TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / absinthe / todos los hombres...

[C:83393]

- de que lado de la cama te gusta dormir? preguntó, con menos tensión.
- eh... con alguien al derecho, sólo, bueno, con los brazos abiertos
- y por qué con los brazos abiertos?
- para saber que estoy solo.
leo le gusta. es atrevido, tierno, demasiado interesante como para dejarlo pasar. no son parecidos salvo, que ambos estudian diseño, los dos fuman lucky, los dos odian la cumbia y les fascina esta playa.
sonrieron. luego, un silencio apacible. pero luego se percibe denso.
“esto vuelve a ser como antes” dice, mientras ve a unos tipos que están sujetos de las boyas. la comunicación se resumía a gestos, frases cortas, y acotaciones sobre el paisaje; es complicado, y siempre lo será el declarar tu amor a otro, más aún como son las cosas. sabe que es ahora o nunca. lamentablemente no queda ambiente como para seguir adelante: ya no hay cigarrillos, la pelota quedó bajo la toalla de una vieja inmensa, el viento levanta el ánimo de volver a casa, el bronceador está abierto y tiene arena en la punta. sin embargo el olor es bacán, fresco, como algo nuevo que recién esperabas; especie de piel portátil y, oh maldito sol veraniego haz tu trabajo!
se ven bien juntos. pero, nada. lo siguiente fue un proyecto de recomenzar el diálogo pero el tema político tenía harto a leo.

mejor me callo, sí, mejor. total queda para la puesta de sol, el ocaso, el comienzo con final.
- hola!
lo indeseable e infaltable. tres minas regias y no inteligentes, apabullan nuestra tranquilidad; destacadamente prominentes con carita de “andábamos solas así que...”
las conozco del colegio. eran señoritas adentro, pero afuera uf! todavía me acuerdo del carrete de despedida del pipo el viernes pasado, porqué se fue a chillán a estudiar veterinaria; son las típicas huecas sueltas que dejan la cagá. ellas llegan barsamente, suben la música, se toman una piscola y empiezan a sacarse la ropa y todos los babosos les agarran el poto y las tetas. en ese rato fui a acompañar al pipo y su polola que últimos de raja, mientras los otros seguían su webeo ordinario con el trío de “actrices”. menos mal que leo no andaba. no sé si le contaron...


fluían de su mente frases tan armoniosas como delicadas, pero cuando quería emitirlas era demasiado tarde. no era su día.
en un momento en que las minas hablaba al mismo tiempo, sintió que los ojos de leo le observaban como nunca. como pidiendo ayuda. no miró. pero pensó que debe haber sido algún lapsus físico-mental, de esos que dan de repente, cuando te quedas mirando eternamente al exterior, desde una ventana, o un sillón, o el borde de un libro, o una chuña de tonterías, hasta que retomas atontadamente tu cotidiana observación, con cierto gusto desabrido, onda cortocircuito. ese lapsus físico-mental, de por si le complace.


ya es demasiado! llevan un poco más de una hora con nosotros hablando de sexo, fiestas y conocidos rebuscados. se fue una, quedan dos. no es lo mismo; ahora es más intimo, de amigos cálidos, que quieren!
leo les sigue el cuento. yo ya no. intento idear un plan para sacarlas de aquí y nos dejen solos. hay mucha gente y niñitos que corren y...
comienzan las risitas. esas famosas risitas, acompañadas de movimientos antiestéticos pero insinuantes, que incluso me molestan, y esas manos que amasan la arena, la tuercen, juegan con ella, da gusto, tenta.
de pronto una se despide y se va, luego marcela la “más hot” de todas se reincorpora radiante toma las manos de leo y lo levanta. la otra se va. sus cuerpos quedan marcados en la arena, los ojos en el aire y la deseada puesta de sol presenciada, me despierta la ira.
no aguantó la muy putita. desgraciada.
- leo me vas a dejar a la escalera?
- [me mira] ya poh, me esperas aquí? – de su bolsillo saca un bigtime y me lo da. como pagándome el favor de esperar. q se cree!
- chao!
- chau.
caminan 2 pasos. se detienen. él voltea:
- espérame, vuelvo en un rato.
- anda no más, si no me voy todavía.
habiendo cometido el primer error al responderle afirmativamente, me tumbé en la arena y encontré un cigarrillo botado a escasos metros. que bien. mi primera intención fue prenderlo [tenía hambre], pero recordé que leo debía volver, así que lo guardé dentro de mi zapato izquierdo, desistí, lo cambie al derecho, porque dijo que dormía hacia el lado derecho, significará este cigarillo que queda esperanza? quiero creerlo. existe la fortuna.
con tal, que cometí el segundo error de la tarde: al mirar distraídamente los asientos que bordean a la playa vi a leo besando a marcela. no es justo, se arruinó.


se tragó el chicle que masticaba. se asustó, pero comenzó a sonar en los parlantes esa canción tan tan triste y así, como que todo ese sector de la playa supo de su pesar. se dio cuenta que el rato no sería rato, además era ya tarde. sacó el cigarrillo del zapato lo puso en sus labios secos y furiosamente lo encendió mientras ordenaba sus cosas y las metía dentro del bolso. eran cinco, cinco cosas, cinco leseras, cinco pérdidas, cinco falsedades, otro hombre, otro inexplicable, otro incomprendido y secreto amor de verano. “al menos acabo rápido”. miente. más le duele.
escupe sobre la arena. quizá aquel escupe es más parecido a sus lágrimas flotando sobre las fotos, en donde ve con toda claridad e impotencia a un estudiante excepcional, un deportista esforzado, un amigo difícil de hallar, un nieto, un sobrino, un hijo, un hombre, que encerrado en ese cuerpo piensa como fémina, como un ser que desafía al sexo y quiéralo o no lo confunde. se va. una vez más el amor queda oculto en las paredes de su closet, de su naturaleza difícilmente comprendida.
“son todos iguales...”

Texto agregado el 02-02-2005, y leído por 352 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
03-10-2005 que final, tan desafortunado o tan comun, o esperado, no creo que todos sean iguales seria una tragedia no?... selegna
04-03-2005 Otro mamarracho de éste engendro. Muy malo. Como escritor sos una persona absolutamente ridícula. Bin_Trolen
04-02-2005 Interesante la hondura psicológica que alcanza este texto sorprendente por varios motivos y extremadamente seductor en todo su desarrollo. Un saludo. mariog
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]