos, que los condones “tienen su contexto en una prevención integral y global del sida”. Yo creí ver un agujerito minúsculo en la monolítica roca católica por el que pasaba la luz, pero tú, me dijiste que no les dabas ni veinticuatro horas a esas declaraciones. Como siempre, tenías razón.

Ayer se reunieron los ejecutivos de la iglesia y, tras muchas horas de reunión (quién sabe lo que le hicieron al deslenguado portavoz) dijeron que no, por favor, faltaría más “la doctrina católica sostiene que el uso del preservativo implica una conducta inmoral (...) De acuerdo con estos no es posible aconsejar el uso del preservativo, por ser contrario a la moral de la persona. Lo único verdaderamente aconsejable es el ejercicio responsable de la sexualidad, acorde con la norma moral”, o sea, nada de fornicio, como decías tú.

Cuando te conté que un representante de la iglesia, preguntado sobre si sería moral el uso del condón si en un matrimonio (cabal, como Dios manda), uno de ellos contrajera el VIH, por ejemplo debido a una transfusión de sangre afectada, contestó que no, que lo que tendría que hacer es acudir al médico para que le suministrase retrovirales o bien se abstuviese de practicar el sexo; tú me dijiste que no sabías de qué me asustaba, que no me olvidara de la historia. Me explicaste cómo la congregación de la curia católica que ahora se encarga de velar por la moral, la Congregación para la Doctrina de la Fe, era la heredera de la Santa Inquisición.

Ahora, fíjate que Naciones Unidas para el Sida (UNAIDS) y la Organización Mundial de la Salud consideran que esta prohibición es “una falta grave que cuesta vidas humanas”. Porque no sólo se lo prohíben a sus fieles, sino que están desarrollando una campaña “científica” en contra de la eficacia del preservativo. ¡Pero qué sabrán de ciencia ellos! exclamabas y añadías, si en el siglo XIX estaban en contra de la vacuna contra la viruela (me río y me detienes diciendo que esto es muy serio).

¿Qué tienen en contra del sexo? O, mejor, ¿cuál es la razón de esa obsesión con el sexo? ¿Cómo pueden ser capaces de permitir que su prohibición aumente (aunque sólo fuera en una persona) la tasa de mortandad por sida, o la de embarazos de adolescentes, sólo por la creencia de que una campaña en favor del uso del condón lo que hace es promover el sexo desenfrenado? ¡Qué lejos de la gente están!

Me miras asintiendo mientras suelto el discurso y me propones que lo escriba para la columna de esta semana y lo hago.

Sólo añado que pocas cosas hay que superen a una buena relación sexual, quizá hablar contigo. Así que haciéndome eco de las campañas de la ONU, la Organización Mundial de la Salud, del vendedor de periódicos de la esquina, del taxista que me llevó a la estación, del grupo de chicos que hablaban a la salida del instituto de secundaria, de la Juani del pueblo del Herrerito, de mi republicano abuelo: si tienes la fortuna de tener una relación sexual PÓNTELO o PÓNSELO y disfruta.

Y los obispos (parafraseando a mi colega Nomecroná en su columna de esta semana) que se vayan a la mierda.

Madrid, 20 de enero de 2005
Juan Rojo

Texto agregado el 20-01-2005, y leído por 383 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
31-08-2005 Es que hay que ver... que dificil es llevar la Fé con algunas cosas que pide la iglesia... Digamos que yo me arreglo mejor con el jefe y paso de los intermediarios.. yo se lo pongo, ajajaja...un susurro* susurros
31-01-2005 Mi gran y noble amigo Juan: Conseguí el libro donde sacaste la idea. Tiene excelentes intuiciones..pero hay errores históricos que serían cmprensibles que se dijesen precisamente en el siglo XVIII. Cuando predomina la ideologia, la realidad se oculta, me parece. Estoy leyendo un libro ya viejo, de Otto Rank, quien abrió, entre otros el estudio sobre los mitos...interesante... Aunque ya venía de los románticos alemanes. Creo que en varios países hispanos aún seguimos enganchados a la Ilustración, sin poder superar sus falencias en este aspecto...y estamos en el siglo XXI. Sería para una mesa redonda. Me parece. Un gran saludo para tí y flia. Máximo islero
24-01-2005 Querido Juan: Ante todo te felicito por la forma publica y privada en que haz rectificado, hacerlo en cosas del saber, es de sabios. El tema me parece de actualidad y relevante. Dejas sin decir algo fundamental; estas instrucciones de la iglesia, como algunas otras, tienen una importancia fundamental en los países con fe ciega; a esos paises, entre otras, es la iglesia la que los mantiene en el subdesarrollo. Aquí, donde tu y yo escribimos, que más da, si finalmente haremos lo que nos apetezca, perdimos el miedo al infierno. Mucho habría para dialogar como dice islero, pero este no es el lugar. Mis estrellas por el tema y por tu capacidad de reacción. Un abrazo. Saitek
24-01-2005 FE DE ERRATAS - He suprimido la frase que empezaba "cómo para la iglesia católica la mujer no tuvo alma reconocida hasta el Concilio de Trento en 1530 ...", a sugerencia de mi amigo Máximo (islero, véase su comentario a La Columna), porque, aunque la tomé del libro "Mujeres e Iglesia, sexualidad y aborto en América Latina" (Ana María Portugal, publicado por Católicas por el derecho a decidir, 1989), cometí la estupidez de no contrastarlo con los propios textos del Concilio de Trento. Tras hacerlo no he encontrado fundamentos que sugieran que es cierta. Sólo me queda entonar el MEA CULPA y rectificar. JuanRojo
23-01-2005 ¡Qué lejos están de la gente!!!!!!!! Salvo honrosas excepciones, que las hay, y que no emiten opinión para evitar el sablazo, o que se la bancan y terminan fuera de la institución... Lo que encuntro penoso en nuestro país es la profusa difusión que algunos medios importantes le dan a la "interminable y obsoleta oposición de la SMI al uso del preservativo". Hay muchos estamentos, desgraciadamente con poder, que continúan sistemáticamente "Lejos de la Gente", como si al acercarse a la gente podrían contaminarse, diluirse, y desaparecer... un abrazo albertoccarles
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]