TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / anitalu / El Final

[C:84106]


EL FINAL
Yo soy el camino; y la verdad; y la vida...
(San Juan 14:6)

Quedan pocas horas para que el mundo se acabe. Los días están huérfanos de luz, sólo existe la noche larga de tinieblas que tejen una malla densa, asesinando al sol y desintegrando las estrellas, mientras la luna se desvanece blanda entre bosques cercenados y en ríos donde la tristeza humana logró secar las aguas. Los mares alborotados con grandes olas de terror traen la presencia de la muerte. Toda forma de vida sucumbe, se agota en la fuerza de los vientos que sopla la pestilencia de los pecados terrenales.

Quedan pocas horas para que el mundo se acabe. En el cielo negro de esperanza hay una puerta blanca y allí está Jesús, mirando el final de la agonía humana. Piensa, medita y pide misericordia a su Padre mientras suaves lágrimas recorren su delgado rostro, reflejando la derrota que siente su alma ante el triunfo del Mal. Es entonces cuando un cuervo de mirada fría vuela cerca del Nazareno y le deja caer a sus pies un sobre color fuego. Luego el ave se aleja y se pierde en el infinito sonriente de odio. Las pulcras manos de Jesús sacan una carta del sobre y comienza a leer:

“Jesús:
Gracias a mi obra el mundo está destruido... pero yo también lo estoy, ¿sabes por qué? Porque todo el mal que he causado durante milenios ahora se ha vuelto contra mí. Me han bajado las defensas y estoy contagiado con todas las pestes. El odio que he destilado me ha provocado úlceras múltiples. Jamás he sentido amor ni compasión, tampoco me siento querido y esto me ha convertido en anoréxico. Mis ansias de poder absoluto me tienen estresado. Estoy adicto a todas las drogas existentes, las que han deteriorado mi piel y mi mente. Las catacumbas donde vivo huelen a la sangre derramada en las guerras que provoqué. Ese lugar está repleto de almas pecadoras que se incendian en las llamas que antes eran mi abrigo, porque ahora no quiero estar allí. Jesús, estoy deprimido, no doy más. Muy a pesar mío reconozco que estoy cansado y he decidido renunciar. Te devuelvo el mundo, porque tú eres el Mesías... tú lo salvaras.

Se despide para siempre,
Lucifer”.

Quedan pocas horas para que el mundo se acabe. Jesús terminó de leer la carta y la dejó caer al vacío. Su mirada clara de bondad recorrió el mundo que daba el último respiro... todo estaba a punto de terminar. Extendió sus manos para acariciar el universo entero y el Amor se hizo presente en un coro de querubines gorditos que cantaron un himno a la Paz. El Nazareno y cientos de ángeles comenzaron a descender a través de las tinieblas y éstas se desvanecían para dar paso a un cielo limpio. Cuando llegaron a la tierra estaba temblando fuerte y la poca vida que iba quedando se aferraba con fuerza para no morir. Jesús caminó tranquilo y a cada paso todo se iba calmando, como se calma un niño que llora hambriento cuando siente en sus labios el sabor de la dulce leche materna. Le ordenó al viento un huracán sanador que arrasó con toda la maldad existente. Hizo que los mares se tornaran puros y los ríos se llenaran de agua fresca para que los humanos saciaran su sed y lavaran sus pecados. El cielo lloró emocionado la salvación del mundo en una lluvia que hizo renacer a todos los seres vivientes. Luego vino el sol y tras él una gran luna alba, rodeada de estrellas impacientes por brillar.

Ardiendo en su propio fuego Lucifer se consume poco a poco, apenas balbuceando un sollozo. Las catacumbas son grandes bolas de ceniza ardiente que emergen desde el fondo de la tierra y se desintegran explosivas en el aire. Entonces son absorbidas por la fuerza misteriosa del Triángulo de las Bermudas. Desde hace pocas horas el mundo ha vuelto ha nacer.



Texto agregado el 06-02-2005, y leído por 252 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
06-05-2005 Esto sería esperanzador si algun día se cumpliera. Me ha gustado franlend
04-03-2005 Me encantó, provoca emoción y esperanza por un mundo mejor. Mis * y felicitaciones. Palom_a
15-02-2005 Pues es un indicador de que aunque todo esté perdido, en las tiniebla siempre hay, aunque sea, una pequeña luz de esperanza ¿No? Numock
11-02-2005 muy bien escrito, es un testo lleno de filosofia. el Tao de Lao Tze dice que el mal y el bien se complementan uno no existe sin el otro...mientras más grande sea el mal, más grande será el bien que lvendrá a continuación. Con el maximo de estrellas posibles te dejo este pensamiento de Sócrates linda: "Mi deseo seria,Crito, que las masas fuesen capaces de hacer el peor de los males, pues entonces también lo serían de hacer el mejor de los bienes;!Y esto si que seria bueno!(Socrates) fredonedi
10-02-2005 está bien elaborado, pero parece mas una reflexión que un cuento....por el tema...de todas formas como te digo está bien construido y eso cuenta.... rafaga
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]