TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / La Columna Epistolar sigue recibiendo colaboraciones. Esta vez, carta de Maravillas.

[C:84635]


Mi muy querido y admirado amigo Julio Enrique (Borarje):

¿Y qué decirte, en este próximo San Valentín? Mis más sinceras felicitaciones por el éxito obtenido en tu última Columna. Dice el refrán popular que, a la tercera va la vencida, y no se equivoca el dicho castellano, a tenor de los comentarios obtenidos en esa magnífica Columna que tan bien diriges.

Esa última invitación a abrir en este espacio de cuentos, reflexiones y poesías, una Columna dedicada a la epístola es un mérito tuyo muy bien merecido, no solamente por el esfuerzo desplegado, contra el viento y la marea del devenir humano, repleto de suspicacias e interpretaciones maliciosas, sino también por la alta calidad literaria con la que has conseguido resucitar esa rama tan importante del árbol de la literatura, que es la carta. Así lo definió nuestro querido y admirado poeta “Sapo”, en un comentario que hizo a una de mis misivas, (no recuerdo si dirigida a ti o a nuestra querida y común amiga cuentera, Meci).

No puedo por menos que sentirme gratamente recompensada al saber que se logra con ello dar un mayor espacio a la meditación íntima, a esa reflexión espiritual e interna, que nace directamente del alma, cuando lleva, como la poesía, esa mezcla de delirio.

La carta nos invita también a dejar el pensamiento, la cotidianeidad del vivir, la intrahistoria de cada uno de nosotros, que es, en definitiva, la historia de todos.

Un nuevo espacio has abierto en esta página, para que siga respirando la palabra, el diálogo, la comunicación o comunión, el encuentro y el intercambio, desafiando a los agoreros circunspectos, al tiempo y a la distancia.

Y qué más decirte, Julio Enrique, de este género que amo tanto ¡Tanto, como amo la autenticidad de la palabra ¡ ¡Tanto, como admiro el valor en el amigo! ¡Tanto, como la sinceridad en el vivir, y la coherencia entre lo que se piensa, se escribe y en realidad se vive!

Siguiendo con las cartas, quisiera ponderar con ellas, ya que nos acercamos al mes, y al día, en el que los enamorados de todo el mundo celebran, un 14 de febrero, la fiesta del amor, y con él, el flechazo de la carta; de ese Cupido, ángel arquero, que nos trae en su misiva el amor envuelto en letras, y nos dispara besos con sus flechas, clavándolos en nuestra piel, para destacar la importancia que tiene la palabra, como caricia que rompe el aislamiento de la soledad del ser.

Y... recordar también ¿Por qué no? A esas palomas mensajeras, aves fieles y con un alto sentido de la orientación, que entrenadas, y tan blancas, como esas plumas, que movidas por nuestras manos, dibujaron con su tinta las letras de los pliegos, van en su pico transportando, un regalo de palabras de consuelo, amistad y.. ¡AMOR¡ Si! ¡Claro que sí ¡ Palabras de amor, de amor del bueno, de ese que dura; ese amor que has prodigado en tus cartas a tu amiga Maravillas, que se quedó extasiada y maravillada para siempre, sin poder desprenderse de ese “sueño de autenticidad y amistad” que encontró en tus cartas, en tus palabras, en tu respeto, y en ese cariño que... Una Alicia que, en el País de los “Los Cuentos.Net” fue ayudada con tu cariño y tu apoyo a superar esa prueba del espejo, y atravesó la pantalla, sin perderse. Y todo eso, te lo debe a ti, Julio Enrique.

¡ Currucú, paloma ! Y que viva y siga viviendo la limpia y desinfectada prueba de control de calidad que es la amistad auténtica! ¡Por siempre y para siempre...!

Un beso grande para ti de tu fiel amiga, que te quiere mucho, Alicia (maravillas).


P.D. No te olvides de esa colmena de besos de miel para toda la familia de Cancún, eh!!!.

Texto agregado el 09-02-2005, y leído por 195 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
26-02-2005 Alicia, magníficio tu texto. Claro y valiente. Dijo Hegel de los sermones del Meister Eckhert: "es un alimneto demsaido fuerte para estómagos débiles"... Hablas de COHERENCIA entre pensamiento, sentimiento, palabra y acción. Claro, amiga. La epístola, cuando es auténtica, conduce suavemente a esto...a lograr cada vez esta unidad rota que todos tenemos...algunso a cara descubierta... La desintegración del ser humano, en la actualidad, cala niveles cada vez de mayor hondura. Hasta el punto que se habla, creo que con razon, que están apareciendo generaciones sin padres. Me salí del tema, todo por la coherencia, que me impresionó, ante tanta charlatanería, en nuestro pobre y sufrido continente...aunque la vieja Europa tampoco se salva. Un abrazo. Máximo. Ah, te canto 5 estrellas. islero
11-02-2005 A esto se le llama aplicarse el cuento, fabuloso. barrasus
09-02-2005 Bonita y emotiva carta, sí señora. margarita-zamudio
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]